• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @descifraguerra: 🇺🇸 El Comité para la Protección de los Periodistas @pressfreedom alerta sobre los ataques a la prensa. Según el CPJ, 12… 4 hours ago
    • RT @AlertaNews24: 🇺🇸 | CRISIS EN EEUU: Mientras continúan las protestas por la muerte de George Floyd, más de 17,000 miembros de la Guardia… 4 hours ago
    • RT @lorenagm7: Parte de la labor del periodista es conseguir que el entrevistado DIGA en la entrevista algo valioso e inédito, algo -inclus… 6 hours ago
    • RT @lorenagm7: Yo respeto a mis entrevistados, a todos, también con los que no estoy de acuerdo. Me es impensable publicar los -jugosísimos… 6 hours ago
    • RT @lorenagm7: ¿Qué clase de panorama viene si todos publicásemos los off the records? ¿Qué clase de credibilidad tendríamos? ¿En qué se di… 6 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 29 seguidores

  • Páginas

Los peligros de las entrevistas por correo electrónico

 “Uno de los principales diarios croatas, Jutarnji list, de Zagreb, ha reconocido que la entrevista que publicó ayer con el primer ministro Ivo Sanader era totalmente falsa, desatando el “mayor escándalo en la historia del periodismo croata”.”

“Aparentemente, las respuestas fueron enviadas por correo electrónico por un joven que pretendía gastar una broma al periodista, aunque las cosas no están todavía claras y el rotativo ha anunciado que investigará el caso.”

“El presidente del Gobierno, Ivo Sanader, no dio entrevista alguna al redactor de Jutarnji list Davor Butkovic, ni mantuvo con él últimamente contacto alguno’, subraya en un comunicado la oficina de prensa del primer ministro.”

Leído en El Mundo, que subraya que Jutarnji list se disculpa por el error y asevera que “no había razón alguna en dudar en la autoría de las respuestas”