• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 29 seguidores

  • Páginas

  • Anuncios

El periodista como integrante de una red social, para su trabajo o para uso personal

Las encuestas reflejan en números y gráficos la evolución que, al ritmo que marca la red, se ha producido en muy poco tiempo en el consumo de información. Las más recientes, “Navegantes en la Red” del EGM, en España, y “Understanding the Participatory News Consumer”, del Instituto Pew en Estados Unidos, confirman que la influencia de las audiencias a través de las redes sociales es cada vez mayor. Un fenómeno que los periodistas deberíamos seguir de cerca.

Acabo de leer queFacebook da pasos de gigante para convertirse en un auténtico medio:quiere conocer su audiencia para controlar mejor la publicidad. Su reciente alianza con Nielsen –materializada la herramienta BrandLift– asegura información detallada sobre los usuarios de los anuncios aparecidos en Facebook (en inglés). Jeff Jarvis ya nos avisó de que la red social creada por Mark Zuckerberg mantiene el control sobre las identidades porque eso le permite beneficiarse, en lugar de dejar que cada uno controle sus datos y pueda relacionarlos con el resto de su identidad online presente en otras plataformas y redes sociales. Y RinzeWind manifiesta, a continuación en una entrada titulada  “Facebook y la privacidad”, por qué él nunca se hará una cuenta en esta red social, las razones deja que las expliquen “otros que lo han hecho mejor de lo que lo podría hacer yo”.

Aprovecha para mostrar este gráfico que se ha publicado en DeObfuscate. Muestra cómo la política de privacidad de la red social va evolucionando con el tiempo y con la cuota de mercado que va adquiriendo:

 

 Podría parecer que se trata de algo ajeno a nuestra profesión, pero no es así. Antes que nada, me gustaría recordar que, en una lista de las 1000 webs con mayor tráfico en todo el mundo elaborada por Google, Facebook es ya la página más visitada:

  1. Facebook.com: 540 millones de usuarios únicos.
  2. Yahoo.com: 490 millones de usuarios únicos.
  3. Live.com: 370 millones de usuarios únicos.
  4. Wikipedia.org: 310 millones de usuarios únicos.
  5. Msn.com: 280 millones de usuarios únicos.
  6. Microsoft.com: 230 millones de usuarios únicos.
  7. Blogspot.com: 230 millones de usuarios únicos.
  8. Baidu.com: 230 millones de usuarios únicos.
  9. Qq.com: 170 millones de usuarios únicos.
  10. Mozilla.com: 140 millones de usuarios únicos.
  11. Sina.com.cn: 130 millones de usuarios únicos.
  12. WordPress.com: 120 millones de usuarios únicos.
  13. Bing.com: 110 millones de usuarios únicos.
  14. Adobe.com: 110 millones de usuarios únicos.
  15. 163.com: 98 millones de usuarios únicos.
  16. Taobao.com: 98 millones de usuarios únicos.
  17. Soso.com: 97 millones de usuarios únicos.
  18. Twitter.com: 96 millones de usuarios únicos.
  19. Youku.com: 89 millones de usuarios únicos.
  20. Ask.com: 88 millones de usuarios únicos.

(La lista completa se puede consultar en “The 1000 most-visited sites on the web”. Como nota al margen, nótese que los medios de comunicación “tradicionales” no aparecen hasta el puesto 43, ocupado por la BBC. La CNN está en el 64 y The New York Times, en el 83. Por otra parte resulta significativo para un apunte de nuevas formas de dominación cultural que en esta lista es abrumadora la presencia de empresas estadounidenses)

En un momento en que hasta Obama se salta a los periodistas para difundir su mensaje, con lo que, además de aprovechar la máxima difusión, se ahorra alguna que otra pregunta inoportuna y más de una foto indiscreta, Facebook se convierte en botín de ciberpiratas, que también los hay. Sin ir más lejos, investigadores de VeriSign iDefense han detectado el intento de venta de 1,5 millones de cuentas de esta red social a través de un foro digital. Conclusión apresurada: los datos personales que inocentemente reflejamos en las redes sociales están adquiriendo cada vez más valor. La información personal que almacenan estas cuentas cuentan –como nos avisa Jarvis– mucho de los usuarios, de sus gustos, de lo que hacen y de lo que piensan.

