La semana del ‘Cablegate’: por la pendiente del periodismo declarativo

Somos testigos a lo largo de esta semana de un verdadero festín de periodismo de nuevo cuño gracias a unas filtraciones masivas. El País puso a una treintena de sus mejores periodistas a investigar durante las semanas de embargo. Se había comprometido a comprobar y profundizar sobre los datos ofrecidos por Wikileaks. Comprobamos cada día el verdadero alcance de la anunciada bomba informativa. Hasta que ayer viernes hemos visto a cuatro columnas el peligro de las noticias basadas en declaraciones.

A partir de la premisa de que Wikileaks no es nada sin el trabajo posterior de los periodistas -que son quienes filtran, ordenan y ofrecen elaborada la ingente cantidad de información que ofrecen sus documentos-, amanecemos en un mundo en el que ya no es tan sencillo ocultar datos.

Habrá que recordar que, entre otras cosas, periodismo es dar a conocer información que alguien intenta ocultar.

Y hay mucha

El otro día dije que el periodismo de investigación tenía una buena oportunidad ahora. Es obligada una matización. Éste Este es el resultado de lo que hasta ahora nos ha dejado el elegido en español con la ayuda de tres decenas de soberbios profesionales trabajando a destajo en la “mina chilena” durante semanas. Creo que, en conjunto, el resultado es impresionante; aunque hay peros:

Lunes 29 de noviembre:

Portada de El País (España)

Martes 30 de noviembre:

Portada de El País (España)

Miércoles 1 de diciembre:

Portada de El País (España)

Jueves 2 de diciembre:

Portada de El País (España)

Viernes 3 de diciembre:

Portada de El País (España)

Dicen que dijo entonces

Se estropeó todo el viernes. De repente se entramos de lleno en el titular del fulanito dijo. En este caso es titular de “los papeles dicen que fulanito dijo”. Lo peor, lo hizo en 2007, cuando la situación política española era muy diferente a la actual. Hasta el propio Partido Popular ha cambiado mucho.

Un lector comenta en las Cartas al Director:

Pedir EL PAÍS en el quiosco a las siete de la mañana y ver la portada del viernes 3 de diciembre ha sido una de las experiencias más desagradables que he tenido recientemente. Sí, leer la insinuación del señor Aznar sobre su posible vuelta a la política, en portada a cuatro columnas, es aterrador.

Sin embargo, compruebo que este lector está aterrado por la posible vuelta del ex presidente, no por el tipo de periodismo que hace el diario que acaba de leer. Qué decepción, pensé que se iba a quejar de la portada y la descontextualización de una frase.

Sábado 4 de diciembre:

Portada de El País (España)

Una nueva forma de guerra ha estallado

Asistimos a la Primera Guerra Mundial Cibernética. Ya tenemos cierta experiencia. Las filtraciones en 1998 del fragmento de una carta del embajador español en La Habana, Enrique Dupuy de Lome, a José Canalejas insultando al presidente de los Estados Unidos de entonces, Mckinley, se publicaron en el New Jork Journal. Dieron lugar a una guerra que acabó con la independencia de Cuba y Filipinas.

Anuncios

Brotes verdes en el periodismo de investigación gracias a Wikileaks

El viernes pasado, en la primera sesión del Laboratorio de Periodismo de la APM, a la que me invitaron como orientador del debate, se habló largo y tendido sobre el estado de la profesión. Y entre quejidos y lamentaciones, que hubo varios como es lógico, fueron abriéndose paso algunas ideas. En futuras reuniones se intentará centrar el tema con el fin de que la foto de la profesión tenga una mayor definición.

Es bueno que los periodistas hablen sobre periodismo y que no lo hagan solo en las cenas con los amigos y compañeros. (vídeo 5:00).

 Muchas reflexiones sobre la mesa para empezar. Personalmente me quedo con dos ideas que merece la pena desarrollar:

1.       Juanjo Amorín, CEO de la red social Kedin y directivo de la APM, expreso la necesidad de trabajar más en la narrativa digital y reprochó cortésmente que en las universidades que no se esté haciendo. Eso, tengo que confesar, me alteró un tanto. En la mía se hace. ¿Qué imagen estamos dando de lo que aprenden los nuevos periodistas?

2.      ¿Dónde ha quedado el periodismo de investigación? Desde luego ha abandonado los periódicos. Dos elementos nuevos en el ecosistema mediático cubren la aguda carencia de trabajos de profundidad: las fundaciones sin ánimo de lucro, tipo ProPublica(ing.) y los movimientos de denuncia como Wikileaks.

 

Poco ha habido que esperar para que Wikileaks nos descubra lo que ha dado en llamarse el Cablegate. Si no es periodismo propiamente dicho, es una organización empeñada en hacer cumplir los mismos fines que cimenta la profesión. Su integridad ética se quiere poner en duda, pero hasta ahora Assange ha demostrado un férreo compromiso con eso que llamamos “principios éticos”. 

Algunos apuntes rápidos frente a todo lo que se nos viene encima:

Lo mejor: se ha animado un panorama últimamente en declive. Los periodistas, en lugar de clamar contra “esa caja de filtraciones”, deberíamos estar contentos de ver cómo renace el periodismo de investigación. El Watergate, que es el gran orgullo del género, nació también de filtraciones de una garganta profunda. Ahora se ha proporcionado la información a cinco grandes medios para que investiguen y confirmen los datos. Nada sospechoso.

El making-of de la filtración a El País. Se puede leer en Proyecto C, un blog escrito desde “la mina chilena”,  que es como han llamado en el diario al grupo encargado de la investigación de los datos proporcionados por Wikileaks. Lo escribe Joseba Elola.

 Joseba Elola firmó precisamente la entrevista a Assange. Un buen documento para centrar el tema (y el problema de este hombre, que es el de toda su organización).

Próximas entregas en español de la filtración de Wikileaks: El País ha hecho un extraordinario despliegue en la red, pero los documentos dan para mucho: “En los próximos días difundiremos informaciones relevantes sobre Venezuela, México, Bolivia, Cuba y otros países (…) Hoy mismo arrancamos con Argentina”, anuncia Javier Moreno.

“Tal vez lo que estamos presenciando no sea el nacimiento de un nuevo tipo de periodismo, sino un mundo donde ahora es muchísimo más arduo para los gobiernos y otros ocultarle información a la opinión pública.” Hillary Bishop

 

Periodismo de investigación en ProPublica

propublica.gif

ProPublica, uno de los proyectos más prometedores del periodismo mundial, ya está en marcha. Le ha costado, pero Steiger, editor en jefe, y Steve Engelberg, editor general, han cumplido su promesa de tenerlo todo listo para este año.

Su objetivo es buscar el periodismo de investigación y denuncia que dé a conocer todo tipo de abusos y negligencias por parte de las entidades gubernamentales o empresas privadas. Y si no existe, realizarlo ellos -cuentan con dos docenas de reporteros- y ofrecérselo a los medios de forma gratuita.

Día a día escanea la actualidad y ofrece un “Scandal Watch” (Monitor de Escándalos), que selecciona las cinco investigaciones más destacadas del momento en otros medios. Si se busca por temas, en  “Media & Technology” (Medios y Tecnología) esto les ha llamado la atención estos últimos días:

June 16, 2008

June 13, 2008

June 12, 2008

Post Columnist Benefits From Corporate Speaking Deals Ken Silverstein, Harper’s, June 12, 2008

Facebook Add-Ons Expose Data Kim Hart, Washington Post, June 12, 2008

FCC Drags Its Feet on Sirius-XM Merger The Wall Street Journal Editorial Page, June 12, 2008

Wash. Times Reporter Is Subpoenaed to Testify on Sources Walter Pincus, Washington Post, June 12, 2008

ProPública (todavía) busca reporteros

steger.jpgParece que el deseo de que ProPública estuviera funcionando a principio de año no va a ser. Paul Steiger, ex director del WSJ y encargado de la nueva organización, afirma en una entrevista (en inglés) que está buscando 24 periodistas para completar su equipo.

Vamos, que tendremos que seguir esperando para ver esos importantes “reportajes de calidad” prometidos. En su lucha contra la corrupción, ProPública se los ofrecerá gratuitamente a medios de comunicación de todo el mundo.

Vía Apuntes con Masaje 

Periodismo contra la corrupción

Mientras llega ProPública y sus promesas de periodismo cívico de investigación, nos conformamos con lo que hay, que tiene mérito y premio:

afichepremio.gifQué: Sexta edición del único premio latinoamericano destinado a promover e incentivar el periodismo de investigación de la corrupción.

Quién: Transparency International, la organización que lidera mundialmente la lucha anticorrupción, a través de sus capítulos de América Latina y el Caribe (TILAC); y el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) una prestigiosa sociedad de periodistas latinoamericanos independientes, con sede en Lima. El proyecto es apoyado por el Open Society Institute, con sede en Nueva York, que aporta los fondos para el premio

Cuánto: La cuantía del premio es de 25 mil dólares (16.900 euros aprox.) a la mejor investigación periodística, y 5 mil dólares (3.400 euros aprox.) a los dos trabajos semifinalistas.

Cuándo: La fecha límite para presentar trabajos publicados o difundidos en prensa escrita, radio, televisión o medios electrónicos es el 30 de marzo de 2008. Los trabajos deben haber sido publicados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2007.

Cómo: Bases para inscribirse. Formulario.