Ecos de actualidad sobre ciberperiodismo desde Austin

En el 12º Simposio Internacional de Periodismo Digital (ISOJ), celebrado los primeros días de este mes de en la Universidad de Texas en Austin, se ha debatido en profundidad sobre los usos de la tecnología –ya no tan nueva- en el periodismo –que sí empieza a ser nuevo-. Inmediatamente después, el 3 de abril, 45 periodistas de América Latina y la Península Ibérica se reunieron en el Cuarto Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital para reflexionar en español sobre la situación del periodismo online.

Para centrarnos, hay que apuntar lo que nos dice el blog del organizador de ambos encuentros:

“El ISOJ ha sido organizado desde 1999 por el profesor Rosental C. Alves, Cátedra Knight en Periodismo Internacional, Cátedra UNESCO en Comunicación, y director del Centro Knight para el Periodismo en las Américas en UT Austin. El simposio cuenta con el generoso apoyo de la John S. and James L. Knight Foundation, el periódico Dallas Morning News y la Facultad de Comunicaciones de la Universidad de Texas (…)

El ISOJ ha evolucionado con los años. Primero se internacionalizó. Luego añadimos un componente de investigación, así que la nueva revista #ISOJ es una continuación natural de esa evolución (…) La nueva revista  #ISOJ es una continuación natural de esa evolución. La investigación este año fue de gran calidad y refleja las perspectivas globales sobre el periodismo en línea.”

 

Descarga de la primera edición de #ISOJ Journal (en inglés y varios formatos)

Descarga de Research Papers (ing.)  

 

Algunas ideas recogidas en el Simposio:

  • Seamos optimistas. Vivian Schiller, ex directora de la radio pública estadounidense NPR, puesto al que renunció el mes pasado (ingl), tiene siete razones para serlo y quiere compartirlas con todos nosotros, que miramos hacia Estados Unidos para que la vanguardia de la batalla de los medios nos ilumine los pasos.

 

  • Sin temor a la experimentación. Especialmente interesante el panel titulado “Modelos de pago: ¿Cobrar por las noticias funciona?” (se produjo pocos días después de que The New York Times empezara a cobrar por sus contenidos en Internet). Pero, como es habitual, hubo más preguntas que respuestas sobre los modelos de pago y el debate se quedo en la exposición de ventajas y desafíos de los sistemas de cobro por los contenidos en línea. Paul Brannan, editor de Plataformas Emergentes de BBC, dijo en la inevitable mesa dedicada al iPad, que los medios deben funcionar como “máquinas de noticias dinámicas” que “sacan ventaja de aparatos que están siempre encendidos y son siempre personalizados”. Su ejemplo favorito es Zite, desarrollada especialmente para este dispositivo (que a mí me maravilla desde cualquier perspectiva que lo mire, pero que sigue pareciéndome un aparato autista muy bien comercializado y que necesita más interacción con el entorno digital). John Kilpatrick, de The Daily, otra publicación exclusiva para el iPad, enfatizó la importancia que tiene construir contenidos de manera específica para una interfaz dinámica que reúne en un solo aparato los beneficios todos los medios conocidos hasta ahora, incluida la web. Y todo ello con un gran atractivo visual y mucha interactividad.

 

  • Abiertos a la interactividad y la reflexión. La CNN ha marcado la línea de actuación de los informativos audiovisuales durante años. Ahora marca pautas en su adaptación al nuevo medio, en el que sabe que dejará de ser especie dominante. Por eso, atención a la ponencia de Meredith Artley, vicepresidenta de CNN.com, que explicó en su ponencia que su empresa desea también “experimentar” e involucrar a los usuarios en el quehacer informativo. Habló de la expansión de sitio iReports hacia el proyecto Open Story y señaló que, de todas formas, la CNN no se olvida de fortalecer su trabajo principal, la cobertura de la actualidad. Artley señaló que la cobertura del maremoto en Japón produjo un promedio de 75 millones de visitas diarias su web en los primeros 10 días. Pero la apertura hacia nuevas experiencias se muestra con proyectos como CNN Freedom Project, dedicado a poner fin a la esclavitud del mundo moderno, el exitoso blog Eatocracy o el anuncio de que los usuarios pronto podrán  dejar comentarios audiovisuales y colgar sus vídeos sobre las historias de CNN.com.

