Los nuevos Hoods roban para editar revistas

Portada de la revista en la que se explica cómo 'burlar' a las entidades. (EL MUNDO) Si estuviera en Cataluña, saldría ahora mismo a la calle en busca de uno de los 150 puntos en donde se va a repartir una peculiar revista gratuita, Crisi (en catalán). Supongo que no será difícil porque se han anunciado 200.000 ejemplares.

Mi interés no lo mueve tanto el morbo de la historia: un joven antisistema pide créditos con la intención de no pagarlos y, después, huye del país. Me ha sorprendido que parte de la nada desdeñable suma conseguida, 492.000 euros, la haya empleado en editar una revista en la que contarlo antes de esconderse de la justicia. Me resulta extraño, pero muy significativo, que haya elegido el papel y no internet para dar a conocer su delito.

La revista, que lleva como subtítulo “Publicación gratuita para sobrevivir a las turbulencias económicas”, contiene, según la información de El Mundo, dos páginas en las que el propio joven, de 32 años y que responde al nombre de Enric Duran, relata cómo ideó la estafa y a qué ha destinado el dinero, además de invertirlo en la revista.

Los nuevos Hoods ya no reparten el botín, ahora espacen ideología, que es otra forma de ver el tema de la solidaridad. Pero como la brecha digital no permite que el mensaje llegue a donde se quiere, pues se recurre a métodos tradicionales.

En el esquema de Laswell (quién dice, qué, a quién, por qué canal y con qué efectos) la elección del canal depende mucho del receptor al que se quiera llegar y de los efectos que se quiera conseguir. No hay que ser profesional de la información para saberlo.

Anuncios

“La prensa gratuita no ha ganado dinero”, según Cebrián

Juan Luis Cebrián habla en una entrevista en Colombia sobre la política de Prisa en el mercado americano y también sobre su visión de la prensa gratuita, la convergencia empresarial y el periodista frente a la globalización:

1. La prensa gratuita no ha ganado dinero en ninguna parte del mundo. La sacaron los fabricantes nórdicos de papel, que no sacaron prensa gratuita en sus propios países. Se puede uno imaginar que hay un intento de generar marcas globales de cara a Internet. Pero al margen de las condiciones económicas, yo no creo en la información como un commodity. Si hay un vínculo fuerte en la historia de la comunicación, ahora que hablamos de interactividad e Internet, es entre el lector de un periódico y la redacción de ese periódico. Por lo tanto, es la adhesión de los lectores lo que genera la estabilidad y el crecimiento del periódico. Yo creo que los periódicos se venden por lo que dicen, no porque sean más baratos o porque los regalen en las calles. Y hacer periódicos sólo como soporte de la publicidad, pues te lleva a hacer periódicos con la información como commodity, que no es la base de un periódico. Yo me enteré de que habían liberado a Íngrid Betancourt no leyendo El Tiempo, ni oyendo radio Caracol, ni viendo la CNN, ni comprando SEMANA. Me enteré por un mensaje de texto que me envió un amigo al celular. Por lo tanto, yo creo que los periódicos cumplen una función en la socialización y en la creación de opinión pública, y eso nada tiene que ver con la prensa gratuita.

2. La tendencia a la concentración de los grupos responde a las tendencias de concentración de los demás sectores de la economía. Tiene que ver con los avances tecnológicos, con la globalización del mercado, con la generación de márgenes en la producción, y es una tendencia que va a seguir. Yo diría que va a convivir esa tendencia con el mantenimiento de empresas que serían equiparables a las empresas artesanales cuando aparece el proceso de industrialización, locales y potentes, que pueden vivir durante mucho tiempo sirviendo a su mercado (…)

Creo que al final las grandes corporaciones van a seguir en el mercado global, que tiene sus peligros, sobre todo para la libertad de información y para el pluralismo. Y que tiene sus ventajas también. Lo que hay que hacer es convivir, saber responder a las necesidades de la autonomía de las redacciones y la libertad de información en las grandes corporaciones. Y al mismo tiempo, que esa autonomía se beneficie de las bondades de la corporación.

3. Qué es la información, qué es el conocimiento y qué es la sabiduría, son los tres escalones de la percepción intelectual del hombre. Personalmente sigo creyendo que el periodista del futuro va a ser el mismo del pasado. Sigo creyendo que el periodista es un señor que cuenta a los demás lo que pasa.

La dificultad que tenemos ahora es que la sociedad digital tiende a anular los procesos de intermediación. Eso significa que hay mucha información veraz mezclada con muchas mentiras, muchos rumores y mucha basura. Es lo que pasa con algunos blogs, pues como no hay una intermediación, la verdad convive con la mentira. Hoy cualquiera que saca una foto o un video o tenga acceso a una noticia, la puede colgar en la red inmediatamente. Pero todavía tendrá que haber una gestión de la calidad de esa información. En Corea hay un periódico en Internet hecho sin redacción, donde los redactores son 200.000 ciudadanos; es un gran éxito económico y participativo. ¿Qué capacidad hay de mediación o de interpretación de la realidad? No lo sé. Y vamos a convivir con estas paradojas mucho tiempo. Pero al final asistiremos a un proceso de mediación entre la realidad y los ciudadanos, o de interpretación o análisis, y eso es lo que hacen los periodistas: mediar entre la realidad y los lectores, los oyentes, los televidentes o los usuarios de Internet. Pero hasta que eso se produzca, vamos a convivir con una etapa de confusión.

