• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @patri3004: @fedkukso Y al que se cura le dicen muchas veces "superviviente". Cuenta B. Ehrenreich en su libro que en los grupos de apoy… 8 hours ago
    • RT @fedkukso: "El tuberculoso podía ser un proscrito o un marginado, en cambio la personalidad del canceroso, lisa y condescendientemente,… 8 hours ago
    • RT @fedkukso: El peligro de las metáforas bélicas para hablar de cáncer ("murió luego de batallar..."): hacen ver a la persona fallecida co… 8 hours ago
    • RT @civio: En @Civio tenemos varios procesos judiciales abiertos por la #transparencia, para acceder a información que consideramos que deb… 8 hours ago
    • RT @civio: Seguimos. Hace poco, el Gobierno ha decidido llevar a juicio otra resolución del @ConsejoTBG para no facilitarnos el precio rea… 8 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Cómo fabricar un título engañoso en una entrevista

¿Qué sentido tiene inducir una respuesta a un entrevistado para fabricar un título?

Pregunta. ¿Se ha sentido alguna vez Sissi emperatriz?

Respuesta. Quizá en los bailes de Viena, en el baile de la Ópera. Allí me he sentido Sissi. Como muchas mujeres austriacas.

Título resultante. “En Viena me he sentido Sissi”

Leído en la sobrevalorada sección de entrevistas de la última página de El País del domingo.