Cinco propuestas para conocer de primera mano lo que le pasa al periodismo (estadounidense)

Estaba paseando encantado por una de esas plataformas digitales que intentan que los ciudadanos se preocupen por lo que sucede a su alrededor, abandonen la cómoda inactividad y se impliquen en acciones sociales concretas. Me encuentro con una que se preocupa por el periodismo. Es sobre todo del estadounidense y está en inglés, pero marca un camino interesante.

TakePart pide la colaboración a activistas de todo el mundo y les ofrece plataformas digitales para que se movilicen. Igualmente proporciona todo tipo de información y ayuda con el fin de conseguir sus objetivos: agrupar y visibilizar las acciones ciudadanas, a las que ofrece la referencia de su página web como centro de operaciones.

Con respecto al periodismo me encuentro de nuevo con ‘Page One, un proyecto que para TakePart es mucho más que ese documental subtitulado ‘Inside The New York Times’ en el que nuestro periódico de referencia universal se mira en el espejo. Una oportunidad de ver que los ricos también lloran y que, además, pasan penalidades. Es lo que le toca al mundo impreso y, en general, todo el periodismo en este momento.

(tráiler de la película: 2,29m, ing. )

Como paradigma de todos los demás diarios, el gigante estadounidense enseña las cicatrices que le está dejando la reestructuración del modelo de negocio. Es una empresa y lo necesita para sobrevivir: un centenar de despidos y la valentía de volver a interponer un antipático muro de pago en su web con una fórmula mixta observada con interés por los analistas de todo el mundo. Es impagable ver y oír cómo sobrellevan las fricciones del zeitgeist periodistas que todos tenemos en el altar de la profesión y que han contribuido a que el nombre del NYT sea tan grande.

Pero los chicos de TakePart van más allá y dan cinco consejos sobre cosas que puedes hacer si te interesa el tema, además de, por supuesto, ver la película :

  1. Unirte a la conversación en su Facebook.
  2. Leer ProPublica y estar al tanto de sus investigaciones periodísticas, siempre de interés público.
  3. Visitar NewsTrust, un marcador social de periodistas para periodistas que ayuda a identificar el periodismo de calidad (estamos hablando de periodismo estadounidense).
  4. Contribuye a mantener el proyecto SaveTheNews.org, una iniciativa de Free Press para para promover una prensa más libre y robusta.
  5. Sigue la cuenta en Twitter de Pageonemovie.

Para cualquier periodista es difícil, muy difícil no perder la perspectiva de la profesión mientras intenta adaptarse al proceso cambiante a que ésta se ve sometida y tiene, además, que ponerse al día con la tecnología, la economía (hoy has de ser emprendedor y saber cómo funcionan las empresas) y, por supuesto, estar muy al tanto de la especialidad a que se dedique. Aparte debe conocer lo que ocurre en el mundo, porque es su obligación y sus artículos han de estar bien contextualizados. Es difícil pero seguimos intentándolo.

ACTUALIZACIÓN 20.09.2011, 14:45: Leo y pego de una entrevista de Bernaldo Barrena con David Carr en Público.es. Más brotes verdes a tener en cuenta descubiertos por uno de los ‘protas’ de Page One:

B.B. A veces, el documental se parece a un epílogo. ¿Se enfrentan los periódicos y el periodista a la vieja frase de “no hay futuro”?

D.C. No. Creo que el filme es muy esperanzador, creo que el negocio es muy bueno y creo que al NYT le ha ido bien con su muro de pago en internet. Obtuvimos un préstamo de 250 millones de dólares por parte de un multimillonario y le estamos pagando a tiempo, lo que es muy importante, ya que no es bueno deber ese montón de dinero. Estoy bastante esperanzado, y no soy tan fatalista como era cuando filmaron el documental.

Periodismo de investigación en ProPublica

propublica.gif

ProPublica, uno de los proyectos más prometedores del periodismo mundial, ya está en marcha. Le ha costado, pero Steiger, editor en jefe, y Steve Engelberg, editor general, han cumplido su promesa de tenerlo todo listo para este año.

Su objetivo es buscar el periodismo de investigación y denuncia que dé a conocer todo tipo de abusos y negligencias por parte de las entidades gubernamentales o empresas privadas. Y si no existe, realizarlo ellos -cuentan con dos docenas de reporteros- y ofrecérselo a los medios de forma gratuita.

Día a día escanea la actualidad y ofrece un “Scandal Watch” (Monitor de Escándalos), que selecciona las cinco investigaciones más destacadas del momento en otros medios. Si se busca por temas, en  “Media & Technology” (Medios y Tecnología) esto les ha llamado la atención estos últimos días:

June 16, 2008

June 13, 2008

June 12, 2008

Post Columnist Benefits From Corporate Speaking Deals Ken Silverstein, Harper’s, June 12, 2008

Facebook Add-Ons Expose Data Kim Hart, Washington Post, June 12, 2008

FCC Drags Its Feet on Sirius-XM Merger The Wall Street Journal Editorial Page, June 12, 2008

Wash. Times Reporter Is Subpoenaed to Testify on Sources Walter Pincus, Washington Post, June 12, 2008

ProPública (todavía) busca reporteros

steger.jpgParece que el deseo de que ProPública estuviera funcionando a principio de año no va a ser. Paul Steiger, ex director del WSJ y encargado de la nueva organización, afirma en una entrevista (en inglés) que está buscando 24 periodistas para completar su equipo.

Vamos, que tendremos que seguir esperando para ver esos importantes “reportajes de calidad” prometidos. En su lucha contra la corrupción, ProPública se los ofrecerá gratuitamente a medios de comunicación de todo el mundo.

Vía Apuntes con Masaje 

El periodismo cívico y de investigación prometido

Cada día, como si fuera una obsesión compulsiva, busco en la página de ProPública para ver si, por fin, aparece algo que ilumine mis ojos. Pero no obtengo grandes resultados.propublica.gif

Propublica es una de las grandes promesas para este año del periodismo mundial, la esperanza de que la comunicación se haga más cívica. Al fin y al cabo, esta página estadounidense nace con la voluntad declarada de hacer periodismo del que no se hace, periodismo de investigación de verdad. Quiere dar a conocer al mundo los abusos y negligencias tanto de entidades gubernamentales como de empresas privadas, por supuesto desde un punto de vista independiente. Prometen que no olvidarán tampoco otras entidades como hospitales, universidades, sindicatos, ONGs y, por supuesto, medios de comunicación.

Suena utópico, pero no lo es si se tienen en cuenta los nombres que hay detrás del proyecto. Y quién financia la idea: los Sandlers, un matrimonio de exbanqueros multimillonarios que, asustados por la inminente extinción de la especie del periodista honesto del que tan orgullosos se han mostrado desde siempre los estadounidenses, ha decidido invertir unos cuantos millones en esta empresa sin ánimo de lucro.

Gracias a ellos y a su dinero un equipo de 24 reporteros se dedicará a elaborar esos reportajes de investigación que los medios convencionales no realizan. Después, una vez finalizados los trabajos, ProPublica se los ofrecerá gratuitamente a los medios de comunicación.

Es la reinvención del periodismo cívico a gran escala. Hay cierta contraposición entre periodismo cívico, muy cercano a los intereses ciudadanos y a menudo realizado en el ámbito local, y periodismo ciudadano, realizado por los propios ciudadanos pero que reclama un ámbito global propio de la tecnología que lo sustenta e impulsa. También hay bastante convergencia, la de los intereses comunes.

Por el bien de todos, que el periodismo prometido, ése que por cuestiones de dinero, tiempo o intereses de todo tipo no se hace, llegue cuanto antes. Amen.

Press Releases de ProPublica:
New Non-Profit Investigative News Organization to be Led by Paul Steiger  (15. 11.2007)
Stephen Engelberg Named Managing Editor of ProPublica
Read the Full Release
 (6.12.2007)