• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @el_pais: Ampliación | La absolución de Ana Botella ha ganado por dos votos a uno. Los dos consejeros que han revocado la condena son lo… 1 day ago
    • RT @mcarvajal_: Hace un par de días puse en marcha una herramienta 🤖 que compara la portada de El País con versiones anteriores, localiza l… 2 days ago
    • RT @Sofi_pm: -Isabel Díaz Ayuso afirma que Madrid Central ha aumentado la delincuencia -Le preguntan al alcalde de Madrid por los datos y r… 2 days ago
    • RT @daandina: Soy Pediatra de Urgencias. Hace unos días atendimos un adolescente transexual que había cometido su quinto intento de suicidi… 2 days ago
    • RT @ismaelnafria: Are Paywalls Saving Newspapers? - Newspapers with reputable brands and unique content are finding success behind paywalls… 2 days ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 29 seguidores

  • Páginas

  • Anuncios

ProPública (todavía) busca reporteros

steger.jpgParece que el deseo de que ProPública estuviera funcionando a principio de año no va a ser. Paul Steiger, ex director del WSJ y encargado de la nueva organización, afirma en una entrevista (en inglés) que está buscando 24 periodistas para completar su equipo.

Vamos, que tendremos que seguir esperando para ver esos importantes “reportajes de calidad” prometidos. En su lucha contra la corrupción, ProPública se los ofrecerá gratuitamente a medios de comunicación de todo el mundo.

Vía Apuntes con Masaje 

Anuncios

De cómo Murdoch arrebató Dow Jones a los Bancroft

Al hablar de Paul E. Steiger (foto) en el post sobre ProPublica, me he acordado de que quería escribir algo sobre el ‘Wall Street Journal’ y su extraña evolución empresarial del año pasado. Nunca es tarde, pero en lugar de explayarme, prefiero aconsejar la lectura del artículo que sobre este tema ha escrito Juan Antonio Giner. Describe con un estilo agil y ámeno como Murdoch le quitó Dow Jones de las manos a los Bancroft y, por extensión, hace un rápido retrato de todo un sector de la prensa.

Descargar el artículo en PDF.

Me quedo con las cuatro lecciones que Giner extrae de la compra de Murdoch:

  • Primera: las empresas periódisticas familiares que no arriesgan, no invierten y tienen miedo al futuro están llamadas a desaparecer, aunque algunos miembros de la dinastía aparezcan como gestores.
  • Segunda: frente al pesimismo de quienes no creen en el futuro de la prensa escrita, necesitamos muchos más Murdoch, personajes con “tinta en las venas” que saben que ahora es el momento de invertir también en plataformas multimedia.
  • Tercera: que a la hora de pagar primas, la credibilidad, el prestigio, la visión de futuro y la independencia periodístia son los intangibles que ponen precio de verdad a ventas como la de Dow Jones.
  • Cuarta: que las redacciones y sus periodistas han sido, son y serán siempre la columna vertebral de todos los grandes negocios informativos. Y no importa cuáles sean las tecnologías imperantes.

ACTUALIZACIÓN (17:42): Precisamente a partir de hoy ‘The Wall Street Journal’, da una muestra del cambio post Steiger y abre su opinión a internet de forma gratuita. La decisión es de gran calado para todo el periodismo económico mundial, debido a la influencia global del TWSJ.

“Desde el año 2000 este diario había mantenido un sistema dual en su edición online: mientras que la mayoría de los textos de opinión se ofrecían bajo suscripción en wsj.com/opinion, había determinados artículos de acceso libre en OpinionJournal.com, donde además se ‘colgaban’ artículos elaborados en exclusiva para internet. A partir de ahora el diario integra ambos ‘sitios’ y los convierte en un único espacio editorial, al que se podrá acceder desde las dos URLs anteriores.”

Hasta ahora la mayoría de los editores había optado por guardarse los contenidos de opinión y ofrecérselos exclusivamente a los suscriptores de pago. Veremos cuántos se pueden resistir a la gran marea que esta decisión supone.

Vía El Mundo