 

  • Nuevas plataformas de periodismo hiperlocal. Atención a la experiencia de Patch Media, la organización que más periodistas ha contratado a lo largo del año pasado. Warren Webster, director de esta web de noticias locales en Estados Unidos afirmó que el sitio quiere ser la plataforma principal de noticias y contenido cercano, de la misma manera en que Facebook se ha convertido en la infraestructura digital de referencia para las redes sociales. Para cumplir con este objetivo, la empresa ha creado editoras locales de pequeña escala en 800 pueblos repartidos por los distintos estados de la Unión. En cada sede un editor se encarga de organizar y coordinar a periodistas independientes encargados de cubrir todo tipo de eventos, pero también de proporcionar recursos digitales a los negocios y las instituciones locales. Patch Media es un ejemplo del que pronto veremos réplicas.

 

  • Periodismo sin ánimo de lucro. Si los medios tradicionales no hacen investigaciones periodísticas, empieza a verse una vía a través de lo que ha dado en llamarse “periodismo sin ánimo de lucro” o “periodismo de ONG”. En el encuentro de Austin se mostraron algunos ejemplos como Bay Citizen, en California, o y IDL-Reporteros, en Perú. El primero, creado en 2010 con un enfoque de contenidos para los habitantes de la zona de influencia de San Francisco, cuenta ya con 30 empleados, un sitio web y una versión para iPad. Dos veces a la semana su contenido aparece en el New York Times (ing), lo que sirve de fuente de ingresos en su modelo sin fines de lucro, que se apoya principalmente en donaciones de fundaciones y aportaciones individuales. IDL-Reporteros, el periodista Gustavo Gorriti, es una novedosa experiencia en Latinoamérica que ya ha publicado 2.000 artículos de investigación y denuncia sobre temas como la corrupción y el narcotráfico. También se financia con donaciones, lo que les obliga a invertir una gran parte de sus esfuerzos en buscar apoyo económico. Hasta ahora, lo han obtenido en organizaciones internacionales comprometidas con la democracia y a transparencia.

 

  • Experimentos creativos para atraer y fidelizar usuarios. Egil Hansen, editor jefe de VG Multimedia Norway, apuntó que los correos electrónicos de lectores señalando errores tipográficos y de lenguaje advirtió a la compañía para invitarles a monitorear los contenidos. Se seleccionaron entonces 400 voluntarios -de entre más de 5.000- para corregir los errores. El editor considera que la experiencia ha sido un éxito, con 17.000 errores tipográficos corregidos en tan solo un año. Jennifer Preston, ex editora de redes sociales de The New York Times, explicó los pasos del diario para involucrar a sus lectores, que incluye las notas en Facebook del columnista Nicholas Kristof, sobre su cobertura en Medio Oriente, o “la creación de eventos”, una invitación a sus lectores a que envíen sus propias fotos.

[Esta misma semana, 233grados.com informa de que, tras su rediseño a principios de marzo, el Washington Post ha seguido esta tendencia y ha incluido un formulario que permite que los lectores les hagan notar errores de cualquier tipo en sus noticias. Otros medios, como el local Register Citizen, también cuentan experiencias en este sentido. En España, la edición digital de 20 Minutos incorporó hace algunos meses una pestaña a su formulario de comentarios para que los lectores pudieran proponer correcciones]

 

Crónica del Cuarto Coloquio Iberoamericano de Periodismo Digital realizada por Periodistas en Español  

 

Digitales, el camino a seguir paso a paso

Cuando leí los 12 pasos para ser un periodista digital de 233grados.com, pensé que me daban para un para de reflexiones en este blog. Creo que, después de leer Seguílaflecha.com, me las voy a ahorrar. Prefiero que cada uno piense por sí mismo.

Esta docena de consejos viene avalada por Jeremy Lennard, subdirector internacional del diario británico The Guardian, y Phillipe Couve, del Centro de Formación de Periodistas de París que participaron en la conferencia sobre “Formación de nuevos profesionales” convocada durante la pasada Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Madrid. Las negritas vienen de origen:

1. Lo primero y más importante es que los periodistas deben seguir siendo periodistas. Sus competencias fundamentales -reunir, ordenar y comprobar información- deben seguir siendo la base de su formación. Resulta bastante obvio que una buena capacidad para investigar y entrevistar, así como el periodismo ético y la edición, siguen siendo el núcleo de la educación periodística. Pero esas habilidades se deben trasladar ahora a Internet; en medio de una comunidad de aficionados, hay que saber manejar y equilibrar el contenido que se produce.

2. Los periodistas se deben bajar del pedestal y conceder al público la capacidad de ser también expertos. Sus trabajos deberían contribuir a airear el conocimiento y la percepción de la comunidad creada en torno a sus medios, y deben estar preparados para que su trabajo reciba críticas. Tienen que perder el miedo a compartir parte de su poder con “gente corriente”, y deben superar su convencimiento de que el periodismo participativo devalúa invariablemente su trabajo.

