• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 29 seguidores

  • Páginas

  • Anuncios

Los medios distorsionan la realidad, internet está aquí para recordarlo

Quiero compartir un correo electrónico que he recibido por varias vías y que no en todos los casos me avisaban del origen. Se trata de un artículo de Noam Chomsky en el que el lingüista estadounidense sintetiza las 10 estrategias de manipulación que los medios de comunicación utilizan/¿utilizamos?, unas veces en forma alternativa y otras, simultánea.

Manipulation-Posters.jpgEl texto viene directamente de Grano de Arena (PDF), un boletín digital de las asociaciones ATTAC, que a su vez es una traducción literal (avisa de ello) de una entrada en el blog del brasileño Instituto Joao Goulart

Una sencilla búsqueda ya avisa de que la voz del eco ha funcionado en la red

Esto me recuerda que acabo de leer un artículo de Ernesto Hernández Busto sobre la memoria y el olvido en internet. El ensayista nos recuerda que la red es el ‘Funes memorioso’ digital y que recordarlo todo puede llegar a ser una pesadilla. En este caso, recordar las palabras de Chomsky es un motivo para despertarse y abrir bien los ojos a la realidad.  

1-La estrategia de la distracción.

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2- Crear problemas, después ofrecer soluciones.

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3- La estrategia de la gradualidad.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4- La estrategia de diferir.

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

 

5- Dirigirse al público como criaturas de poca edad.

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

6- Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión.

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7- Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permnezacan imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8- Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9- Reforzar la autoculpabilidad.

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. ¡Y, sin acción, no hay revolución!

10- Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Relacionado:

Cuando The New York Times mató a Noam Chomsky (5:58). Hay que confirmar siempre lo que dicen las fuentes, aunque la información proceda del NYT.

Si te interesa el tema, te interesarán también este vídeo:

Cómo distorsionan los medios la opinión pública (vídeo realizado en abril de 2008, antes de la era Obama, 5:54)

Compromiso contra la manipulación, Juan Varela propone seis medidas para empezar a luchar contra la manipulación, todas parten de que los medios no se dejen a  su vez manipular por los políticos.

Anuncios

Hay que cambiar, pero aún no sabemos cómo

Antes, cada vez que aparecían nuevos datos sobre tiradas y audiencias, me entretenía observando las reacciones de cada medio para comprobar que, pasara lo que pasara, todos ganaban. He perdido la pasión (y el tiempo) y creo que es mejor observar los datos y reflexionar uno mismo. Y en todo caso, ampliara perspectivas con la visión de alguien de confianza.

Zeitung zusammengerollt por Schuhe WeltEstamos, de todas formas, inmersos en una sensación de crisis global de modelos -no sólo económicos- y, sospecho, los pensamientos surgen mediatizados.

Juan Varela hace un completo análisis en “Sociedad Cableada”  (cada día me gusta más Soitu.es, por cierto).  Y, después de hacer un repaso a fondo a todo lo que ocurre y de concluir que “la solución está en cambiar aceleradamente el periodismo y el modelo de negocio de la información” aunque “todavía no sabemos cómo”, lo que no deja mucho lugar para alegrías, ofrece algunas pistas para conseguir ese cambio:

  1. Información: más calidad, actualización inteligente, diferenciación y oportunidad. Nuevos criterios: subjetivos y sociales.
  2. Conexión: recuperar y ampliar la vieja conexión íntima entre los medios y su público. Lo peor para los medios informativos no son sus problemas financieros, sino la desconfianza e incluso el resentimiento de una gran parte de la sociedad sobre su reputación, maltrecha por el excesivo partidismo, la falta de independencia y la contaminación de otros negocios.
    Conexión es hoy también convertir a los medios en redes sociales creadas alrededor de la información y que ayuden a construir una identidad digital abierta, de dominio público.
  3. Multimedia: desarrollo de nuevos lenguajes y fórmulas narrativas. Especialmente en el trabajo sobre la visualización de la información, que está dando grandes resultados a medios nativos de internet: de los mapas a la geolocalización y los gráficos dinámicos.
    Pero multimedia también en el producto con la suma de públicos generalistas y nichos.
  4. Tecnología: siempre ha estado en la génesis de los medios y los mensajes, como sentenció MacLuhan, y ahora es más importante que nunca.
  5. Nuevas redacciones y nuevos periodistas: más abiertos, flexibles, conectados y que aprovechen todas las ventajas de la organización en red.
  6. Nuevos modelos de negocio: desde la adaptación y desarrollo de un mercado distribuido de información y publicidad, donde el paquete tiene cada vez menos importancia y donde la información se distribuye viralmente, hasta la vuelta a la socialización de los medios y su propiedad con el objetivo de maximizar la rentabilidad social y convertirse en negocios abiertos.

ADN celebra sus dos añitos

adn1.jpgMe ha sorprendido esta mañana el sobrepeso de ADN, demasido papel y más contenido de lo habitual en el gratuito. La razón es que celebran hoy su segundo cumpleaños y lo hacen con con un suplemento especial (aquí en PDF) de 72 páginas que repasa lo ocurrido en los últimos 12 meses.

Periodismo de síntesis con buen aspecto. Me quedo en la pág. 32 ,“ADN.es: la información es tuya” (hay que verla en PDF), un resumen de lo realizado por la gran apuesta del diario en la red (sin alusiones ni agradecimientos a Varela).

Dos años y 1.417.000 lectores en 16 provincias. Felicidades.

Entrevista con Albert Montagut, director de ADN, en PR Noticias 

aaacincod.gifaaapublico.jpgActualización (jueves 6 de marzo): Me recrimina Eurof por no haber celebrado también los cumples del portugués Publico y el económico Cinco Días. Agradezco la información y el aviso. Es cierto, celebrar todos los aniversarios significaría estar al descorche todas las noches y dedicar el blog exclusivamente a las loas de festejo.

En fin, de la mayoría de edad de Publico ya ha hablado muy bien Herminio. Del de Cinco Días, hablan ellos.