• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @jansorena: Y, de paso, se impone una visión negativa a la actual minoría hispana en EEUU sobre sus orígenes. Además de ser tratados en… 3 hours ago
    • RT @jansorena: Con el legado hispánico, sin embargo, todo vale. Se impone a la opinión pública una visión centrada casi con exclusividad e… 3 hours ago
    • RT @jansorena: No me imagino un incidente en Trinity, la iglesia más vieja de Nueva York, o en el Capitolio de Washington que sea contextua… 3 hours ago
    • RT @jansorena: El incendio está bajo investigación, pero no se descarta que fuera intencionado y parte de los ataques al legado hispánico d… 3 hours ago
    • RT @jansorena: Es una iglesia de 1771, a punto de cumplir 250 años, el principal edificio de una misión, dentro de la red que estableció Fr… 3 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

‘Planeta Web 2.0’ salta de la red al papel, del gratuito al pago

Gracias a Marcos Palacios me entero de que Planeta Web 2.0 ha superado en menos de medio año (lo colgaron en septiembre pasado de forma gratuita) la prueba de la red, lo que le catapulta directamente al papel. Curioso recorrido inverso, y no sólo por pasar de lo digital a lo analógico cuando lo habitual es lo contrario. La transmutación desde lo gratuito al pago es algo que también habrá que observar.

Los pioneros marcan camino mientras que los mirones nos limitamos a señalar con el dedo.

Descargar libro

Hugo Pardo, uno de sus autores (el otro es Cristóbal Cobo), informa de ello en Twitter, que también es una forma novedosa de hacerlo:

Más de 90.000 copias bajadas de Planeta Web 2.0 y esta semana sale de imprenta en México DF la versión papel “revisited”. (Twiter 02:03 AM May 05, 2008 from web)

Supongo que esta entrada -la mía, no la de Pardo- sirve más de felicitación que como reseña de lectura aconsejada, que también. Porque se trata de un libro que rastrea perfectamente los territorios ideólogicos que fundamentan el universo tecno-social que nos rodea. Unas letras para centrarnos sobre lo que hablamos cada día en esta parte de la blogosfera, vamos.

Como sus autores confiesan: “pretende desde su primer capítulo ser un aglutinador de ideas, al diseñar un breve marco teórico para el darwinismo digital de la World Wide Web y recopilar un vasto mapa de lecturas para aquellos interesados en comprender y profundizar en este momento evolutivo de Internet”.

Pues nada: pasen y festejen el éxito o pasen y lean.

El progreso como amenaza

Zygmunt Bauman“Hasta ahora el ‘progreso’ era una promesa de felicidad universal y duradera, la manifestación extrema del optimismo radical. Pero ahora, el ‘progreso’ representa la amenaza de un cambio implacable e inexorable, que lejos de augurar paz y descanso, presagia una crisis y una tensión contínuas que imposibilitarán el menor momento de respiro. El progreso se ha convertido en algo así como un persistente juego de las sillas en el que un segundo de distracción puede comportar una derrota inapelable. En lugar de grandes expectativas y dulces sueños, el ‘progreso’ evoca un insomnio lleno de pesadillas en las que uno sueña que ’se queda rezagado’, pierde el tren o se cae por la ventanilla de un vehículo que va a toda velocidad y que no deja de acelerar.”

Genis Roca reflexiona recoge esta cita mientra reflexiona sobre el libro “Tiempos líquidos. Vivir en una época de incertidumbre”  de Zygmunt Bauman (Polonia, 1925), el autor que le reconcilió con la sociología.

Parece que habla de esos periodistas para los que la tecnología no es una herramienta, sino magia; y el progreso es un futuro incierto lleno de enemigos desconocidos.

Una vez descrito el problema,¿qué podemos hacer para solucionarlo? Genís ofrece su fórmula, que no es sencilla:

“La ciencia nos ha facilitado los dispositivos que han hecho posible una nueva sociedad. Ahora es necesario el pensamiento, la filosofía, para aprender a vivir en ella y a relacionarnos. A ser sociales, a ser humanos.”