• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @jansorena: Y, de paso, se impone una visión negativa a la actual minoría hispana en EEUU sobre sus orígenes. Además de ser tratados en… 5 hours ago
    • RT @jansorena: Con el legado hispánico, sin embargo, todo vale. Se impone a la opinión pública una visión centrada casi con exclusividad e… 5 hours ago
    • RT @jansorena: No me imagino un incidente en Trinity, la iglesia más vieja de Nueva York, o en el Capitolio de Washington que sea contextua… 5 hours ago
    • RT @jansorena: El incendio está bajo investigación, pero no se descarta que fuera intencionado y parte de los ataques al legado hispánico d… 5 hours ago
    • RT @jansorena: Es una iglesia de 1771, a punto de cumplir 250 años, el principal edificio de una misión, dentro de la red que estableció Fr… 5 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

La información que da una factura

Es lamentable que Elpaís.com no reproduzca hoy la factura de lo que han tomado periodista y entrevistada en su sección ‘Desayuno con…’ de la última página, algo que sí hace en papel. La entrevista pierde uno de sus ingredientes más atractivos y mucha información entre líneas.

cafe.jpg Juan Cruz entrevista a Blanca Marsillach mientras ambos desayunan opíparamente en Hotel Palace de Madrid. Resultado 54,57 euros.

Casi el doble de lo que Berna González se gastó con Joaquín Reyes en el restaurante Duelos y quebrantos, también de Madrid. Y eso que era un almuerzo. Pero se contuvieron y tomaron dos menús. Curioso que esa vez Elpaís.com hiciera despiece de la factura. Normalmente suele hacerlo.

Lula Gómez y la activista Mercedes Hernández, desayunaron simplemente café. Juan Miguel Muñoz y el armenio Kevork Kahvedjian, dos tes con menta en un establecimiento israelí. A Prisa le salieron baratos. ¿No se trataba de personajes de relumbrón?

En Londres, John Carlin  y Bianca Jagger almuerzaron en un restaurante de moda del barrio de Chelsea. Resultado 166 euros. La representación manda.

Aunque la sección de El País no llega a la genialidad de ‘La Contra’ de La Vanguardia, cuando se inauguró -con el último rediseño-, parecía una buena idea. Aporta muchos detalles sobre el personaje y sus gustos. Y también sobre el periodista. Resulta esclarecedor que se trate de un desayuno o un almuerzo, que el sitio resulte pretencioso o que se pida lo más caro de la carta. Propociona una lectura paralela del estatus de ambos personajes. Del que tienen y del que quieren darse.