ADN celebra sus dos añitos

adn1.jpgMe ha sorprendido esta mañana el sobrepeso de ADN, demasido papel y más contenido de lo habitual en el gratuito. La razón es que celebran hoy su segundo cumpleaños y lo hacen con con un suplemento especial (aquí en PDF) de 72 páginas que repasa lo ocurrido en los últimos 12 meses.

Periodismo de síntesis con buen aspecto. Me quedo en la pág. 32 ,“ADN.es: la información es tuya” (hay que verla en PDF), un resumen de lo realizado por la gran apuesta del diario en la red (sin alusiones ni agradecimientos a Varela).

Dos años y 1.417.000 lectores en 16 provincias. Felicidades.

Entrevista con Albert Montagut, director de ADN, en PR Noticias 

aaacincod.gifaaapublico.jpgActualización (jueves 6 de marzo): Me recrimina Eurof por no haber celebrado también los cumples del portugués Publico y el económico Cinco Días. Agradezco la información y el aviso. Es cierto, celebrar todos los aniversarios significaría estar al descorche todas las noches y dedicar el blog exclusivamente a las loas de festejo.

En fin, de la mayoría de edad de Publico ya ha hablado muy bien Herminio. Del de Cinco Días, hablan ellos.

Distribución: así andan las cifras

Walter Sotomayor  anuncia en Midiablog en Castellano

El diario gratuito español 20 Minutos distribuyó 1.043.000 ejemplares diarios en 2007, colocándose como el de mayor circulación diaria en España

 ¡Qué! está en segundo lugar con 957.000 (…)

 ADN tuvo una circulación de 955.000(…)

Metro distribuyó 840.000 (…)

Todos los gratuitos, excepto Qué! aumentaron su circulación total comparada a 2006. Estos cuatro títulos son los periódicos de mayor circulación de España.

El diario de pago El País se encuentra en el quinto lugar en circulación.
La comparación entre gratuitos y de pago es dificil porque se utilizan criterios diferentes de medición.

El País tuvo una tirada de 560.000 diarios y una circulación neta de 426.000

ABC tirada de 307.000 y circulación de 230.000

 El Mundo 443.000, frente a 337.000

Marca 456.000, frente a 311.000

Por qué dar el producto gratis es rentable (también en prensa)

Wired Magazine, la biblia de la tecnología, se pregunta por qué el gratis total puede convertirse en un buen negocio. En la publicación están seguros de que el futuro de las empresas, incluidas las editoriales, está en la fórmula del coste cero:

afree1.jpg

Interesante la reflexión del director redactor jefe de Wired, Chris Anderson, autor de la teoría de la “Larga Cola”, quien se detiene a analizar varios modelos ya probados en viajes, contenidos, música o telefonía.

Parte de las propuestas de mercadotecnia conocidas como freeconomics (en inglés), la economía de la gratuidad, donde todos los costes tienden a cero, y de la experiencia pionera de Gillette, que regala sus maquinillas o las comercializa muy baratas para cobrar después las cuchillas.

Y para predicar con el ejemplo, nada mejor que regalar ejemplares de marzo. Wired  enviará a los 10.000 primeros solicitantes su número de marzo por nada, free, zilch, como explica en su promoción.

Habrá que tomar buena nota, porque como dice L.F. en El País:

El gratis total que domina Internet no parece una tendencia pasajera, como se pensaba a principios del 2000 cuando la crisis puntocom hizo pensar que la única vía para la rentabilidad era el pago de los servicios. Pero hoy, Internet sigue siendo el terreno del todo gratis. Al contrario, la gratuidad o el casi gratis se está extendiendo a muchos más sectores como los viajes, las música o los contenidos.

Metro a la andaluza

Metro va a ser el primer gratuito en cubrir prácticamente todo el territorio nacional, con lo que se convierte en el de mayor penetración geográfica de su género en España.

pdf logoSegún PRNoticias, Metro prepara una nueva edición del diario para Andalucía que se repartirá en locales comerciales e instituciones públicas de Almería, Granada, Jaén, Córdoba y Cádiz, además de en Málaga y en Sevilla, donde ya está presente.

Parece que a los directivos de la empresa les gusta el mes de enero para ampliar su ámbito de distribución. En 2007, por estas fechas los habitantes de 15 ciudades españolas estrenaron el año con un diario más, y esta vez no en los quioscos.

Metro se ‘vende‘ a los anunciantes como “el diario gratuito más importante del mundo con 59 ediciones en 86 ciudades en todo el mundo. Se reparte en 19 países y se expresa en 18 idiomas. Su tirada diaria mundial es de más de 7.491.000 de ejemplares y es el diario más audiencia en el planeta (fuera de Japón) con más de 18.5 millones de lectores.”

Pero, como en internet tiene buena memoria y los afectados pueden quejarse, sabemos que Metro también ha cerrado ediciones en ciudades españolas.