• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @jansorena: Y, de paso, se impone una visión negativa a la actual minoría hispana en EEUU sobre sus orígenes. Además de ser tratados en… 4 hours ago
    • RT @jansorena: Con el legado hispánico, sin embargo, todo vale. Se impone a la opinión pública una visión centrada casi con exclusividad e… 4 hours ago
    • RT @jansorena: No me imagino un incidente en Trinity, la iglesia más vieja de Nueva York, o en el Capitolio de Washington que sea contextua… 4 hours ago
    • RT @jansorena: El incendio está bajo investigación, pero no se descarta que fuera intencionado y parte de los ataques al legado hispánico d… 4 hours ago
    • RT @jansorena: Es una iglesia de 1771, a punto de cumplir 250 años, el principal edificio de una misión, dentro de la red que estableció Fr… 4 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Leído en ELPAÍS.com

La noticia estrella no sólo de ayer, sino de toda la semana en el medio de comunicación más importante prestigioso en español fue que en una localidad polaca un hombre acudió a un prostíbulo y se encontró a su propia mujer ejerciendo. A raíz de ello, Abel Grau cuenta hoy que una buena anécdota no tiene rival en la red.

¿Es la puerilización de la noticia o la necesidad de huir de la terrible realidad? ¿Són otros lectores o es que el medio pide otro tipo de información?

“Entronización absoluta del pincha pincha, esa información que es intrascendente pero que tiene un poder de atracción extraordinario (…) La pieza no sólo consiguió el récord de la semana, con más de 100.300 visitas, sino que fue la más valorada y la más enviada al correo electrónico. La anécdota seguramente no habría dado ni para un breve en la edición impresa. En la edición digital, sin embargo, todo queda registrado, y semejante dato atestigua los intereses de los lectores.”