• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 29 seguidores

  • Páginas

Gráficos que deforman la información

“Se publican muchos gráficos que no aportan prácticamente nada o, lo que es peor, que pueden confundir al lector. Uno de los vicios más comunes es el de sacrificar precisión por impacto visual. Es decir, se publica un gráfico vistoso, pero poco informativo” Esta es la queja de Josu Mezo en  Cuaderno de Periodistas

El autor de Mala Prensa, uno de mis blogs de cabecera, ya ha tocado el tema antes. Piensa acertadamente que los gráficos quedan a menudo en manos de personas con criterios artísticos, especialistas que saben mucho de informática pero poco de periodismo. Lo que ocurre como sospecha Josu es que no son debidamente supervisados por el periodista que redactó el artículo, que es quien “debería tener la capacidad para cortale las alas para que no se deje llevar por las cuestiones visuales en detrimento de la función comunicativa. Hay que recordar que el gráfico no es más que otra manera de transmitir el mensaje, de manera que si el mensaje se pierde o se trastoca, de nada nos sirve, por muy vistoso que sea”.

Mezo revisa algunos de los errores más comunes que se suelen cometer en este campo y señala, además, que como “todos estamos habituados a verlos, nos puede parecer que su significado es obvio, y que no tienen mayor complicación. Pero no es así”.

Gráfico 1

Gráfico 2

El contraste entre el gráfico primer gráfico y el segundo es muy llamativo, pese a que en ambos se representa lo mismo. Sin entrar en cuestionamientos ideólogicos o políticos, que también caben aquí, Mezo señala que “cuanto más estrecho sea un gráfico de este tipo (mayor ratio altura/anchura), más fuertes parecen las pendientes de las líneas que representan los datos (…) En el gráfico 2, el punto con valor 3,6 tiene una altura que es exactamente siete veces mayor al punto con valor 2,4 (…) El efecto visual de esta elección, claro, es que las diferencias entre los valores parecen mayores de lo que son en realidad y, por tanto, las subidas y las bajadas son también más pronunciadas.

El artículo analiza otros ejemplos muy ilustrativos de la arbitrariedad en la realización de estas supuestas ayudas visuales para el lector. En ocasiones lo que se hace es “dirigir” o confundir la interpretación.

 Descargar el artículo (en PDF)