Los periodistas, como usuarios tanto en su trabajo como en el ámbito personal, se encuentran inmersos en una de las oleadas laterales que ha provocado el sunami de las redes sociales. Pero los valores pueden ser muy diferentes para ellos, o al menos pueden observarse desde perspectivas distintas. Hay muchísimas muestras a favor de la incorporación de blogs y redes sociales a las rutinas periodísticas. De hecho un reciente informe de la Fundación Nieman para el Periodismo de la Universidad de Harvard (informe completo en inglés) ha reunido una treintena de artículos en los que se describe cómo puede aprovechar un profesional de la información las oportunidades que le ofrecen herramientas como Facebook o Twitter.

Las empresas, por su parte, se muestran cada vez más preocupadas por el comportamiento de sus redactores en estas redes sociales. Tanto la agencia Associated Press como los diarios The New York Times o Wall Street Journal ya han dispuesto diversas medidas para intentar controlar qué dicen y qué muestran sus empleados en sus perfiles personales. Uno de los últimos en tomar cartas en el asunto ha sido Washington Post, que ha enviado a su plantilla instrucciones para que no comenten en la internet nada relativo con el trabajo de la redacción, ni, por supuesto, a negociaciones que se lleven a cabo en el periódico o comentarios sobre la competencia. El documento, donominado “The Washington Post Social Networks Guidelines” parte de la idea de que los periodistas representan al medio para el que trabajan, incluso cuando entran en la red con nombre propio y para solventar cuestiones privadas. Por ello, han de proteger la “integridad profesional” identificándose  siempre como periodista del diario y manteniendo, también en estas redes, principios como la transparencia, exactitud, claridad y concisión en los mensajes.

En línea con otros medios que se habían manifestado antes al respecto, el caso del Washington Post ha tenido un eco global por lo pormenorizado del mensaje –muy restrictivo- y la influencia que tiene esta cabecera, tanto en Estados Unidos como fuera. La guía del Washington Post señala que todos sus periodistas “deben renunciar a algunos de sus privilegios como ciudadanos particulares” y les prohíbe “escribir o publicar cualquier cosa que pueda reflejar una parcialidad o favoritismo político, racial, religioso o sexual”. En este punto ha recibido muchas críticas.

Para los responsables del diario es importante que los trabajadores de WP no publiquen nada reprobable en la red ni cometan el error de incluir entre sus contactos de una red social personas o grupos considerados políticamente incorrectos. No desean que problemas racistas, sexistas o religiosos les salpiquen innecesariamente porque un redactor haya bajado la guardia en una red social. Si el periodista se encuentra inmerso en una investigación y necesita romper estas normas, precisará la aprobación de un superior.

Al controvertido caso del Washington Post, que ha sido el último y el más estricto hasta ahora en cuanto a sus recomendaciones, se le suma el manual de la National Public Radio (NPR). La prestigiosa radio pública estadounidense ha pedido a su plantilla, en un tono mucho más realista, que utilice las plataformas digitales “como una forma de conectar con la audiencia” pero sin hacer “nada que dañe a su credibilidad ni a la de NPR”.

