• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @jansorena: Y, de paso, se impone una visión negativa a la actual minoría hispana en EEUU sobre sus orígenes. Además de ser tratados en… 5 hours ago
    • RT @jansorena: Con el legado hispánico, sin embargo, todo vale. Se impone a la opinión pública una visión centrada casi con exclusividad e… 5 hours ago
    • RT @jansorena: No me imagino un incidente en Trinity, la iglesia más vieja de Nueva York, o en el Capitolio de Washington que sea contextua… 5 hours ago
    • RT @jansorena: El incendio está bajo investigación, pero no se descarta que fuera intencionado y parte de los ataques al legado hispánico d… 5 hours ago
    • RT @jansorena: Es una iglesia de 1771, a punto de cumplir 250 años, el principal edificio de una misión, dentro de la red que estableció Fr… 5 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Periodismo ciudadano: se decanta el concepto

Pocos términos han obtenido tanto éxito como el de “periodismo ciudadano”. Pocos han provocado tanto debate. El rodaje y la experiencia está provocando que bajen las barreras profesionales del recelo y, a la vez, que el concepto pierda aristas. 

Hoy leo en Clases de Periodismo que Lucia Pichichua se pregunta si hay periodismo ciudadano sin periodistas. Y en el titular mantiene los signos de interrogación. Es una forma de reforzar la idea de que el debate, lejos de estar resuelto, aún continúa. Pero la entrada nos conduce suavemente a una conclusión: 

El periodista Pau Llop, fundador del sitio de periodismo ciudadano Bottup, dejó entender que ese sitio no puede ser calificado de esa manera sin que el equipo de administradores sean periodistas.

Lástima que el vídeo que nos ofrece tenga tan mala calidad de sonido. Reproduce  una charla en la clase de 4º de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante). No obstante, por la personalidad de Pau y por el interés del debate, lo traigo también aquí (3:30 m):

Ideas expuestas por Pau a los alumnos de Periodismo:

El ciudadano es la base.

Ofrece nueva oportunidad a los periodistas profesionales.

Lo importante es el periodismo.

El trabajo en Bottup es distribuido (por la geografía española).

El objetivo (de los participantes en Bottup) no es hacerse rico, pero sí ganar (algo de) dinero y poder vivir de ello. No han obtenido ninguna subvención, pese a que las han pedido (Hay un vídeo complementario, también muy malo de sonido, en el que se explica cómo subsisten 8:21)

La utopía: los profesionales ganarán la vida editando, publicando y contrastando lo que les ofrecen los ciudadanos.

 

Mantienen una interesante relación con la Fundación Ashoka que ha comprendido que el trabajo del equipo de Pau LLop y la novedad de lo que ofrece son grandes. 

Con Bottup se está creando un modelo periodístico desconocido en nuestro entorno. Se basa en la participación de los ciudadanos con el fin de recuperar la relevancia social de las noticias de actualidad pero con un matiz esencial: no hay que renunciar al rigor y calidad de la información.

Bottup.com se plantea como un portal de noticias basado en una red social de informadores ciudadanos que da como resultado un medio de comunicación relevante, dinámico y con amplia participación ciudadana, pero también con unos estándares de calidad profesionales, que son los que proporciona la involucración en el proyecto de periodistas profesionales (vídeo 3:59):