La escritura deja paso a los vídeos en la red

 ¿A alguien le queda alguna duda de que algo está cambiando?

Con esta pregunta acaba un memorable post de Mahugo sobre la utilización del vídeo en internet que, según mi modesta opinión, nadie debería perderse.

La idea clave que pretendíamos transmitir es que televisión, internet y móviles no pueden compartir los mismos contenidos porque las necesidades de consumo y el contexto en el que se consume esa información son distintos.

Hasta ahora la lectoescritura ha dominado la actividad de la red. Nunca tanta gente había generado tanto texto y tan variado, y nunca tanta gente había leído tanto. Sin embargo, oímos que los pedagogos se quejan de que los jóvenes ya no saben leer. El Informe Pisa ha puesto de manifiesto que los sistemas de enseñana han fracasado en este punto.

La lectura y la comprensión de textos escritos son paradójicamente asignaturas pendientes cuando comprobamos que los jóvenes leen -y escriben- mucho, aunque lo hagan en otros formatos. La red, al mismo tiempo, se está haciendo audiovisual y demuestra que hay vías múltiples para la información, el conocimiento y hasta para el entretenimiento.

Pero mientras la red se expande hacia la multimedia en una progresión natural y ya esperada, observamos que los elementos aportados por la programación de las televisiones van más allá de la cesión de trozos de su programación. Se están generando importantes cambios en la presentación de las páginas de los medios digitales, que ya hacen un hueco para sus vídeos. Hasta Larazón.es, que no es el medio con más cintura a la hora de adaptarse a los cambios tecnológicos, acaba de incorporar dos ventanas, una de información y otra de opinión grabada. La tecnología empuja y acerelera la transformación.

A los alevines de nuestra sociedad los adultos no les han enseñado con método cómo incorporar conocimiento aprovechando la vía audiovisual, pero si les han proporcionado los instrumentos de aprendizaje y de familiarización con todos sus aparatos mediante los videojuegos. El procedimiento ha sido muy efectivo y sin grandes costes para el sistema educativo.

En los medios la transformación también debe hacerse de una forma natural, sin traumas, sobre todo por las oportunidad que nos ofrece la propia tecnología. La opción de acceso a la producción/reproducción audiovisual con un nivel de calidad suficiente no plantea grandes gastos. Sin embargo, se genera contenidos muy atractivos. 

La web ha dejado de ser silenciosa. Tíscar habla también de ello.