Paper Papers, en una entrada muy crítica, que titula “Torquemadas digitales” http://paperpapers.blogspot.com/2009/09/los-torquemadas-digitales.html , reúne algunos de los consejos de la NPR:

-Los periodistas tienen que asumir que todo lo que escriben o reciben en las redes sociales es público;
-Se debe usar el nivel más alto de privacidad para controlar la actividad en estas plataformas, en orden a que nadie puede dar a conocer a la comunidad lo que uno pretende que esté en su esfera privada;
-Los profesionales no se deben comportar de forma diferente en estas redes sociales a como lo harían en cualquier lugar público;
-Aunque es recomendable que se enlacen contenidos de NPR, los periodistas no podrán utilizar material con derechos de autor sin permiso previo;
-Los periodistas deben recordar que los términos de servicio de un medio social se aplican más allá de lo que se postea y más allá de ese site.
-Se debe asumir que las mismas reglas éticas que se aplican al mundo «offline», también se aplican a la información en internet. En relación a esto, se recuerda a los periodistas que no deben perder de vista nunca cómo se actúa en NPR y ello trasladarlo a internet;
-Los periodistas tienen que confirmar toda la información que toman de estos medios sociales a través de los métodos tradicionales de trabajo (a través de conversaciones telefónicas u otros recursos similares); en este sentido, se insiste en varios puntos sobre la necesidad de verificar la fuente;
-La actividad de los periodistas de NPR en las redes sociales no puede caer en la «polarización» sobre determinados valores. No puede haber un posicionamiento en ellos;
-Es imprescindible que los profesionales de la entidad asuman que cada red social tiene su cultura y sus peculiaridades y, en consecuencia, debe respetarlas;
-Y, dos últimas cosas, si se va a escribir en alguna de estas plataformas el periodista tendrá que cerciorarse si estos contenidos se van a grabar o no y, en caso de duda, deberá consultar a su editor.
Esta guía sobre cómo se deben comportar los profesionales de NPR en su actividad diaria y personal en las redes sociales se suma a las reglas que componen el código ético del que dispone esta organización independiente.

Entre todas las recomendaciones, la influyente cadena estadounidense no olvida solicitar a sus redactores que utilicen las opciones de privacidad que ofrecen las redes sociales y se comporten al igual que lo harían en público para evitar malentendidos y problemas. Todo de sentido común y que no debería sonar a nuevo a ningún periodista. En cuanto a la propiedad intelectual, la NPR recuerda que las reglas offline también se deben aplicar al online, y que no pueden publicar el contenido íntegro de su trabajo para NPR sino sólo un resumen o extracto con enlace a la fuente original. Además se insiste en mantener la práctica de contrastar la información y consultar a varias fuentes también cuando se trata de datos conseguidos a través de la Red-

Este mismo mes de junio, la agencia de noticias Associated Press ha publicado una nueva edición de su libro de estilo (en inglés) en donde, como era de esperar, aborda este tema. Se incluyen recomendaciones para el uso de redes sociales como herramientas de trabajo con una mentalidad mucho más abierta que la expresada anteriormente por otras agencias internacionales, como Reuters. En 42 entradas se aborda cómo comprobar la procedencia de las expresiones declaradas a través de Twitter o Facebook, realiza un acercamiento a los blogs, los RSS, los motores de búsqueda y otros términos con los que los profesionales de la agencia se tienen que familiarizar.

AP creó una cuenta en Twitter (@APStylebook)  donde se pudo seguir el proceso de elaboración del libro de estilo. Una experiencia interesante que aglutinó a más de 44.000 seguidores que hicieron preguntas y comentarios sobre el tema. La agencia, en este caso, no desea comprometer el ámbito personal de sus periodistas.

Anuncios

Píldoras periodísticas para el fin de semana

pillTDT de pago: La Sexta solicita autorización para emitir

La Sexta ha presentado formalmente al Gobierno la autorización para emitir en TDT de pago a través de su segundo canal digital. La cadena ha presentado su solicitud ante la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones, del Ministerio de Industria, tras el anuncio hecho público por el Gobierno la semana pasada de posibilitar la prestación de este servicio y pese a su posterior anulación. El proyecto de esta cadena para la TDT de pago será un canal deportivo de contenido esencialmente futbolístico, denominado  Gol TV, en línea con las ofertas de contenidos que ya triunfan en la TDT de pago del resto de Europa. Para esta solicitud, la cadena ha utilizado el mismo cauce el que empleó Sogecable para cambiar su emisión de Canal+ por la de Cuatro, que en su momento fue apoyado tanto por el Consejo de Estado, como por el Gobierno y fue avalado por el Tribunal Supremo.

Infoperiodistas

 

pillTDT de pago: No hay nada decidido

La vicepresidenta del Gobierno insiste. María Teresa Fernández de la Vega, aseguró que todavía «no hay nada decidido sobre la TDT de pago, independientemente de lo que haya anunciado el Ministerio de Industria». 

 

pillTDT de pago: Dahlia TV también quiere estar

La ‘abortada’ autorización por parte del Gobierno de la modalidad de pago en TDT ha reabierto otros proyectos potenciales, como el  Dahlia, un consorcio empresarial que ya cuenta con TDT de pago en Suecia, Finlandia e Italida. Su objetivo es comercializar en España una oferta de TDT de bajo coste, de aproximadamente 10 euros al mes, lo que permitirá la distribución masiva de contenidos en un número reducido de canales “que hasta ahora se comercializan a precios elevados”, según informaciones de Infoperiodistas. El modelo de negocio de Dahlia TV consiste en llegar a acuerdos con las cadenas de televisión para que puedan explotar algunas de sus licencias TDT en mini-pago.

 

pillTDT de pago: Los técnicos dudan de los plazos

La Asociación Española de Empresas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec) ha expresado sus dudas de que la TDT de pago pueda entrar en funcionamiento en los plazos que barajan algunos operadores, y se quejó de que Industria no haya informado a los fabricantes sobre el desarrollo técnico de este nuevo servicio. “Oficialmente, la industria no sabe nada ni ha sido consultada sobre la TDT de pago, y nosotros necesitamos al menos seis meses para hacer pruebas de campo y desarrollar con garantías nuestros aparatos. Esos seis meses no casan con las fechas que están anunciando algunos operadores”, ha afirmado este portavoz de Asimelec.

 

pillTVE: Menos publicidad y nada de canon

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado en el Congreso una “drástica” reducción de la publicidad en la televisión pública, aunque no especificó los plazos en los que ocurrirá este cambio. Se había barajado establecer un canon como forma de financiación alternativa, pero la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, lo ha descartado en Televisión Española. A todo esto, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, reacciona a la restricción de ingresos publicitarios. Considera que el Gobierno central debería permitir a las autonomías privatizar las televisiones públicas

La caja de Pandora ya está abierta.

 

pillEl cisma de la medición interactiva

Juan Varela se pregunta si OJD tiene sentido sin Prisa y sin Vocento después de que este grupo abandonara OJD Interactiva como muestra de desacuerdo con los datos proporcionados por este organizmo sobre el tráfico de los medios digitales.Todo se ha desencadenado “tras el polémico cambio de sistema de recuento, que ha permitido que en febrero pasado los medios de Unedisa (Elmundo.es, marca.com y Expansión.com) casi duplicaran su tráfico. Marzo, mes en el que muchos medios informativos han batido sus mejores resultados en OJD— el medidor aceptado por la mayoría de medios—, será el último con los medios del grupo. Fuentes del sector se preguntan si tiene sentido un medidor sin Prisa y Vocento, dos de los principales grupos de comunicación del país.”

 

pill¿Importan las primicias en la Red?

Dean Graber reseña en el blog del Knightcenter una reflexión de Jon Friedman en MarketWatch (ing.) sobre la pasión que todo periodista tiene en ser el primero en dar la noticia y en cómo Internet ha trastocado esto (ing.):    

Sólo unos años atrás, dice, “un periódico podía celebrar una primicia por 24 horas. Ya no más. Hoy en día, la primicia dura lo que sea que tarde un editor en otra redacción en aprentar el botón ‘enviar’, igualando de inmediato la exclusiva”. Además, dice Friedman, una primicia en la web puede no ser la nota más leída en un sitio web y los jefes de los medios de comunicación miden el éxito de una historia por el número de veces que es leída y enviada por correo electrónico, así como el número de comentarios que recibe.

En la actualidad, unos pocos periodistas y lectores recuerdan dónde fue que se enteraron de una gran historia por primera vez, dice Friedman. “Como dije, me encanta conseguir primicias. Sólo me gustaría que fueran tan importantes como solían serlo”, concluye.

 

pillEl futuro de Losantos preocupa a sus ‘fieles’

Pocas veces el futuro de un periodista ha dado tanto que hablar como el de Federico Jiménez Losantos. Es increíble, pero sus fieles -nunca mejor dicho en la emisora-  se han manifestado frente a la Cope para protestar por su más que probable salida. Aún no se sabe si Losantos se conformará con quedar relegado a compartir La Linterna con César Vidal por las tardes o si se irá. Su contrato está firmado hasta el 31 de agosto y, según sus propias palabras, lo cumplirá si no le echan antes. Losantos ya explicó el día 14 que las cosas, a su parecer, no van bien en Cope y que él lo va a contar. Coincido con Ignacio Escolar en el análisis. En Terra, inlcuso, han creado un foro para debatir sobre el tema

 

pillUna película para ver

Geronimo me recuerda en Soitu que tengo que ir a ver la nueva película sobre periodistas y periodismo, “La sombre del poder” , aunque ya nos avisa de que no esperemos gran cine:

El cine periodístico se ha convertido en todo un género. No es fácil encontrar los pequeños detalles que muestren una gran película en relación al periodismo. No es fácil destapar la caja de los truenos que rodea a la actividad política y que nos ensucia, en demasiadas ocasiones, a los ciudadanos. El oficio periodístico necesita lavados de cara como este para recuperar la credibilidad (…) La sombra del poder nos reconcilia a los periodistas por hacernos sentir menos sólos en una sociedad que tiende a estar, cada vez más, podrida y jodida por culpa de la rentabilidad de lo que hoy es la gallina de los huevos de oro y mañana un juguete roto. El periodista está del lado de los buenos: los ciudadanos.

 

pillUn libro para comprar

La última obra de Javier Cercas, Anatomía de un instante, se mete de lleno en el laberinto del 23-F. Según Joaquín Estefanía:

Hay varias lecturas del texto: literatura, historia, periodismo y combinaciones binarias entre ellas. Me interesa ahora la que relaciona el periodismo y la historia. Esta publicación ha inaugurado otra época del nuevo periodismo, marcada por la mejor escritura y la exactitud en el dato. Con una excepcional armadura literaria, el autor ha conseguido que el periodismo deje de ser el primer borrador de la historia para ser historia misma.

 

pillEnlazar e innovar, tarea pendiente de los periódicos

Mi Netvibes me avisa de José Luis Orihuela ha dado una conferencia en Ecuador, y compruebo una vez más que hay mensajes sencillos que, por muy repetidos que estén, no pierden ni un ápice de sensatez:

El experto lanzó una idea provocadora: “Los periódicos tradicionales le piden al lector un dólar a cambio de las noticias que ocurrieron ayer cuando en Internet las noticias que pasaron hace minutos son gratuitas”.

En ese contexto, la principal tarea de los medios de comunicación se resume en una palabra: cambiar. Hace unos días, Orihuela circuló una pregunta a través del conocido sitio de microblogs  Twitter: ¿qué deben hacer los medios que quieren cambiar en el contexto de Internet?

La respuesta de los usuarios fue sencilla: deben enlazar e innovar.  “Innovar es hacer las cosas de manera distinta, hacerlo mejor que los demás”, dijo Orihuela. “Enlazar es cubrir lo que hacemos bien y, para el resto, referirnos a otros, incluso a la competencia”.

Después llegan más informaciones sobre esa visita ecuatoriana. Aconsejo echar un vistazo al Slideshare de la ponencia “Escenario y cultura de la Web social + 10 pistas para medios que quieran cambiar”. 

 

pillAPM: nueva imagen digital

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha renovado su página web y la ha estructurado en torno a seis secciones:  ‘Noticias’, dedicada a la actualidad; ‘APM’, corporativa e histórica; ‘Servicios’, prestaciones a los asociados; ‘Publicaciones’, información sobre libros y ediciones periódicas; ‘Vídeos’ y ‘Blogs’.  La APM ha sometido también a un restyling a su boletín mensual.

 

pillA vueltas con el cobro por contenidos

Baquía analiza con calma la semilla que ha depositado el caso de Journalism Online, un proyecto que se acaba de presentar en los Estados Unidos con el objetivo de facilitar a periódicos, revistas y creadores de contenido en general la generación de ingresos a partir de la distribución digital de dicho contenido. La intención es que empiece a funcionar a partir del próximo otoño. Y ya sabemos que hay semillas que, aunque tarden, terminan en convertirse en árboles. Hay que estar al tanto de lo que se cuece más allá del Atlántico. El cobro por contenidos resulta anitipático, es cierto, pero se están buscando fórmulas de negocio… Se admiten ideas, por muy locas que parezcan           . La situación es desesperada.

 

pillEquipaje para el ‘periodismo de mochila’

Radio Cable hace un repaso al kit mutimedia que Reuters proporciona a sus reporteros. Se denomina Studio in suitcase (estudio en una maleta) y es un kit que es lígero y portatil (ing,) que incluye cámara de video Tandberg Edge 95, micrófono, luces, trípode y un monitor. De momento 60 delegaciones de la agencia en EEUU, Latinoamerica, Europa y Asia probarán el equipo, pero Reuters tiene intención de seguir experimentando -con cámaras de video flip o webcams- para que sus 2.700 periodistas terminen dominando todos los formatos. La misma información recuerda que el ‘periodismo de mochila’ es “una práctica habitual adoptada por medios de todo el mundo, (que consiste) en utilizar a una única persona para hacer multitareas en vez de enviar un periodista, un cámara y un fotógrafo. Recientemente un reportero del Grupo Herald and Times de Glasgow fue despedido por  negarse a usar una cámara de video en un reportaje (ing.). EFE también ha hecho público que los nuevos requisitos (PDF) para sus colaboradores externos exigen que sean periodistas multisoportes.

 

pillAcceso a la información pública

Leo preocupado en El País: “El viaje de la delegación española a la anterior cumbre del G-20 en Washington, el pasado noviembre, costó “lo habitual”. Eso es todo lo que pueden saber las Cortes sobre el coste para el contribuyente de la participación española en aquella reunión, en la que el presidente español se hizo por fin una foto en la Casa Blanca con el ex presidente de EE UU George Bush. Por dos veces el Gobierno ha contestado con esa expresión, “lo habitual”, a preguntas del PP en el Senado. El senador Agustín Almodóbar preguntó en diciembre “¿cuál ha sido el coste con cargo a las arcas del Estado de la participación de España en la cumbre de Washington y por cuántas personas estaba formada la delegación española?”. No me extraña que si esto ocurre en el Congreso, a los periodistas ni nos miren cuando preguntamos. Habrá que traer a la memoria que en la 64 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se celebró en Madrid en octubre pasado,  el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero prometió que aprobará “una nueva ley que garantice el mayor acceso posible a la información pública en España”. Porque son datos nos pertenecen a todos.

 

pill“Nena, el periódico es sagrado”

Para desengrasar, un poco de humor con un vídeo que me ha llegado por varias vías (0:39) y que sospecho que pronto estará en todos los blogs:

 

pillTodo baja de precio menos la prensa

Cuando, por culpa de la crisis galopante, la mayoría de las empresas se plantean bajar el precio de sus productos, los periódicos suben de precio. Arsenio Escolar reflexiona sobre ello. Juan Varela le contesta desde Periodistas 21 que también en su grupo, Schibsted, suben los precios: “El aumento de los precios de los diarios es una tendencia general provocada por la caída de la publicidad, a pesar del impacto en la difusión”, dice Varela.

 

pillNuevos brotes primaverales para Qué!

El diario gratuito Qué! lanza tres nuevas ediciones en Navarra, La Rioja y Castellón y amplía su presencia en Aragón. El Qué! Navarra saldrá a partir del lunes, mientras que los gratuitos riojano y castellonense comenzarán a publicarse el 27 de este mes. Además, el actual Qué! Zaragoza pasará a llamarse Qué! Aragón y se distribuirá también en Huesca.

233grados.com   

El ‘mojo’ visto desde aquí lejos

He estado hoy en la Asociación de la Prensa. Había una convocatoria que en principio sonaba bien,  “Nokia. Sesión de tecnología móvil aplicada al periodismo“. He sometido a mi agenda a un ligero estiramiento para acercarme. Suponía que me iban a hablar de mojo (Mobile Journalism), de convergencia tecnológica de última hora aplicada al periodismo de trinchera, de verdadera convergencia; pero no. Tan sólo se trataba de un acto publicitario, un paso más en la campaña de marketing del ya famoso modelo N95.

La verdad es que este tipo de presentaciones siempre resultan agradables. Incluso interesantes. Me apasionan estos chismes -los aparatos; que nadie malinterprete por favor- y además en estos saraos me encuentro caras conocidas que de otra forma apenas vería, perdidos como estamos en la inmensidad de Madrid.

Si lo miro con el lado positivo del cerebro la mezcla es buena: ‘cacharros’ con los que ver lo que se nos viene encima + viejos colegas con los que certificar lo que ya se nos ha echado encima. Prospectiva profesional de la mejor clase. Sin embargo, el acto no era lo que esperaba: sólo se explicaban conceptos archisabidos sobre prestaciones avanzadas de un móvil. He salido con la sensación de haber malgastado media mañana.

Alguien, incluso, se atrevió a preguntar por otros dispositivos de la competencia. Por supuesto, no hubo contestación. “Habría que preguntar a la competencia”, aunque parece que plantean problemas con los archivos adjuntos.

nokiakeyboard.jpgMás tarde, yo mismo he intentado indagar algo sobre la experiencia de Reuters con Nokia, pero no me han contado nada. Según los presentadores, se trata de una experiencia para periodistas aún sometida a secreto de sumario (???) ¿En la red se puede encontrar todo tipo de información sobre el tema y los representantes de Nokia en España no pueden hablar de ello?

Otra cosa que me ha llamado la atención es que el teclado aún no tiene letra Ñ. No obstante me han asegurado que existe una versión con ella.

Mobile Journalism Toolkit, así se llama el paquete que les han proporcionado a unos cuantos periodistas de Reuters para sus artículos multimedia, después de que ambas empresas firmaran un acuerdo a largo plazo. Si la experiencia prospera, los periodistas de Reuters tendrán en sus manos un Nokia N95, un teclado portable SU-8W, un micrófono Sony para la grabación de audio direccional y reducción de ruido de fondo especial para los N95, un trípode y dos Power Monkey power stations tanto en la básica y Explorer, que tiene un sistema de carga mediante energía solar, útil sobre todo en países como Senegal.

dt-22.jpgsonymic.jpg

powermonkeyexplorer1.jpg 

 

 

 

 

 

Vamos, que Jeff Jarvis no anda muy equivocado cuando dice que “un periodista de 2008 sin un móvil con cámara y conexíon online es como un periodista de 1908 sin lápiz” (frase recogida por Christian Espinosa). Lo que pasa es que en España aún tenemos sólo una parte de la “salsa“. Habrá que esperar a que los elegidos de Reuters nos cuenten su experiencia y a que otras empresas se decidan a equipar a sus reporteros con el Toolkit.

Mientras el mojo periodístico seguirá siendo por aquí una experiencia centrada casi exclusivamente en el “periodismo ciudadano”. Porque se hace poco reporterismo, porque es caro (para pagárselo uno mismo), porque hay herramientas menos útiles en casos de emergencia pero más cómodas… o porque ya no se sale de la redacción. Quién sabe.