3. Los periodistas deben ser generadores de debate. Su trabajo no termina en el momento de la publicación. De hecho, es entonces cuando comienza la segunda vida de su contenido: los usuarios lo pueden comentar, corregir y enriquecer, y el periodista debe estar presente y ser parte de este proceso.

4. Los periodistas deben estar inmersos en la cultura digital. Tienen que saber usar una amplia gama de herramientas digitales que están en constante evolución. Los periodistas deben estar preparados para evolucionar con ellas.

5. Los periodistas deben entender la base de los diferentes medios. Quizás no sea realista pretender que los periodistas sepan producir textos, audio, fotos y vídeo, pero tienen que tener una preparación mínima en cada soporte. Tendrían que ser capaces de producir contenido relativamente sencillo para todos, y estar especializados en al menos uno de ellos.

6. Los periodistas deben tener un conocimiento de las técnicas de la narración multimedia que les permita ser capaces de contar sus historias combinando diferentes soportes.

7. Los periodistas deben coordinar o liderar comunidades online. La creación de una o varias comunidades en torno a un medio es fundamental. En un mundo online, en el que los usuarios son urgidos por doquier a compartir su contenido, sean textos, imágenes o vídeos, resulta esencial que los periodistas sepan cómo crear, inspirar y extender una comunidad virtual.

8. Los periodistas deben ser conscientes del entorno económico en el que operan. No deja de ser una sorpresa y frustración habitual entre los profesores que muchos estudiantes se les acerquen convencidos de que su razón de ser es “salvaguardar la democracia” y que su noble misión no puede verse impedida por obstáculos financieros.

9. Los periodistas deben ser capaces de leer e interpretar estadísticas de tráfico y datos de usuarios. Hoy en día se generan prácticamente en tiempo real, y los periodistas tienen que estar preparados para aprender de los datos y adaptarse a ellos.

10. Los periodistas deben ser capaces de asumir el papel de auto-editor y poder publicar su propio material.

11. Los periodistas deben estar preparados para entender y adaptarse al trabajo de los equipos de desarrollo tecnológico. Aunque procedentes de una cultura profesional diferente, los desarrolladores están siendo integrados cada vez más en el corazón de las redacciones y están aportando asombrosas nuevas formas para presentar las historias y los datos.

12. Los periodistas deben estar familiarizados con los ciclos de vida de la información. La información ya no es producida sólo por una publicación o un medio. Se almacena en bases de datos a las que se accede a través de una variedad de conexiones.

Juan Varela, en el texto que prefiere Jack Daniels, nos recuerda que falta un nuevo modelo de negocio para la información.  Y en el punto sexto de sus propuestas coincide con Lennard y Couve. Incluso enlaza a sus consejos:

6. Nuevos periodistas con las habilidades imprescindibles de siempre y las nuevas (tecnología, gestión participación, multimedia, transparencia, etc.)


Infotendencias también hablaba hace unos días de las competencias profesionales de los ciberperiodistas. Aún no tenemos claras cuáles deben ser, y por eso hay tantos teóricos que nos indican el camino -y los pasos- que hay que seguir

Ecos del Congreso de Huesca

La novena edición del tradicional Congreso de Periodismo Digital ha hecho una vez más que nos detengamos a reflexionar sobre lo que ocurre. Aparentemente nada nuevo si atendemos a lo que se ha dicho, sólo matizaciones sobre lo que ya habíamos escuchado una y otra vez en otros foros. Sin embargo, son matices tan importantes que no hay que perderlos de vista. 

Lo relevante es que hay gente, mucha gente con los ojos bien abiertos que analiza y otra muchas que ya ha puesto manos a la obra y nos cuentan sus experiencias. 

aahuesca.gifEste año pierden interés algunos de los temas estrella de ediciones anteriores,  como la repercusión de los blogs o el fenómeno de la integración de redacciones para poner en el punto de mira otros como la televisión en la red

No obstante el mal llamado periodismo ciudadano sigue llenando horas de debate y páginas de información, aunque ahora se le llame “audiencia activa” (a ver si encontramos un término adecuado de una vez). 

En las conclusiones se destaca que con la internet se ha abierto una “tercera era” en el periodismo televisivo en la que el espectador puede ejercer “más control” sobre los temas abordados y adoptar una posición participativa.

También ha merecido atención de los ponentes el “entorno mejor” para el servicio público que ofrecen los medios de comunicación en la red, o que la denominada “cuarta pantalla”, la de los teléfonos móviles y de otros dispositivos manuales, ha superado la fase de curiosidad tecnológica  y han conseguido plena categoría de canal para la difusión de noticias o de ofertas de entretenimiento. 

Llamativa ha sido la denuncia de hipocresía por parte de los medios a la hora de tratar un tema como la sexualidad y el seguimiento de los medios de la charla de Ángeles Cortes.

Guillermo Culell, Gerente de Medios Digitales del Grupo El Comercio de Lima, Perú (esclarecedora la entrevista que le hacen en 20 Minutos; imprescindibles sus 10 hipótesis sobre el periodismo digital):

Tenemos que producir módulos informativos, sin importarnos la jerarquía. Jerarquizar es el resultado de la escasez. Una portada con noticias jerarquizadas es el resultado de que el papel es un rectángulo finito en el que no caben cuatrocientas noticias. En internet no existe esa limitación y lo que podemos hacer son módulos muy atractivos donde mezclemos información que provenga de distintas fuentes, y el sabor está en la mezcla, no en el ingrediente individual (…)

La metáfora de la cocina se aplica aquí. Todos sabemos preparar espaguetis a la boloñesa, pero hay gente que los hace mejor que otros. Hoy día, cualquier ciudadano medianamente educado e informado puede producir información, pero algunos lo podrán hacer mejor porque son mejores cocineros que otros. La cualidad que va a mandar será la de mezclar, no la de producir ingredientes.

Lydia Aguirre de El País.com:

La experiencia ha permitido comprobar que los avances de las exclusivas de la versión en papel no suponen un menoscabo en las ventas de los periódicos convencionales sino que generan ‘avidez y expectación’ en los lectores. Ese miedo atávico a que si avanzo una información en la web se pueden perder ventas de periódicos, en El País se ha perdido.

Jean François Fogel, de Lemonde.fr y consultor de medios:

Vivimos un momento de ruptura muy fuerte. Una ruptura que se asienta en la movilidad de las conexiones, la importancia creciente de las redes sociales y la actitud de la audiencia, en la que hay más interés por la experiencia que por el saber (…)
Lo convencional es un producto monolítico, y ésto en Internet tiende a desaparecer. Vamos a tener que entregar pedazos de ese producto a través de distintas puertas (refiriéndose a las cada vez más frecuentes entradas a los diarios a través de motores de búsqueda o alertas sobre contenidos al correo electrónico)

Ignacio Escolar, director de Público:

En Internet lo que hay es gente que crea su propio periódico, y si no le damos a la audiencia lo que quiere, es una audiencia que lo va a buscar (…) El negocio no es vender periódicos, sino vender información (…) Ante la actual avalancha de información, la diferencia puede marcarla la presentación o las posibilidades brindadas por la tecnología y la oferta de contenidos en varios formatos.

Fernando González Urbaneja, presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE):

El principal problema en internet es la credibilidad del producto periodístico, que se sacrifica en muchas ocasiones en favor de las audiencias. Si los medios tradicionales inciden también en la falta de verificación de las historias y en la ausencia de veracidad, tendremos problemas (Tras contar que un diario francés publicó una falsa boda de Sarkozy sin contrastar las fuentes).

Más sobre el congreso:

Cita en Huesca este jueves y viernes

aahuesca.gifMuchos ya estarán preparando las maletas para acudir a la cita anual del Congreso de Periodismo Digital en Huesca, que se celebra el jueves y viernes de esta semana (27 y 28 de marzo). Y ya van nueve ediciones.

El programa incluye sesiones interesantes, como  las ponencias:

Televisiones en Internet

Punto IT, la prensa digital en Italia

La cuarta pantalla

Nuevos medios en busca de la fórmula digital   

Para quienes no estaremos allí, Aragón Digital ofrece cobertura online (aún inactiva).

Una decena de mitos sobre ciberperiodismo (de momento)

La Escola de Comunicação de la revista brasileña Comunique-se enumera los “siete mitos del periodismo online“:

  1. El periodista está amenazado por el periodismo colaborativo.
  2. En el ciberperiodismo hay más independencia que en otros medios.
  3. No hay espacio para grandes reportajes.
  4. Cuanto más rápido se publique la información, mejor.
  5. Los errores debidos a la prisa son perdonables.
  6. La barra de desplazamiento inhibe la lectura.
  7. Se precisan muchas imágenes para atraer al lector.

Y Ramón Salaverría añade tres más para redondear la decena:

  1. A la gente no le gusta leer en pantalla.
  2. Internet no es lugar para la información interpretativa.
  3. Cuantos más comentarios tenga una noticia, mejor.

Hacía tiempo que una entrada en un blog no me hacía pensar tanto. Seguro que si nos lo planteamos, la lista se puede ampliar con otra docena de propuestas. Quién sabe…

Según la RAE,

mito1.

(Del gr. μῦθος).

4. m. Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen.