• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @patri3004: @fedkukso Y al que se cura le dicen muchas veces "superviviente". Cuenta B. Ehrenreich en su libro que en los grupos de apoy… 8 hours ago
    • RT @fedkukso: "El tuberculoso podía ser un proscrito o un marginado, en cambio la personalidad del canceroso, lisa y condescendientemente,… 8 hours ago
    • RT @fedkukso: El peligro de las metáforas bélicas para hablar de cáncer ("murió luego de batallar..."): hacen ver a la persona fallecida co… 8 hours ago
    • RT @civio: En @Civio tenemos varios procesos judiciales abiertos por la #transparencia, para acceder a información que consideramos que deb… 8 hours ago
    • RT @civio: Seguimos. Hace poco, el Gobierno ha decidido llevar a juicio otra resolución del @ConsejoTBG para no facilitarnos el precio rea… 8 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Periodismo low cost, el largo proceso de gestación de un escándalo laboral: #gratisnotrabajo

De vez en cuando el ego se viene arriba. No es dinero porque #gratisnotrabajo. Es, para no ser menos que mis amigos de Twitter, por un ataque de generosidad y porque si te llama un compañero lo menos que puedes hacer es atenderle como a ti te gustaría que te atendieran. Me llamaron de El País, un diario para el que he trabajado y en el que tengo muchos amigos, y les atendí.

 

Otras veces he quedado más satifecho con el resultado de los artículos en los que aporto información . Pero, bueno, supongo que a las fuentes que yo he utilizado para mis artículos también les habrá ocurrido algo así más de una vez. Hay cierta distancia entre lo que expresa el emisor y lo que percibe el receptor. Esta vez quedó así. Supongo que lo que le dije a Aurora se lo habían dicho antes algunos compañeros y tuvo que decidir. Mis palabras fuera de contexto y recogidas lateralmente me resultan extrañas. Nos pasa a todos.

Pero centrémonos. Se trataba de un artículo sobre el hashtag #gratisnotrabajo y la precariedad laboral de los freelance.

Ilustración de Well-Com.es

El día 8 de diciembre el tema afloró a la conciencia colectiva. Lo conté en Twitter y, con la idea de agitar un poco las aguas dormidas, le envié un correo a unos cuantos compañeros bien situados en diferentes redacciones. Había que compartir la información y, a la vez, desahogar la indignación tanto tiempo retenida. También soy un indignado. Comparto el texto de mi mensaje:

Hola:

Supongo que ya os habrá llegado o habréis leído este artículo:

Hace unos días el hashtag #gratisnotrabajo se convirtió en Trending Topic de Twitter. Lo inició una periodista a la que le había llegado una oferta de trabajo. Le ofrecían la fabulosa cantidad de 75 céntimos por cada noticia de 800 caracteres. Artículos en los que tenía que dejar muy bien a una determinada marca de complementos para bodas, bautizos y comuniones. Publicidad encubierta, vamos, y la paga ni siquiera da para tomarse un cafetito tras haber escrito los 800 caracteres.

En fin… Espero ver tiempos mejores para todos. Un abrazo,

Félix

El martes 13 me llamó por teléfono Aurora Muñoz, becaria en El País, de parte de una de las compañeras del diario a la que yo había mandado el correo. Me preguntó cuál era mi postura y qué opinaba de lo ocurrido. Mi contestación fue clara:

“No se trata de algo que haya surgido espontáneamente, sino que es un fenómeno que viene gestándose en la red desde hace varios años. En España, salta ahora a trending topic, pero era algo que se sabía. El hashtag [prefiero este anglicismo a etiqueta, que es el término utilizado en el diario] #gratisnotrabajo, que se convirtió en trending topic.

Una vez más, una realidad cotidiana y conocida por todos adquiere una dimensión inusitada al saltar a las redes sociales y ser rebotada por cientos de tuiteros indignados. Pero la situación no se ha producido por generación espontánea. Las granjas de contenidos son un problema aún sin solucionar en la red. Y hay que pensar en la explotación laboral que suponen y en el problema social que comporta una población alimentada con una información de calidad ínfima como la que ofrecen estas páginas.

Este caso nos permite poner sobre la mesa este problema y reflexionar sobre ello todos juntos. Pero, cuidado, además de Novodistribuciones (la empresa en cuestión) hay algunas otras granjas de contenido en España.”

Como no podía atenderla en ese momento, me ofrecí a enviarle esa misma noche toda la información sobre el tema, cosa que hice. Me alegra saber que habló con una compañera de la Carlos III que sabe bien lo que está pasando y que ésta le contó los precedentes de las granjas de contenidos. No obstante, voy a darme el gusto de exponer aquí algunos puntos que la periodista dejó fuera:

#gratisnotrabajo

Estamos en un proceso de cambio acelerado provocado en gran medida por la llegada de internet a nuestras vidas. En este nuevo escenario los periodistas debemos darnos cuenta de que no somos los únicos fabricantes de noticias y que, cuando lo hacemos, hemos de distinguir entre contenidos, calidad de información y conversaciones. Puede que nuestra próxima actividad se centre precisamente en eso: en filtrar y gestionar la información de calidad de la mucha que circula alrededor del ciudadano, más que en generarla. Y también en moderar la conversación que se produce en torno a los temas de mayor interés, los llamados trending topics.

 

1. Partimos del concepto de crowsourcing

Desde que Jeff Howe acuñó este término en la revista Wired (la biblia de los nerds) como una forma de aprovechar las posibilidades de la red para emplear mano de obra barata proveniente de la multitud de internautas, son muchas las compañías que han buscado jornaleros de todo tipo en páginas web. Muchos de ellos no van a ser especialistas, por lo que el objetivo, como ocurre con el outsourcing es abaratar costes.

Información al respecto:

Hay una página de wired dedicada a este tema de sus inventores.

También Enrique Dans tiene una entrada en su blog para distintas experiencias sobre las que va hablando.

Artículo en El País : ‘La investigación ‘crowdsourcing’ reabre el debate de la explotación laboral’.

En El Mundo: “‘Crowdsourcing’, cuando el pez grande se aprovecha del pequeño

 

2. Primer experimento de crowdsourcing en periodismo: Assignment Zero

Otro artículo de El País resume bien lo ocurrido y apunta el fracaso del experimento.

En el nº 22 de Cuadernos de Periodistas, de la APM (mayo de 2011) publiqué esto:

Páginas de colaboración en la red, una opción en alza. Internet es el mayor escaparate y a la vez el mayor escenario para los negocios del planeta, por eso dos ex redactores de Los Angeles Times, Allen Narcisse y Bill Momary, han optado por aprovechar el potencial para ejercer de emprendedores y ofrecer una oportunidad a otros periodistas en paro de todo el mundo. La idea es muy sencilla: una página para comprar y vender reportajes construida al estilo de la web de subastas eBay, en la que se inspira también su nombre. Aspiran a que Ebyline se convierta en un punto virtual donde un freelance pueda ofrecer sus trabajos periodísticos al medio que más puje. La web, http://www.ebyline.com, apuesta por un modelo periodístico de calidad para diferenciarse del modelo impuesto por Demand Media. Por eso la página exige algunos requisitos a quien quiera aportar trabajos. Ebyline selecciona a los periodistas según su grado de “profesionalidad”, que no es necesariamente su experiencia, antes de darles el visto bueno. Una vez conseguido, éstos ofrecen sus artículos mediante un extracto colgado en la página y responden personalmente a las ofertas de las editoriales.

El objetivo de esta plataforma de colaboradores es aprovechar la tecnología digital con dos objetivos: bajar los costes administrativos y concentrarse en hacer buen contenido. La página es especialmente atractiva para medios pequeños que no cuentan con reporteros en un punto del planeta sobre el que, de repente, quieran informar. Narcisse y Momary se quedan un 8 por ciento de cada transacción. Lanzaron la página en septiembre pasado y ya cuentan con casi medio millar de colaboradores inscritos. Según sus palabras, una treintena de empresas acude regularmente a Ebyline en busca de artículos. Su obsesión es diferenciarse de Demand Media, otra web de servicio editorial online que ofrece a los periodistas unos 15 dólares por hacer refritos de artículos aparecidos en la red.

En Demand Media, que merece un análisis aparte, utilizan un algoritmo robótico parecido al de Google News para detectar rápidamente los temas que más atención están generando en internet. Un ordenador combina los datos de esta información con la del precio que se paga por publicidad asociada a ese tema en sistemas automáticos tipo AdSense y, consecuentemente, calcula la rentabilidad publicitaria de un artículo según el tema elegido. Por ejemplo, con el lanzamiento de iPad 2 cualquier información relacionada con la actualización de la tableta de Apple generaba multitud de comentarios. El sistema lo percibe y lo cataloga como tema de especial atención (trending topic) y ofrece, por tanto, a los posibles editores la realización de artículos del tipo “cómo configurar el iPad” o “cómo mejorar la lectura de revistas en iPad”.

Son dos modelos diferentes de páginas con contenidos para editoriales y de oportunidades más o menos válidas para redactores con ganas de trabajar. Aquí ya conocíamos algunas experiencias temáticas que aprovechan esta forma de crowdsourcing (del inglés crowd, masa, y sourcing, externalización): Practicopedia.com, Parasaber.com, Suite101.net y recientemente Wikio Expert, donde se ofrece al internauta la opción de que se convierta en redactor y gane dinero con ello.

 

3. Fueron los primeros pasos para el periodismo ‘low cost’

Enfrentados como estamos a un momento difícil para las empresas informativas, sometidas bajo la bota de la crisis económica y la consolidación de plataformas digitales cuyo funcionamiento y forma de negocio está aún por descubrir, vemos que el modelo clásico de informador está también en crisis.

Hay audiencia, más que nunca, pero la fragmentación de la red divide los ingresos publicitarios. Aunque están llegando poco a poco (los ingresos por publicidad en internet han superado ya a los medios tradicionales en USA, según eMarketer en 2010 e IAB en 2011).

Sin embargo, los lectores pueden acceder a la información por múltiples vías. No son fieles a un informador y, además, no están dispuestos a pagar. Quieren todo gratis y la tecnología digital satisface sus deseos instantáneamente.

La información, antes un valor y elemento de poder, es ahora se ha depreciada. Los editores no encuentran un modelo sostenible basado en la información de calidad y, como salida, recortan gastos en plantilla. ¿Para qué pagar a un profesional si se puede obtener un producto similar a bajo precio? ¿No habíamos quedado en que los medios se habían convertido en plataformas publicitarias? Pues llevemos la idea hasta el extremo. Al fin y al cabo, la lógica empresarial es la de generar beneficios.

Entre los internautas anglosajones se ha popularizado el término churnalism, que es la información batida en la red y alimentada por el copia y pega de otras páginas.

 

4. En 2010 se produjo el boom de las granjas de contenido. Parecía un escándalo entonces… y Google reaccionó

Un artículo de Ticbeat.com que archivé en su momento, quizá sirva para entendernos. Se titula : ‘Lo mejor de 2010: granjas de contenido’.

Google intentó cortar la sangría procovada por las granjas de contenido en su buscador a principios de 2011, cuando cambió su algoritmo.

Algunos editores (entre ellos Murdoch) habían señalado a al buscador como el gran enemigo de los periódicos, pues Google hacía que los contenidos originales, que tenían dueño y autor, según sus palabras, apareciesen en las búsquedas muy por debajo de páginas que plagiaban sus artículos.

Acción-reacción que ha producido algunos cambios, aunque no determinantes. He aquí unos ejemplos, con crítica, por supuesto:

Primeros despidos en granjas de contenidos castigadas por el algoritmo de Google. El nuevo sistema para elaborar la lista de búsquedas también penaliza a sitios inocentes

 

5. En España #gratisnotrabajo salta ahora a trending topic, pero el fenómeno no es nuevo ni surge por generación espontánea

Una vez más, una realidad cotidiana y conocida por todos adquiere una dimensión inusitada al saltar a las redes sociales y ser rebotada por cientos de tuiteros indignados. Pero la situación no se ha producido de la noche a la mañana. Las granjas de contenidos son un problema aún sin solucionar en la red. Y hay que pensar en la explotación laboral que suponen y en el problema social que comporta una población alimentada con una información de calidad ínfima como la que ofrecen estas páginas.

Este caso nos permite poner sobre la mesa este problema y reflexinar sobre ello todos juntos.

Pero, cuidado, además de Novodistribuciones (la empresa en cuestión) hay algunas otras granjas de contenido en España. Es el caso que te comenté por teléfono, Suite101.net

Ellos no se consideran una granja de contenidos. Hace unos días publicaron este aviso:

Suite101.net podría convertirse en una ‘granja de contenidos’
En ese momento aconsejé a Aurora que se pusiera en contacto con la Asociación de la Prensa de Madrid, cosa que como queda reflejado en le artículo hizo.

 

Una semana para repensar el periodismo y lo que hacemos los periodistas

Muchas citas esta semana pasada, para detenerse y hablar una vez más de lo que ocurre con la profesión y lo que nos pasa a los profesionales. Voces importantes y muchos lugares comunes para encontrar algún destello de pensamiento brillante con que iluminar el camino. Como de costumbre, me sorprendió lo que no esperaba: un discurso de Juan Luis Cebrián. Pero vayamos por partes.

En Madrid, el miércoles 24

Nada menos que los directores de The New York Times, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y El País se reunieron en el Auditorio del Museo Reina Sofía de Madrid. Había que escenificar que son el núcleo de la primera división de la prensa mundial. Lo de debatir sobre la experiencia que supuso formar parte de una coalición informativa inédita para publicar los papeles de Wikileaks, una excusa. Por esta razón, algo tan prometedor se quedó en apenas nada. Fue interesante no cabe duda, pero respondió a las espectativas del título: “El futuro del periodismo”.

Como mucha gente se quedó fuera, me pareció interesante retransmitir en Twitter el acto. Este fue mi último twitt de un acto cargado de autobombo y poco espíritu de autocrítica:

El mejor resumen que he leído sobre el acto: “#pconfuturo: Wikileaks en el centro, el futuro en 2º plano”

Los vídeos de la sesión, del I al VII, están ya disponibles en el canal de Youtube del diario

Hashtag: :#pconfuturo

En Barcelona, el jueves 24

 El tercer encuentro del BCNMediaLab,  en el que se debatió el futuro de los medios impresos bajo el título “El papel del papel” tuvo lugar a las 19:30h.

Y el eco aún sigue reverberando 

Hashtag: #bcnmedialab

En Burgos, jueves 24 y viernes 25

Tuvo lugar la reunión de iRedes, I Congreso Iberoameriano sobre Redes Sociales. Conocidos nombres de la red y algunos de medios de comunicación generalista debatieron sobre la relación que los periodistas y las empresas editoriales deben tener y cómo pueden beneficiarse unas de otras. Tres titulares del encuentro:

“Si eres periodista tienes la obligación de estar en Facebook para entender de qué habla la sociedad” dijo Ignacio Escolar en su intervención, cuando participó en la sesión “Café y periodismo” -un encuentro mensual que excepcionalmente haviajado desde Madrid para coincidir con el congreso-. Escolar criticó la actitud de algunos profesionales de la información, que dan la espalda a las redes sociales porque consideran que estar en ellas es una carga adicional a su trabajo. Para él, es importante buscar los beneficios que hay en ellas.

Petición por parte de Sindo Lafuente de aplicar el sentido común cuando alguien le preguntó por el uso personal de las redes por parte de profesionales que trabajan en medios. En realidad, todo se reduce a eso: sentido común.

“Ahora es más valioso un joven con Twitter en una ciudad en guerra que un periodista en la frontera”. Son palabras del escritor y miembro de la Real Academia, Arturo Pérez Reverte, que también apuntó que “los reporteros antes éramos hijos de puta profesionales” y que “era otro tipo de periodismo” al que se hace en la actualidad. En este sentido, aseguró que “ahora la información no la hace el periodista, que es un busto con un micro”.

Hashtag: #iRedes

En Madrid, el viernes 25

Cuarta sesión del Laboratorio de Periodismo de la APM, que gracias a Urbaneja se adaptó bien al horario previsto, de 19,00 a 21,00 horas. Se presentaba allí el ya conocido documento (no creo que se trate propiamente de un estudio, sino de una puesta en común de las opiniones de varios autores relevantes) “Perspectivas de la comunicación 2011”, elaborado por la consultora Wellcomm.

Partía la cita de una pregunta que llevaba mucha carga de profundidad: ¿Serán los medios capaces de planificar el futuro del negocio sobre bits y no sobre papel? Yo me niego a planificar ningún negocio. No estoy capacitado para ello y mi formación, para bien o para mal, es la de periodista. Supongo que de la empresa deberían ocuparse los empresarios. Otra cosa es qué ocurre cuando los empresarios son periodistas. Como en cualquier debate, habría que diferenciar entre economía, empresa, macroeconomía global y periodismo económico. En una charla con tantos interlocutores se pierden, en ocasiones, los conceptos.

Aparte, sobre la mesa, una catarata de preguntas imposible de contestar el tiempo establecido. Sin embargo, todas sugerentes y que me hicieron salir del Laboratorio con la mente en plena ebullición. Muchas de esas interrogaciones tejen el entramado de mis conversaciones, tanto en el mundo real como en el virtual ¿Es el futuro del periodista la hiperespecialización y la construcción de su marca personal? ¿Son los teléfonos móviles y las tabletas las prótesis que amplificarán nuestra capacidad para trabajar, aprender, entretenernos y comunicarnos? ¿Es el exceso de información una forma de manipulación? ¿Se habla de SEO en las redacciones? ¿Y en las facultades de Periodismo? ¿Son las redes sociales, redes “sociables”? Prefiero desarrollar cada una por separado. Y lo haré en un futuro.

Perspectivas de la comunicación 2011 en PDF

Descargar Perspectivas de la comunicación 2011 de la web

El lunes se cuelgan vídeos y resumen del encuentro en la web de la APM. La próxima sesión será el 15 de abril

Hashtag:#LaboratorioAPM

Jueves (aunque se me pasó y me enteré el viernes)

Otro de los eventos de la semana relacionados con el periodismo fue la inauguración de un nuevo máster de Prisa-UAM, que este año está de aniversario. Especialmente discurso de Juan Luis Cebrián para abrir el curso en la Escuela de Periodismo de El País merece una buena digestión y algún comentario. Pero, sobre todo, vaya por delante que es lo más reseñable de todos estos días. Más que lo dicho por todos los directores en el Reina Sofía y, por supuesto, de más alcance que todo lo expuesto -al menos desde mi humilde punto de vista- en las mesas y encuentros que he comentado. Recomiendo su lectura detenida (y se admiten comentarios al respecto, sobre todo teniendo en cuenta la figura del orador y las circunstancias a que ha llevado -y él es periodista, no empresario- a su grupo, algo que puede servir para continuar el debate abierto en el Laboratorio de la APM. ¿Entender el negocio nosotros?).

Resalto algunos puntos y advierto que no todo no son palabras del Papa, yo, sobre todo el punto 5, lo de las tabletas, lo matizaría. Al tiempo, me gustaría reflexionar un poco, por su alcance, sobre la paranoia con las compañías de servicio que nos arrebatan a los periodistas lo que hasta ahora teníamos en propiedad. No obstante, no le quito razón a JLC en lo que dice:

1. Resulta comprensible la confusión reinante en las respuestas, pues no existe contestación adecuada a interrogantes mal planteadas.

2. Este es para mí el verdadero debate que se abre sobre el futuro de los periódicos a partir de su irrupción en la red. La cuestión de si han de seguir publicándose en papel o en soporte electrónico me parece absolutamente marginal respecto al contenido verdadero de la discusión, que consiste en saber cómo la eliminación de los elementos tiempo y espacio en el universo digital va a influir en la construcción de la convivencia y en el método de conocimiento y comunicación entre los ciudadanos.

3. Las transformaciones a las que estamos asistiendo son por el momento, mucho mayores y profundas de lo que queremos reconocernos. Políticos y periodistas, y toda otra clase de intermediarios que en el mundo han sido, continuamos aferrados a nuestras viejas normas y tradiciones, como si el cambio al que estamos asistiendo no consistiera en el orto de una nueva civilización.

4. La cuestión reside no tanto en saber cómo se transformarán dichos medios tradicionales, sino si subsistirán y en qué ámbito, si serán reemplazados por otros, o si la nueva realidad virtual se basta tanto a sí misma que puede prescindir de ellos.

5. Y aunque todavía hay mucha confusión y ruido en torno a estas cuestiones, el tiempo no pasa en vano. La aparición de nuevos terminales, notablemente la de las llamadas tabletas, ha arrojado nuevas luces también sobre el comportamiento de nuestros usuarios, lectores, oyentes o televidentes, que ha de condicionar el del periodismo profesional.

6. Pero la desaparición de muchas intermediaciones antes existentes está dando pábulo a la creación de una nueva: la de la compañía capaz de diseñar el aparato y de colocarlo masivamente en el mercado. Propietaria como es del software, puede acabar siéndolo también de la información que circula a través del sistema y de los datos de identidad de quienes la utilizan (..) 

7. Los periódicos se van a convertir, por eso, de manera progresiva y rápida en empresas de servicios, y los periodistas en agentes de esas empresas. Lo que el propietario de un terminal móvil, sea un teléfono celular, una tableta, o una computadora portátil quiere hacer, y de hecho hace, es pasearse por un ecosistema complejo y gigantesco (información, cultura, entretenimiento) que le permite no solo acceder al conocimiento universal sino participar de su elaboración. Para eso nadie le ha de pedir, como no se hace ya en el llamado periodismo ciudadano, ninguna credencial, preparación o experticia de ningún género. La tarea del periodismo profesional no puede ser otra que la de servirle de guía y acompañante durante ese paseo, en una palabra la de ejercer el liderazgo de una colectividad, agrupada quizá, pero no de manera exclusiva, en una de las muchas redes sociales que el periódico tiene la responsabilidad de contribuir a crear.

8. Wikileaks, se dice, ha acudido a los periódicos porque necesitaba de ellos. Pero eso no obsta para que ayer mismo el abogado de Julian Assange declarara que el fundador del sitio de Internet y antiguo hacker es también un tipo especial de periodista. Tan especial como que él no se dedica ni a buscar y encontrar información, ni a analizarla. Solo a facilitar que los demás lo hagan. Esta confusión interesada entre la fuente de la noticia y el redactor o transmisor de la misma es un ejemplo más de la versatilidad actual de las fronteras entre el periodismo ciudadano y el periodismo a secas.

9. Los periodistas de hoy tienen qué saber que se dirigen no solo a un tipo de lectores muy variado y disperso, incapaz de ser identificado solo como lector de ese periódico concreto, sino cuyo comportamiento es también volátil y diferente según los terminales que utilice en cada momento. El primero por el que la gentes se entera ahora de lo que sucede, y lo comenta de inmediato, es lo que llamamos teléfonos móviles o celulares y que se tratan en realidad de ordenadores o computadoras portátiles multiuso. Sin embargo nuestros diarios, la mayoría de ellos, no ponen lo mejor de sus esfuerzos en atenderlos y recibirlos en esa primera puerta de entrada al ecosistema. Quizá sí existe esa intención por parte de directores, redactores y gestores de medios, la idea y el proyecto de hacerlo así. Pero muy pocos se han dotado de los instrumentos y herramientas necesarias para llevarlo a cabo, de la norma y el libro de estilo imperante en la red que es, nuevamente el software.
10. Las decisiones y jerarquizaciones sobre las noticias en Google News no las toma un equipo de periodistas, como tampoco es un grupo de expertos el que clasifica y ordena los resultados de las búsquedas semánticas. Son máquinas y algoritmos funcionando veinticuatro horas sobre veinticuatro, las que han comenzado a gobernar el lábil universo de la información.

11. Pero, paradójicamente, la amenaza de pérdida de esa identidad en el océano proceloso de la red permite a los más avispados, a los ayatolás sin escrúpulos, cualquiera que sea la religión que practiquen, alzarse con el santo y la limosna. Los medios de comunicación han sido siempre fabulosos creadores de mitos, y el Wikiperiodismo es capaz de fabricarlos por toneladas, de manera inmediata y a escala planetaria. La labor del periodismo responsable, ni wiki ni friki, del periodismo a secas, es contribuir a desmontarlos.

12. No creo que haya nadie que pueda anunciar sin asomo de dudas de que los periódicos, tal y como los hemos conocido durante doscientos años, sobrevivirán en el plazo de un par de décadas. En un momento en el que imperios del entretenimiento como Blockbusters o redes de distribución de libros como Borders han ido a la bancarrota es difícil predecir cómo será el mundo de la cultura, la información y el entretenimiento en el mercado global. Pero pervivan o no los periódicos, lo harán los periodistas, se llamen como se llamen, y seguirán siendo necesarios. La ciudadanía seguirá necesitando, quizá más que nunca, gente con las tripas, el corazón y la voluntad de servir a sus vecinos mediante ele ejercicio de contarles la verdad y desvelarles los secretos que el poder pretende ocultar. Esas gentes han de tener la inteligencia y la capacidad de análisis, el sentido común y el bagaje de formación necesarios para ejercer esa tarea de forma racional, para apoderarse del software y ponerlo a disposición de la comunidad.

Si los medios son ‘la voz de su amo’, ¿qué hacemos aquí los periodistas?

Mecido por los vaivenes del cablegate, la integración de Cuatro en el universo de Telecinco, la portada más doce páginas que le dio el EPS a Belén Esteban o la desaparición de CNN+, he llegado a pensar que el universo informativo ha encontrado el verdadero final de ciclo en 2010.

A los que piensan que nos hemos quedado huérfanos y que ya ni los diarios de referencia son refugios seguros para la información de calidad, les aconsejo que lean  un libro esclarecedor: El crash de la información: los mecanismos de la desinformación cotidiana, de Max Otte.

Mientras, y para animar el debate con el nuevo año, recupero dos vídeos (de penosa calidad, lo siento) de una entrevista a Arcadi Oliveres. Este profesor de Economia Aplicada de la Autonoma de Barcelona analiza lo que ocurre en el mundo sin quitar responsabilidades a los medios

(vídeo 1, 10:00)

1:54 Nuestra obligación es ir a buscar estas ‘nestlés’ (empresas cuyo poder está por encima del poder político)

2.15 Quién está detrás de los 12-14 principales mass media de Estados Unidos. Son quienes marcan la opinión pública en general. Son atendidos por medios de todo el mundo para lazar las noticias importantes (dirigen la agenda).

4.10 Por encima de estos grupos empresariales hay organizaciones más discretas que intentan controlar el poder, como el Foro Económico de Davos y el Grupo Bilderberg

(vídeo 2, 6.16)

00:22 También hay al menos media docena de personajes españoles.

2:06 Cámara de Comercio en Bruselas, que actúa con enorme fuerza, pues 15.000 lobystas hacen presión sobre los funcionarios allí representados.

3.15 ¿Cuál es la función de los medios de comunicación junto a estas influencias? No lo sé, pero los medios colaboran a encumbrar determinadas figuras y son intermediarios indirectos en sus negocios.

 

En realidad Oliveres y Otte, movidos ambos por su formación de economistas, siguen un mismo razonamiento: existen mecanismos que contribuyen a alterar el estado de la información que recibe la sociedad. Pero no se trata de ninguna conspiración extraña, es el mundo que hemos construido. Otto, uno de los pocos economistas serios que anunció la debacle de 2008, lo repite varias veces en el libro e insiste en ello en las muchas entrevistas que le hacen. Extraigo esto de una para El País:

P. ¿Por qué habla de feudalismo?

R. Vivimos en una sociedad dirigida por el dinero. Por ejemplo, hay ministros que mientras lo son ya se están procurando un trabajo para cuando dejen de serlo. Luego los vemos en una gran empresa. Y eso lleva a una cierta corrupción, porque no realizan sus políticas de forma independiente. Por otra parte, las grandes sociedades están comprando la opinión pública. Contratan a relaciones públicas, pagan a gente para que escriba bien de ellos en los blogs de Internet… No estoy hablando de que haya una conspiración, lo que ocurre es que el dinero puede comprarlo todo.

P. ¿No es contradictorio hablar de desinformación en la era de Internet?

R. No. A través de Internet tenemos más desinformación. Se confunde al consumidor para ganar más dinero o lograr más poder. E insisto, no es ninguna conspiración.

P. Pero la Red parece haber democratizado la información…

R. En Internet hay chats o foros… Eso no aporta información. La información requiere pensar. Y periodistas cualificados, pero cada vez hay menos porque en Internet casi todo es gratis. No creo en el periodismo ciudadano. Los bloggers a veces descubren cosas, y eso está bien, pero no creo que sean reporteros porque para serlo se requiere especialización, cualificación y una institución detrás para tener editores. Una sola persona no puede hacer todo eso. Necesitamos profesionales.

Lo cierto es que la globalización nos ha proporcionado muchas más fuentes para informarnos, cuando no ha permitido que las mismas de siempre lleguen a nosotros de una forma directa y contundente, sin intermediarios. Pero más fuentes y más información no es sinónimo de ciudadanos mejor informados. Ya lo hemos aprendido.

La forma en que los gabinetes de comunicación y los departamentos de márketing (ahora se llaman periodistas de fuente) actúan es increíblemente eficaz: reconfiguran los datos con una predisposición aparentemente positiva, minimizan circunstancias, desvían la atención y desorientan a sabiendas a periodistas especializados y, cómo no, nos hacen ver lujosamente vestido al rey desnudo. Es el virus de la desinformación al que estamos contribuyendo.

Otto, como Oliveres, insiste en que la enfermedad es ya una pandemia. Nos ha llevado nada menos que al colapso de los mercados, que se han puesto por encima de gobiernos elegidos democráticamente. Explica que la venta masiva de títulos de riesgo que fue ocultada sistemáticamente tiene la culpa. Pero al final no es sólo eso. El sistema permite que muchos Madoff sigan dirigiendo la economía mundial.

Cuando Otte cuenta que las grandes empresas de alimentación confunden al consumidor con los datos, a veces incomprensibles de las etiquetas -y eso ocurre en un escenario de consumidores exigentes-, no se pude explicar cómo no llegamos a firmar nuestras operaciones financieras con el mismo criterio. Pocos son los que conocen la letra pequeña de sus cuentas bancarias, de sus créditos o lo que dicen las cláusulas de sus planes de pensiones. Y lo peor, aunque conozcan los detalles, presuponen riesgos que no aceptarían en otras facetas de sus relaciones personales. ¿Por qué?

Por si fuera poco las cláusulas ocultas y la desinformación se extiende ya a las compañías de telecomunicaciones, a las que nos suministran la energía… La desinformación social a que nos vemos sometidos en ciertos temas, solo en ciertos temas, nos pone a los periodistas ante nuestras responsabilidades.

Los medios, empujados por la deriva económica, puede que sean la voz de su amo. ¿Lo somos también los profesionales que trabajamos en ellos?

La información está en crisis. Pero estamos apuntando a la tecnología como si fuera ella la única culpable.

 En la contraportada Max Otte ya nos avisa:

Desfigurar, dar datos falsos, minimizar las circunstancias agravantes con mensajes positivos pero inanes, desorientar deliberadamente, soliviantar o aturdir, exagerar… Todo eso pertenece al repertorio de la desinformación y en nuestra sociedad es, desde hace mucho, más que una moneda corriente (…) Los buscadores de internet utilizan la información como auténtica materia prima para vender a empresas que buscan adelantarse a las necesidades del cliente. Prácticas ilegales, en su mayoría permitidas, y que muy poca gente denuncia realmente. 

Los periodistas contribuyen notablemente a la desinformación. Las informaciones financieras no se basan en una sensata pericia, sino en la dramatización o la falacia; y los gobiernos proclaman tener a los bancos y la economía en sus manos, cuando en realidad actúan como su agente.

ACTUALIZACIÓN, 4/02/2011: No puse en su momento que Otte fue entrevistado en la magnífica “La Contra” de La Vanguardia. Es una ampliación de esta entrada que merece quedar aquí anotada.

La semana del ‘Cablegate’: por la pendiente del periodismo declarativo

Somos testigos a lo largo de esta semana de un verdadero festín de periodismo de nuevo cuño gracias a unas filtraciones masivas. El País puso a una treintena de sus mejores periodistas a investigar durante las semanas de embargo. Se había comprometido a comprobar y profundizar sobre los datos ofrecidos por Wikileaks. Comprobamos cada día el verdadero alcance de la anunciada bomba informativa. Hasta que ayer viernes hemos visto a cuatro columnas el peligro de las noticias basadas en declaraciones.

A partir de la premisa de que Wikileaks no es nada sin el trabajo posterior de los periodistas -que son quienes filtran, ordenan y ofrecen elaborada la ingente cantidad de información que ofrecen sus documentos-, amanecemos en un mundo en el que ya no es tan sencillo ocultar datos.

Habrá que recordar que, entre otras cosas, periodismo es dar a conocer información que alguien intenta ocultar.

Y hay mucha

El otro día dije que el periodismo de investigación tenía una buena oportunidad ahora. Es obligada una matización. Éste Este es el resultado de lo que hasta ahora nos ha dejado el elegido en español con la ayuda de tres decenas de soberbios profesionales trabajando a destajo en la “mina chilena” durante semanas. Creo que, en conjunto, el resultado es impresionante; aunque hay peros:

Lunes 29 de noviembre:

Portada de El País (España)

Martes 30 de noviembre:

Portada de El País (España)

Miércoles 1 de diciembre:

Portada de El País (España)

Jueves 2 de diciembre:

Portada de El País (España)

Viernes 3 de diciembre:

Portada de El País (España)

Dicen que dijo entonces

Se estropeó todo el viernes. De repente se entramos de lleno en el titular del fulanito dijo. En este caso es titular de “los papeles dicen que fulanito dijo”. Lo peor, lo hizo en 2007, cuando la situación política española era muy diferente a la actual. Hasta el propio Partido Popular ha cambiado mucho.

Un lector comenta en las Cartas al Director:

Pedir EL PAÍS en el quiosco a las siete de la mañana y ver la portada del viernes 3 de diciembre ha sido una de las experiencias más desagradables que he tenido recientemente. Sí, leer la insinuación del señor Aznar sobre su posible vuelta a la política, en portada a cuatro columnas, es aterrador.

Sin embargo, compruebo que este lector está aterrado por la posible vuelta del ex presidente, no por el tipo de periodismo que hace el diario que acaba de leer. Qué decepción, pensé que se iba a quejar de la portada y la descontextualización de una frase.

Sábado 4 de diciembre:

Portada de El País (España)

Una nueva forma de guerra ha estallado

Asistimos a la Primera Guerra Mundial Cibernética. Ya tenemos cierta experiencia. Las filtraciones en 1998 del fragmento de una carta del embajador español en La Habana, Enrique Dupuy de Lome, a José Canalejas insultando al presidente de los Estados Unidos de entonces, Mckinley, se publicaron en el New Jork Journal. Dieron lugar a una guerra que acabó con la independencia de Cuba y Filipinas.

Brotes verdes en el periodismo de investigación gracias a Wikileaks

El viernes pasado, en la primera sesión del Laboratorio de Periodismo de la APM, a la que me invitaron como orientador del debate, se habló largo y tendido sobre el estado de la profesión. Y entre quejidos y lamentaciones, que hubo varios como es lógico, fueron abriéndose paso algunas ideas. En futuras reuniones se intentará centrar el tema con el fin de que la foto de la profesión tenga una mayor definición.

Es bueno que los periodistas hablen sobre periodismo y que no lo hagan solo en las cenas con los amigos y compañeros. (vídeo 5:00).

 Muchas reflexiones sobre la mesa para empezar. Personalmente me quedo con dos ideas que merece la pena desarrollar:

1.       Juanjo Amorín, CEO de la red social Kedin y directivo de la APM, expreso la necesidad de trabajar más en la narrativa digital y reprochó cortésmente que en las universidades que no se esté haciendo. Eso, tengo que confesar, me alteró un tanto. En la mía se hace. ¿Qué imagen estamos dando de lo que aprenden los nuevos periodistas?

2.      ¿Dónde ha quedado el periodismo de investigación? Desde luego ha abandonado los periódicos. Dos elementos nuevos en el ecosistema mediático cubren la aguda carencia de trabajos de profundidad: las fundaciones sin ánimo de lucro, tipo ProPublica(ing.) y los movimientos de denuncia como Wikileaks.

 

Poco ha habido que esperar para que Wikileaks nos descubra lo que ha dado en llamarse el Cablegate. Si no es periodismo propiamente dicho, es una organización empeñada en hacer cumplir los mismos fines que cimenta la profesión. Su integridad ética se quiere poner en duda, pero hasta ahora Assange ha demostrado un férreo compromiso con eso que llamamos “principios éticos”. 

Algunos apuntes rápidos frente a todo lo que se nos viene encima:

Lo mejor: se ha animado un panorama últimamente en declive. Los periodistas, en lugar de clamar contra “esa caja de filtraciones”, deberíamos estar contentos de ver cómo renace el periodismo de investigación. El Watergate, que es el gran orgullo del género, nació también de filtraciones de una garganta profunda. Ahora se ha proporcionado la información a cinco grandes medios para que investiguen y confirmen los datos. Nada sospechoso.

El making-of de la filtración a El País. Se puede leer en Proyecto C, un blog escrito desde “la mina chilena”,  que es como han llamado en el diario al grupo encargado de la investigación de los datos proporcionados por Wikileaks. Lo escribe Joseba Elola.

 Joseba Elola firmó precisamente la entrevista a Assange. Un buen documento para centrar el tema (y el problema de este hombre, que es el de toda su organización).

Próximas entregas en español de la filtración de Wikileaks: El País ha hecho un extraordinario despliegue en la red, pero los documentos dan para mucho: “En los próximos días difundiremos informaciones relevantes sobre Venezuela, México, Bolivia, Cuba y otros países (…) Hoy mismo arrancamos con Argentina”, anuncia Javier Moreno.

“Tal vez lo que estamos presenciando no sea el nacimiento de un nuevo tipo de periodismo, sino un mundo donde ahora es muchísimo más arduo para los gobiernos y otros ocultarle información a la opinión pública.” Hillary Bishop

 

¿Los periódicos en los que se explota pueden denunciar la explotación?

Ésta es la secuencia temporal de un episodio que esta semana me ha llegado por varias vías. Trata de cierta hipocresía desarrollada por los medios (por todos). El País denuncia lo que ocurre fuera, pero no arregla lo que ocurre en su casa. Que nadie ponga el grito en el cielo, podríamos buscar más ejemplos en otras cabeceras con el fin de provocar el fuego cruzado. Sería catárquico.

17 de septiembre

Una sentida carta al director de la cacereña Diana Díaz Jiménez “No sé cómo tomármelo” removió muchas conciencias en la redacción de El País. La misiva comienza así:

Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI, me ha llamado Generación Perdida. Y no sé cómo tomármelo. Bueno, sí que lo sé, porque después de escuchar aquello de Lost Generation en las noticias, y mientras metía los platos en el lavavajillas, una lágrima se coló en el dosificador de jabón. Entonces, miré a mi madre, que en esos momentos buscaba un trapo mañoso con el que desenroscar la cafetera, y solté casi convencida: “Yo no quiero ser una Generación Perdida”.

19 de septiembre (dos días después)

Silvia Blanco y Carmen Pérez-Lanzac firman un artículo de denuncia social bajo el epígrafe“Esta generación busca un plan B”. En él se pueden leer párrafos como éstos:

“El mercado laboral español es cruel con los extremos. No absorbe a quienes no estudian y frustra a los más formados. La sobrecualificación es uno de los viejos problemas estructurales que padecen los jóvenes. “Supone un derroche de talento que apenas se corrige, tampoco con la edad”, dice Almudena Moreno, coautora del informe Juventud 2008. En Panorama de la educación 2010, la OCDE constata que un 40% de universitarios españoles se tienen que conformar con puestos que no requieren título superior “

“Porque si ya era difícil “meter la patita”, ahora lo es muchísimo más. “Los que se incorporan al mercado laboral en un periodo recesivo sufren más precariedad, mayor sobrecualificación y peores salarios a lo largo de su vida que los que entran en un periodo expansivo”, advierte José García-Calvo, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona”

Viñeta de Forges en www.forges.com

20 de septiembre 

Maruja Torres, que no se calla ni debajo del agua, ha escrito un post en su blog  dirigido a su empresa y titulado “Pues tiene narices”. Quien vaya a pulsar por enlace que sólo lo haga para ver los comentarios, pues la entrada es muy concisa y dice exactamente:

“… que en los periódicos, en donde se da uno de los índices más altos de explotación y falta de futuro de los jóvenes, se denuncien estas cosas como ajenas. No le echéis la culpa a mi generación, que ya ha sido jubilada, sino a los becarios de hace 20 años, hoy en el poder. Chimpón.”

 

El debate estaba sobre la mesa, ahora, gracias a la Torres, la polémica navega en la red.

A los de Periodista Digital les ha faltado tiempo, y han publicado una reseña titulada:

“Hoy los medios los llevan los becarios de hace 20 años”

Maruja Torres frena en seco las ‘moralinas’ de El País

 

Empieza a notarse el trabajo de Sindo Lafuente en El País

El País está inmerso en una serie de cambios redaccionales que conviene seguir de cerca, porque es el primero de la clase y porque en diciembre contrató a Gumersindo Lafuente y, después, éste se trajo a su equipo.

Sobre uno de estos cambios decía ayer el diario que Eskup ha sido “desarrollada íntegramente por el equipo técnico de El País”. Pero ya sabíamos que esta aplicación, de uso abierto y gratuito, se basa en la tecnología desarrollada bajo la marca Utoi por la gente de Soitu.es, medio que cerró en octubre pasado y del que Gumersindo Lafuente –hoy adjunto a la dirección del diario de Prisa–  era su fundador y director. No sé. Habrá que leer más sobre el tema porque la cuestión del desarrollo propio no está clara.

 Silvia Cobo entrevista a Lafuente y a Borja Echevarría, su mano derecha y subdirector del periódico, para que le expliquen los cambios que han introducido en la redacción de El País y hacia dónde lo quieren llevar.

Sindo ha sido siempre uno de los defensores de las redacciones desintegradas. Por eso me han llamado la atención especialmente las palabras que explican por qué en El Mundo se resistió a la convergencia y ahora en El País la vende como única vía posible. Si hasta en Huesca el pasado mes de marzo confesó que no le gustaba la palabra “integración”, que prefería denominarlo “trabajar de otra manera”:

Siempre he dicho que hay una solución para cada momento y para cada redacción. En su día, en El Mundo teníamos un producto muy ideológico y a la vez, quería ser líder en Internet. Para tener la suficiente agilidad no podíamos trabajar con la redacción de papel, pero que, curiosamente, estaba físicamente en la misma redacción. La separación era de mando.

 El momento actual es muy diferente. Han pasado diez años y con la situación económica actual, ya no puedes permitirte solapamientos de gastos. Ahora, con el mismo esfuerzo de la redacción, por muy complicado que sea, hay que diseñar el presente y el futuro.

Pero eso no nos lleva necesariamente a la integración completa de las redacciones, sino a darle la vuelta por completo a la manera de elaborar la información. Hoy el modelo de negocio es todavía inmaduro, el modelo de producto lo sigue siendo también, pero el tiempo para hacer experimentos se nos ha acabado.

(…) Porque, o nos espabilamos o vamos acabar muriendo poco a poco. Y no lo queremos, no lo vamos a permitir. Tenemos una marca y mucho talento en la redacción sobre el que trabajar.

De todas formas, la integración redaccional en El País ya es una realidad de facto, aunque aún a medias y muchos de los redactores ni creen en ella ni han asumido como propio el objetivo empresarial. Sindo la ve así:

No es una receta cerrada ni que pueda ser exportada a ninguna otra parte. Depende del momento, de las características de cada medio. Pero creo que el final está claro: que tendremos una redacción grande trabajando para la primera salida, que es la digital, y un grupo pequeño haciendo un producto de papel. Eso es un futuro de aquí 5 años, no mañana.

Va ser cierto eso de que de tanto dar vueltas a cómo va a ser el negocio periodístico no vamos pararnos nunca a reflexionar en cómo tiene que ser el periodismo. Lafuente y Echevarría han dado pruebas de tener la mente bien amueblada y de dar siempre pasos en la dirección correcta, por eso de momento me quedo con el papel que ambos entrevistados otorgan a los periodistas en el nuevo escenario, como prescriptores y como individualidad:

Lafuente: El periodista ha sido siempre prescriptor. Una de las misiones del periodista de hoy es ésta: ser administrador de los flujos de información y enriquecedor de noticias con sus fuentes.

Echevarría: Muchos no se dan cuentan de que algunos nombres de la redacción de El País lo son. Queremos reforzar esa capacidad de recomendar. Es lo que hablamos al principio, el periodista como marca. No pretendemos debilitar la marca del individuo frente al todo, sino al contrario, fortalecer la marca del individuo.

Entrevista en Escacc (en catalán)

Entrevista en Lolacomomola (traducida por la propia Silvia)  

Sin opinión (columnas) se puede vivir, sin periodismo no

Siete días le han bastado a Enric González para llegar a ésta conclusión. Me siento un poco agorero, y lo lamento. Sigo reivindicando El País que no ve la actual dirección:

28 de abril: Enric González participa en una charla digital en el Elpaís.com y en una de sus respuestas se puede leer:

Intuyo que ocasionalmente hago sufrir al director, pero el hombre sabe sufrir en silencio: nunca, nunca me ha dicho nada, y se lo agradezco profundamente. También habrá algún cabreo más arriba, en la empresa, pero tengo la obligación (si no viene en los manuales, debería venir) de que eso me resulte del todo indiferente.

29 de abril. El grupo Prisa anuncia que cierra las librerías Crisol. Asamblea de trabajadores de esta empresa debate la posibilidad de rebajarse el sueldo. La dirección comunica que los bancos reclaman más de 5.044 millones de euros. Hay que recordar que el conglomerado heredado del imperio Polanco agrupa varias empresas propietarias, entre otros medios, de El País, la Cadena Ser, Canal Plus, Cuatro…

30 de abril. La dirección retira un artículo de Enric González de la sección de Pantallas del diario. El motivo es esta frase:

Uno lo ve todo negro. No quiero ponerme en lo peor, pero cualquier día, en cualquier empresa, van a rebajar el sueldo a los obreros para financiar la ludopatía bursátil de los dueños. Ya sé que exagero, que esas cosas no pasan.

1 de mayo. Ignacio Escolar publica la columna que la dirección de El País no quiso publicar.  El altavoz de la Red empieza a funcionar. La blogosfera se pone en marcha.

2 de mayo. En el periódico, mientras El Roto da ideas a la empresa (“no os creáis las noticias, tened fe en las profecías) , se puede leer entre líneas la preocupación. Carlos Boyero echa de menos la columna de su compañero:

Se lleva fatal con el mono nicotínico. Recurro a otra de mis impagables y gozosas costumbres. Leer a Enric González, un primoroso narrador de historias, una cultura enciclopédica, alguien que ha elevado el bisturí de la ironía a la categoría de las Bellas Artes describiendo y razonando el casi siempre lamentable estado de las cosas. No lo encuentro. El día empieza crudo.

3 de mayo. Este domingo, qué casualidad, se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa

4 de mayo. Enric González vuelve fiero. Imprescindible la  lectura de la columna “Derechos” , aunque destila finura y sutileza. Y una lección de periodismo. Confiesa que escribió su columna ayer, cuando se celebro -“es un decir”- el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Pues eso:

No se preocupen si un día echan en falta una opinión: tienen de sobra por ahí y, sobre todo, ya tienen ustedes la suya. Preocúpense por lo otro, por lo que nos hace realmente falta [el periodismo]. Como decía Manuel Vázquez Montalbán, estamos rodeados. Falta por ver si este asedio acabará como Numancia o como Stalingrado.

Píldoras periodísticas para el fin de semana

pillPrimero de mayo en El País

Ignacio Escolar revela el contenido de la columna de Enric González que la dirección de El País ha decidido no publicar el jueves pasado:

Esta columna de Enric González debía haber salido el jueves, pero la dirección de El País decidió no publicarla porque consideraba que hablar, aunque fuese en genérico, de la “ludopatía bursátil de los dueños” era un insulto a los propietarios del diario. Ese mismo día, la asamblea de trabajadores de El País se había mostrado en contra de bajarse el sueldo, una de las medidas que está discutiendo la empresa ante la crisis. Hoy tampoco hay columna de Enric, ni tampoco saldrá su artículo en el suplemento de este domingo. Pero, según informan fuentes de este diario, Enric González volverá el lunes a su columna. Espero que por mucho tiempo.

 

pillLos periodicos son productos del pasado’, según Cebrián

Mientras elaboro en mi mente la información de la píldora anterior y la cruzo con que Prisa cierra las librerías Crisol, y algunos compañeros me ponen al tanto de los pormenores. Esta empresa ha comunicado a los trabajadores de El País cuáles son las condiciones de los bancos acreedores. La deuda es de 5.044 millones de euros (lo cuenta bien Juan Varela). Además, leo en El Mundo que Juan Luis Cebrián, su consejero delegado, “cree que los periódicos son ‘un producto del pasado y muy arcaico’ y ha alertado sobre el final de un modelo para los medios de comunicación vigente ‘desde hace dos siglos’. Son palabras expresadas en la jornada ‘Los Medios en la Crisis y la Crisis de los Medios’ (PDF) , organizada por Deloitte:

“¿Qué sentido tiene publicar el tiempo si ya se puede conocer previamente a través de la Red?, ¿qué personas interesadas en la Bolsa seguirán esta información mediante un periódico?” se pregunta Cebrián. Además, asegura que si se suprimiesen las promociones de estos diarios, se reduciría “aún más” su circulación. Así, ha incidido en que “nadie sabe” cómo se desarrollará el nuevo modelo, aunque sí “está claro” que no será similar al actual. “Será importante plantear quién pagará la información responsable y con rigor, porque no es cierta la idea de que la independencia la proporciona el mercado”, ha planteado.

Después veo que EFE amplía la información  y también la veo en otros sitios.

 

pillEl Mundo también celebra el día de los trabajadores

Unidad Editorial, la empresa propietaria de El Mundo entre otras publicaciones, ha llegado a un acuerdo con los representantes de los trabajadores, por el cual la empresa despedirá a 180 de sus 2.250 empleados mediante bajas incentivadas. Esta medida, que todavía debe ser aprobada por la asamblea de los trabajadores, supondrá un ahorro de 30 millones anuales y pone fin a las negociaciones que han mantenido durante el mes de abril.

Vía Infoperiodistas

 

pillLección práctica de periodismo para los políticos

Me llega al agregador un editorial de El Mundo Barcelona en el que leo:

Dejando al margen que Saura [se refiere al conseller de Interior de Cataluña, Joan Saura] no estaba legitimado para instar al CAC en orden a que iniciara una actuación en este sentido, el Consell ha dictaminado que el tratamiento informativo [de la actuación policial en Cataluña contra los manifestantes antiBolonia los días 18 y 19 de marzo] fue “compensado”, adecuado y que respondió a la “lógica informativa”, a la necesidad de reiteración de las imágenes. El CAC ha hecho mucho más que valorar el trabajo desarrollado por las televisiones en aquellos días: ha puesto negro sobre blanco que es la dirección de cada medio la que tiene la libertad de elegir las imágenes más adecuadas para trasladar al espectador la información. Y eso les guste o no a los políticos que son objeto de esa información.

 

pillJavier Ortiz nos ha dejado

Cuando leí su obituario, adonde llegue por la casualidad de los agragadores, pensé que era una broma. Después, la cruda y triste verdad se ha impuesto.

 

pill20 Minutos ‘el diario más robado’

El taxista bloguero Daniel Díaz hace en Ni libre ni ocupado un divertido y, por supuesto, poco científico estudio que denomina ‘taxial’  sobre los medios. Lo explica de esta forma:

El Estudio Taxial de Medios (ETM) es un estudio de campo que refleja las lecturas preferentes de los usuarios en función del tipo de publicación que se llevan sin permiso, o directamente roban, del asiento trasero de mi taxi (…) Una vez más, el diario 20minutos, lidera con holgura el ETM. ¿Será por su calidad o bien porque, al ser gratuito, libra de toda culpa al usuario que se lo lleva?

Para despistados, el blog es de 20 Minutos, claro.

 

pillLa crisis frena el proceso de fusiones en los medios

La crisis ha reducido en un 66% el valor de las fusiones de los medios de comunicación en 2008 y en un 28% el de las adquisiciones, según refleja el informe sobre Fusiones y Adquisiciones en el Mercado Europeo de Medios de Comunicación que anualmente elabora PricewaterhouseCoopers.

Vía El Mundo  

 

pillEstado de los medios en USA

Gracias a Infotendencias llego a tres artículos en los que Sílvia Cobo ha sintetizado “el preocupante retrato de la evolución de la industria periodística en EEUU que hace el PEW Project for Excellence in Journalism en la quinta edición de su informe anual “The State of the News Media“:

 

pillPeriodistas españoles en Twitter

Jose Luis Orihuela abre en su blog una relación (abierta y muy útil) de periodistas españoles en Twitter.

 

 

A este paso, El Mundo se comerá pronto a El País

Me duele este País. Y no me refiero a España, como le pasaba a Unamuno. Estos días andan con problemas en la redacción que no comento aquí porque no quiero convertir el chiringuito en un lugar de chismorreo al estilo de los algunos confidenciales. La empresa, impregnada por el síndrome Q3, intenta bajar los sueldos a los trabajadores. El miércoles sabremos qué se decide, pero un ERE es difícil que salga aprobado.

Sea como sea las circunstancias empresariales no pueden rebajar la calidad del producto. Pongamos como ejemplo lo que ocurre en Estados Unidos con su medio de referencia, El NYT, que pese a las cuantiosas pérdidas económicas no cede en el nivel de los contenidos.

Convencido como estoy soy de que democracia y discurso político son términos que van ineludiblemente unidos a una prensa diaria variada y de calidad, sufro cuando veo como mi periódico de referencia baja el listón. Y que nadie se asuste, todavía no pasa nada (creo), pero es hora de que los viejos dinosaurios reaccionen.

Un ejemplo de lo que digo, visto en el papel de hoy:

En un mapamundi bastante pobre de factura, El País da como ‘enfermos’ de gripe porcina los ocho casos que en ese momento eran tan sólo ‘probables’, como bien anota El Mundo en una infografía mucho, muchísimo mejor elaborada:

gripepais

 

 

 

 

 

 

 

 

gripemundo

 

 

Porque El Mundo sí distingue:gripemundodetalle

 

 

Precisamente estaba yo pensando en El País cuando Andrés Rodríguez, el editor de Esquire, me avisa de que esta tarde lleva a Juan Luis Cebrian ‘arrugado’ en portada. La noticia la había adelantado ya el propio medio (El País, digo) con un resumen de lo dicho:

esquire

 

Voy a acercarme al quiosko a comprar el número, pues está dedicado a un tema que me interesa mucho: el futuro del papel. No sé si Martin Varsavsky o Juan Marsé van a descubrirme algo nuevo sobre el tema, pero seguro dicen algo interesante. No sé por qué pero creo que lo que diga Cebrián no va a estar a la altura, aunque Andrés presume de entrevista en su correo:

Consejero Delegado de Prisa que a punto de cumplir los 65 años- (octubre 2009) repasa su trayectoria, desde su vocación religiosa que le llevo a matricularse en filosofía para ganar tiempo ante la negativa de su padre, a las proposiciones recibidas para dedicarse a la política, pasando por su punto de vista respecto a Google news. La larga entrevista, realizada unos días antes de que el Grupo Prisa suscribiese el aplazamiento de su deuda, es un repaso a todos los puntos de vista del periodista y académico sobre su vocación, su relación con Jesús Polanco, el rumbo de Prisa, su relación con Pedro J, y la competencia entre El País y El Mundo en el quiosco cada mañana (…) la fotografía que refleja su rostro ha sido doblada por efecto de la papiroflexia. “Vivimos tiempos combulsos para el periodismo”

En el adelanto que da El País, leo que a Cebrián le preocupa la competencia. No me extraña, A mí también me preocuparía:

El Mundo no responde a una concepción de la convivencia ni de la vida. Responde a toda clase de oportunismos constantes y ése es uno de los problemas que tiene. EL PAÍS responde a una concepción de la profesión muy definida. Tiene unos principios editoriales e internacionales que te pueden gustar o no, pero que son muy estrictos. Eso es lo que nos ha dado coherencia todo este tiempo”.

“[Pedro J. Ramírez, director de El Mundo] ha sido y es un periodista excelente; víctima de sus propias virtudes, eso sí”.

De acuerdo. Pero, El Mundo demuesta más cintura social, pese a la ideología editorial, y se adapta con mayor rapidez a los cambios tecnológicos. Cebrián parece que no ha entendido bien el cambio de paradigma que supone la Red.

Pues eso, todo un símbolo -si hablo de una infografía aparecida hoy- o dos -si pensamos en Cebrián y en PedroJ- de lo que le va a pasar a mi diario de cabecera como no reaccione pronto.

Píldoras periodísticas para el fin de semana

pill¿Trato de favor a Unidad Editorial en las mediciones online?

Los últimos datos de febrero sobre la audiencia de Internet en España    han provocado una fuerte polémica por las presuntas irregularidades cometidas por los medios del grupo Unidad Editorial en la medición, que dieron como resultado crecimientos espectaculares en sus cifras de usuarios.

Según los resultados que se hicieron públicos este martes, Elmundo.es ganó un 75% de usuarios únicos mensuales en febrero y Marca.com, un 85%. Los responsables de estos medios atribuyen los datos al crecimiento natural provocado por el cambio de herramienta de medición, ya que acaban de pasar de la auditoría interna de OJD al sistema Market Intelligence de Nielsen que ya tienen el resto de medios españoles.

A finales de 2008 la OJD dejó de ejercer la doble función de medidor y auditor y cedió la primera a la multinacional Nielsen, a través de su herramienta Market Intelligence, instando a todos sus clientes a efectuar un cambio en us sistema de medición.

Quien mejor lo cuenta es 20Minutos 

Explicación de Arcadi Espada

OJD contribuye a pensar en un trato de favor

El País lo ve desde fuera  

Finalmente MediosOn denuncia irregularidades

 

pillCómo engordar los datos de difusión en los diarios de pago sin que se note

Cuando tanto se habla de volver al pago en internet para acabar con la gratuidad conviene repasar los ejemplares gratuitos y de venta en bloque a precios irrisorios o como financiación encubierta de los diarios de todo el mundo, Juan Varela hace una pertinente llamada de atención sobre la venta en bloque y las suscripciones colectivas, que sirven para engordar los datos de difusión.

 

pillLas televisiones públicas matizan el examen de calidad europeo

Las televisiones públicas europeas, a través de la European Broadcasting Union (EBU), explicaron esta semana en Bruselas su posición ante la próxima reforma de su sistema de financiación que ultima la Comisión Europea y que, entre otras cuestiones, supondrá que pasarán a ser tratadas como cualquier otro sector económico que recibe ayudas de Estado y, por tanto, tiene que cumplir una serie de requisitos.

Entre las novedades figurará que los programas que se emitan en las cadenas públicas de televisión europeas tendrán que pasar una especie de examen previo en el que se valorará si cumplen con el requisito de «servicio público», condición indispensable para recibir los fondos.

Desde la EBU no se rechaza la idea de que haya que pasar esa especie de examen previo «ex-ante», sino que éste tenga que fijarse a nivel comunitario ya que ellos consideran que cada país europeo es diferente y, como consecuencia, el servicio público de medios de comunicación debe reflejar la diversidad europea. Al mismo tiempo señalan que esta especificidad que tiene cada país hace que tengan que ser ellos mismos los que definan el concepto de servicio público referido a sus medios de comunicación.

Vía ABC 

pillLas privadas, por su parte, piden competencia leal

Por su parte, las empresas privadas de medios de comunicación de Europa, paraguas que agrupa entre otros a la Asociación de Televisiones Comerciales Europeas (ACT) y al Consejo de Editores europeos (EPC), pidió ayer en el Parlamento Europeo que se les garantice la aplicación de los principios de competencia leal en el sector en relación con los medios públicos.

Vía ABC  

 

pillRadio en internet, aún por desarrollar

El experto en comunicación Ángel Meseguer Conesa, doctor por la Universidad de Murcia, es el autor de un estudio en el que se indica que las emisoras que emiten de forma digital en Internet “no han explotado los servicios que ofrece la red”. Meseguer Conesa, que acaba de publicar un libro que es consecuencia de la tesis doctoral que defendió en la universidad murciana, opina que estas emisoras “se limitan a estar presentes en Internet y a emitir de forma simultánea su programación convencional a través de la red, sin desarrollar la opción de radio a la carta”.

Vía Soitu.es  

 

pillDe nuevo en Huesca 

El Congreso de Periodismo Digital se celebró en Huesca los días 12 y 13 de marzo. Una vez más, éxito de crítica y público. Entre todo lo leído, destaco:

Tascon en Huesca

‘El periodista como red social’, crónica de Juan Varela, que cuenta con una segunda entrega  

 

pillRediseño en Publico.es

Una nueva imagen para la página del joven diario. La impresión es, en general, muy buena, aunque hay quien le da un tirón de orejas porque piensa que ya era hora

 

pillCuando redes y periódicos se encuentran 

Diez usos que dan los periódicos a las redes sociales para salvar la industria en Mashable.com. Redes sociales, eventos, UGC, Apis… todo para que la prensa no salga fuera de la foto en la Internet social, buscando monetizar contenidos.

Vía El Selector de La Vanguardia    

 

pillViene Kindle, tiembla el papel

Un argumento de conveniencia para que el New York Times (o cualquier otro periódico) se pase del papel al Kindle (léase cualquier otro libro electrónico): la impresión le cuesta al año al legendario rotativo el doble que si regalara a sus suscriptores un e-book donde leer las noticias.

Silicon Alley Insider. Vía El Selector de La Vanguardia  

 

pillQué son los blogs y cómo dejar de confundirlos

José Luis Orihuela ha elaborado un interesante decálogo que contribuye a aclarar la difícil relación entre blogs y medios de comunicación

Vía Blogpocket  

         

pillRevistas que cierran (allí y aquí)

La revista estadounidense para hombres Best Life ha anunciado su cierre, y van…Gawker ha hecho un montaje con las portadas de las 23 que han desaparecido en los últimos meses en Estados Unidos debido a la crisis del sector. España ha tenido también hoy su capítulo con el cierre de OK!.

 

pillDiarios que cierran (allí)

Malos tiempos para los periódicos. El NYT publica una impresionante infografía con la representación gráfica del tremendo momento que atraviesa la prensa norteamericana. Una prueba más de la crisis global.

 

pillDespidos de periodistas (aquí)

Para que veamos que algunas ideas innovadoras flotan en el aire, Pau Llop presenta en su blog un mapa interactivo de los despidos producidos aquí, en España. El post, que no tiene desperdicio, se titula Los medios se están tragando a los periodistas

 

pillLos tribunales no entienden la integración de redacciones

Los periódicos europeos podrán ser demandados dos veces por las informaciones erróneas aparecidas simultáneamente en su edición de papel y su edición en Internet, según una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Europa Press vía El Mundo  

 

pillThe Guardian se abre a los usuarios

El periódico británico The Guardian sigue los pasos del estadounidense The New York Times y abre su API (Application Programming Interface – Interfaz de Programación de Aplicaciones) a los usuarios. La llamada Plataforma Abierta permitirá a quien así lo desee reutilizar los contenidos del diario y su base de datos sin coste alguno para construir aplicaciones y servicios online a partir de ellos. La nueva funcionalidad, aún en pruebas, está limitada a las 5.000 consultas al día de todo el material que alberga la web desde su creación en 1999. Aunque no ha explicado cómo le sacará rentabilidad a la medida, The Guardian ha dicho que, como parte del acuerdo, pedirá a los usuarios que le ayuden a desarrollar el sistema de anuncios para esta plataforma

Vía 233grados.com     

 

pill‘La web es sólo la punta del Iceberg’

“Llegarán nuevas tecnologías mucho más poderosas que nos permitirán hacer cosas que jamás hubiéramos imaginado. Lo mejor está por llegar”. Así de contundente se expresó Tim Berners-Lee, el padre de la World Wide Web, en el apasionado discurso que pronunció en un abarrotado auditorio del CERN en Ginebra, para celebrar el 20º aniversario de su invento revolucionario (…) Uno de los caminos que Berners-Lee considera deben seguirse para que la Web continúe desarrollándose de la manera “que más favorezca a la Humanidad” es a través del Linked Open Data Movement, una iniciativa que pretende derribar las barreras actuales entre grandes bases de datos (como Wikipedia, Google, etc.) para vincular toda la información relacionada en la Web, de tal manera que sea mucho más fácil acceder a los datos que busca cada internauta.

Navegante  

  

pillMurdoch reestructura News Corporation

El empresario renueva las unidades de negocio de su gran cadena norteamericana, Fox, y compra el semanario ‘The Brooklyn Paper’.

Elmundo.es  

 

pillLe Monde Diplomatique denuncia censura en El País

Esta semana se ha hablado bastante de que la publicación mensual francesa Le Monde Diplomatique ha denunciado la censura repentina por parte de El País de uno de sus anuncios, que iba a ser publicado el pasado 7 de marzo en el suplemento ‘Babelia’. Por su parte, El País reivindica sus derechos como publicación.

Vía Elmundo.es y  Periodistas en español 

pillSalaverría presenta un libro sobre convergencia 

Ramón Salaverría anunció en La Voz de Galicia que iba a presentar en breve un estudio sobre los procesos de convergencia en diferentes empresas multimedia “Todavía imperfectos”, pues “la integración no atañe solo a las salas de redacción; no basta con derribar paredes”. Como ventajas de la convergencia señala: “Una es la mayor coordinación editorial entre los distintos medios de un mismo grupo. También, una mayor capacidad de hacer apuestas informativas comunes, generar un efecto casi orquestal, donde cada medio aporta su tono para una cobertura coordinada. Permite tener un mayor músculo comercial. Y crear contenidos multiplataforma para nuevos dispositivos digitales, particularmente hacia los móviles de tercera generación.” Finalmente lo presentó en Huesca en forma de libro, que firma junto a Ramón Negredo.                             

 

pillDisculpas por una foto falsa

Ocho periódicos ingleses y el canal de televisión Sky News han pedido disculpas a través de sus publicaciones, tanto impresas como ‘on line’, por publicar una fotografía falsa de una fiesta en una de Marbella. Todos ellos se hicieron eco de la historia de Jodie Hudson, la joven que había convocado una fiesta, supuestamente a través de Facebook, y que había terminado con la casa española destrozada por el gran número de asistentes a la fiesta.

Vía Elmundo.es

 

pillNuevos canales religiosos

La televisión catalana tendrá un canal que representará a todas las religiones

La directora de TV3, Mònica Terribas, ha anunciado que Televisió de Catalunya (TVC) lanzará en abril de 2010 -coincidiendo con el apagón analógico- un nuevo canal dedicado a la ciudadanía y en el que estarán representadas todas las religiones de la sociedad catalana. “Ha llegado el momento de plantearnos qué haremos cuando se pongan en marcha los nuevos canales digitales puesto que la mayoría de la población tiene una u otra fe”, declaró la directora de la cadena catalana.

Europapress.es  

 

pillMartín Pallín critica que los medios influyan en los juicios

El magistrado del Tribunal Supremo José Antonio Martín Pallín ha criticado con dureza el “posicionamiento” de los medios de comunicación en determinados procesos judiciales. Preguntado sobre las filtraciones a la prensa de determinados sumarios judiciales, Pallín ha precisado que la información “no la tienen sólo los jueces, la tienen también los abogados que asisten al acusado y que tienen acceso a las pruebas”, y dijo que “hay que saber de dónde proceden las filtraciones, que son absolutamente censurables”.

EFE vía El Mundo  

pillPortadas abiertas a la publicidad

Las revistas han preservado hasta ahora las portadas como superficies vírgenes para el campo publicitario. Pero eso, con la que está cayendo, se ha terminado. Stuart Elliott comenta en el New York Times (12 de marzo) la tendencia de revistas como Parent & Child y Esquire a publicar anuncios en portada. La crisis publicitaria está aguzando el ingenio de los editores, que ya notaban indicios de sustitución de las revistas por internet.

Vía C4E Trends   

 

pillLa impunidad que nos paraliza

Un total de 332 casos de asesinatos de periodistas, ocurridos entre 1987 y 2008, investiga la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). La mayoría de los crímenes mantiene un alto grado de impunidad.

ABC Digital  

 

pillEl nacimiento del sensacionalismo cañí

El crimen de la calle de Fuencarral de 1888 desató el sensacionalismo periodístico en España. Patricia Gosálvez cuenta en El País que este caso cambio la la prensa decimonónica española, que se hizo eco de rumores, recogió testimonios callejeros como si fuesen pruebas, politizó el proceso, se expuso a imputaciones por entorpecer la justicia y calentó la opinión pública hasta crear un mito: el del pobre contra el rico. Resultado: aquel verano los periódicos se vendieron como churros, a pesar de que el 68% de la población era analfabeta. También cuenta Patricia que no hay número 109 en la calle de Fuencarral. Un artículo éste para reflexionar: “El caso agrandó los titulares, aumentó las viñetas, hizo fija la sección de sucesos y configuró físicamente los periódicos tal como los entendemos ahora. También los dividió entre “sensatos” e “insensatos”, dependiendo de su grado de imparcialidad y despertó debates que siguen vivos: ¿puede la crítica al sistema judicial llegar tan lejos como para deslegitimarlo?”

El País 

 

pillKarmele condenada por insultar a Carmen Sevilla

La denominada “prensa del corazón” no está autorizada a imputaciones o consideraciones que intenten desacreditar a una persona mediante insultos y acusaciones sin fundamento, según una sentencia del Tribunal Supremo que confirma la condena de la periodista Karmele Marchante por llamar “descerebrada” a Carmen Sevilla.

Vía Infoperiodistas  

 

pillNace la televisión autonómica Castilla y León TV

Bajo la marca Castilla y León Televisión, han comenzado el lunes 9 de marzo las emisiones de la cadena autonómica. Este medio dispone de dos canales: la Siete (CYL 7), que cuenta con programación autonómica que será similar para todo el territorio las 24 horas del día, y la Ocho (CYL 8), especializado en la vertiente provincial, que en determinadas franjas horarias incluirá desconexiones territoriales.

Vía Infoperiodistas 

 

pill¿Directores de periódicos?

La propia Asociación Estadounidense de Directores de Periódicos ha dejado constancia de esa imparable tendencia de los contenidos hacia la Red al anunciar que retirará la palabra “periódicos” de su nombre. Se trata de reflejar la creciente importancia del contenido digital. El problema, coinciden los expertos, es que la información se ha convertido en un bien tan al alcance de la mano que nadie parece dispuesto a pagar por ella.

EFE vía ADN 

Píldoras periodísticas para el fin de semana

Estas son algunas de las noticias que mi rádar particular ha detectado como relevantes en el océano informativo:

 

pillEl Gobierno facilita la fusión entre cadenas de TV

Un decreto para la supervivencia. El Gobierno aprobó este viernes en consejo de ministros un decreto que elimina la restricción del 5% para inversores o empresas que participen en más de una cadena. Según fuentes del sector, esta nueva norma abre la puerta a los intercambios accionariales entre los principales jugadores del mercado de la televisión como Antena 3 o Telecinco, en saludable posición financiera, sobre otras empresas privadas como La Sexta (Mediapro, Televisa) o Cuatro (Prisa) en peor posición ante la recesión publicitaria.

Análisis en Soitu.es,  y Periodista 21 (uno y dos)

 

pillVarias televisiones británicas podrían unirse

En el Reino Unido los tiros van por ahí también. “Tres de los grandes operadores del Reino Unido sopesan fusionarse para superar la crisis y, por las cifras comerciales y de audiencia que manejan, provocar un ‘terremoto’ sin precedentes en el panorama audiovisual británico” anuncia Elmundo.es. Juntos acapararían el 60% del mercado publicitario de la televisión.

El Mundo

 

pillPeriodismo moribundo e hipocondriaco, pero muy vigoroso

Joana Bonet se pregunta en La Vanguardia si el periodismo, a fuerza de auscultarse, se ha puesto cibercondriaco: “Que se enteren de una vez -dice-, nada queda de la vieja leyenda de los plumillas insomnes. En las mesas de redacción, alineadas con pulcritud en edificios estúpidamente inteligentes donde se anima a que el periodista no pise calle, hace años que ya no hay botellas de whisky ni ceniceros. Ni rastro del halo mágico de la profesión, de la catarsis ante un buen titular o del tecleo compulsivo de más de doce folios. Salvo contadas excepciones, el periodismo debe ser breve y eléctrico. Un fogonazo contundente, un lector de feeds que te lo ponga fácil y te sirva la información en bandeja. Un pop-up. Pero mientras se prepara el funeral del oficio, con épica, leyenda y elegía, los periódicos son más noticia que nunca, leones despeinados que marcan la agenda política vigilando el poder y hurgando entre comisiones, espías caseros y sastrerías italianas. Periódicos que tumban a alcaldes, consejeros de la Comunidad de Madrid y hasta consiguen como trofeo la cabeza del ministro cazador. ¡Qué encomiable vigor tratándose de dinosaurios!”

 

pillTwitter el primer medio donde se publica

Para investigadores y coleccionistas de las ya innumerables aportaciones de Twitter como sistema de alerta en casos de catástrofes. Cuando esta semana cayó el avión turco cerca del aeropuerto holandés, de Shiphol, una vez más funcionó el microblogging. Ernst Poulsen lo cuenta con detalle en E-Media Tidbits: “Two eyewitnesses reported on the crash using Twitter: @nipp and @ansgarjohn. Both were immediately picked up by international sources and interviewed. One example is this BBC Channel 4 interview with Jonathan Nip (scroll down to find it) In fact, one of the eyewitnesses said he had to stop tweeting because he was constantly talking to the news media.”

  

pillCinco diseños para observar

 La Society for News Design (SND) acaba de reconocer el diseño de un periódico mexicano y cuatro publicaciones europeas:

The News, de México (diario).

Akzia, de Rusia (bimensual).

Eleftheros Tipos, de Grecia (semanal).

Expresso, de Portugal (semanal).

Welt am Sonntag, de Alemania (semanal).

El tamaño y formato de las publicaciones vencedoras muestran la tendencia por el “periódico-revista”, un híbrido que antiguamente se asociaba con las revistas de estilo, dice la SND.

Knight Center

 

pillAyudas con condiciones, piden los sindicatos

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) ha anunciado que va a solicitar ayudas del Estado para superar la crisis del sector. Pedirá reducciones en el IVA por la venta de prensa, ayudas para la innovación tecnológica y el estímulo de la lectura, entre otras medidas. Según los editores, los poderes públicos deben contribuir a la estabilidad de la prensa porque es la “garantía de una sociedad plural”.
La Junta Ejecutiva Federal de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) responde que “celebra que la patronal se preocupe por la pluralidad y por la función social de la prensa. Pero también queremos recordar a la AEDE la necesidad de que exista pluralidad interna en los medios y la defensa de la información como un bien social y no como mera mercancía” y propone condiciones.

Rebelión.org    

  

pillLos usuarios de Facebook se han rebelado

Francis Pisani explica en Soitu lo ocurrido alrededor de Facebook, una de las redes sociales más populares. Todo empezó cuando Facebook introdujo una modificación en las ‘Condiciones de uso’, del contrato que aceptamos todos cuando nos conectamos a este sitio de redes sociales. El blog Consumerist (de la Consumers Union) denunció este cambio y en especial el hecho de que Facebook siguiera conservando la propiedad de nuestros datos incluso si damos de baja nuestro perfil.

  

pillPatética imagen de los periodistas en Gaza

Robert Fisk analiza la cobertura que los medios hicieron sobre Gaza en una entrevista con Stefan Christoff : “La prensa internacional dejó un margen para su propia humillación: Israel dijo a la prensa que no podía ir a Gaza y los medios realmente no trataron de hacerlo, así que la prensa se quedó fuera de Gaza y pontificó desde tres kilómetros de distancia (…)Ante el hecho de que los únicos periodistas que quedaban dentro de Gaza eran periodistas palestinos, las principales redes se vieron obligadas a poner sus reportajes en manos de árabes palestinos, que en muchos casos eran refugiados dentro de Gaza. Eso significa que había reporteros palestinos en el terreno que hablaban sobre su propia gente, sin trabas de periodistas occidentales que los interrogaran o que trataran de colocar un 50% de la historia de una parte y un 50% de la historia de la otra. Al Jazeera emergió como héroes del periodismo porque tuvieron su servicio internacional, su servicio inglés y también su servicio árabe operacionales en todos los aspectos desde oficinas dentro de Gaza. Palestinos individuales que trabajan para organizaciones noticiosas occidentales mostraron que podían ser periodistas competentes, y la imagen de los periodistas occidentales clavados fuera de Gaza fue tan patética como lo que es crecientemente su información sobre Oriente Próximo.”

Entevista traducida en Rebelión 

 

pill¿Locura u oportunidad?

Un emprendedor tiene una idea -parece que bastante generalizada- de crear un medio, lo plantea en su blog y le llueven sugerencias. 125 comentarios, algunos con ideas frescas.

Alenjandro Suárez Blog    

 

pillLa Red obliga a rectificar a El País

En internet son tantos los actores de la comunicación que intervienen que los ojos vigilantes también se reproducen exponencialmente. Hay que asumir y, mejor aún, extremar el cuidado en la verificación antes de publicar. Borrar una noticia no sirve de nada, la Red obliga a rectificar. Lo sucedido el miércoles 25 de febrero con Elpaís.com es una prueba más de ello. Esa tarde, durante varios minutos, el diario digital inculpó al portavoz del PP, Esteban González Pons, en la trama de corrupción que investiga el juez de la Audiencia Baltasar Garzón.

233grados.com    

 

pill¿Cambiar la Ley para publicar sondeos antes de las elecciones?

Según el artículo 69 de la Ley Electoral – que data de 1985-, los medios de comunicación españoles no podrán difundir los resultados de los sondeos realizados con motivo de las elecciones gallegas y vascas. Dicho artículo, que también obliga a acompañar todos los resultados con una ficha técnica del sondeo, ‘ha quedado obsoleto’, según Lluís Fatjó-Vilas, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Investigación de Mercados y Opinión Pública (ANEIMO): ‘discrimina por un lado a los medios españoles y por otro a los ciudadanos que no pueden hacerse eco de estos datos a través de Internet’. ANEIMO reitera su petición de reformar esta ley para que los medios puedan publicar encuestas electorales durante los cinco días previos a las votaciones.

PRNoticias   

 

pillFermín Bocos, un periodista prudente

Sobre las guerras entre periódicos y políticos, Fermin Bocos dice: «A mis alumnos de Periodismo siempre les digo que no se metan en guerras de generales, ellos tras dos o tres batallas firmarán la paz y quedaran las heridas entre la tropa».

El Comercio

 

pillCambios en la defensa del lector de El País

La periodista Milagros Pérez Oliva (Eriste, Huesca, 1955) será la nueva defensora del lector de El País en sustitución de José Miguel Larraya. El defensor del lector carece de responsabilidades ejecutivas en la estructura del diario y tiene facultades para realizar las averiguaciones internas que considere para aclarar las dudas de los lectores o para explicar los temas sobre los que crea que se debe dar una explicación a los lectores. En El País publica sus comentarios los domingos. Entre los periódicos que cuentan con un defensor del lector figuran The New York Times, The Washington Post, Le Monde, The Guardian o Folha de São Paulo.

El País

  

pill¿Qué significa bizarro?

No es una pregunta de Trivial. El término, cada vez más utilizado en ciertos círculos de gente joven, se emplea mal por un defecto de traducción. Lo peor es que, por su actividad vírica y su efecto de ‘falso amigo’, se está extendiendo muy rápidamente.

Buscadoor   

 

pillPeriodismo es eso que sale en los telediarios…

“La mayoría de lo que se ha visto, oído y leído sobre Marta del Castillo no es periodismo. Periodismo es eso que sale en los telediarios, pero no lo que aparece en esos programas. Lo único que podríamos demandar desde el periodismo es que se abandone el formato profesional periodístico y se aborde desde otro punto de vista y que quienes no cumplan con las normas de ética sean expulsados de las asociaciones de periodistas. No podemos convertir el periodismo en un espectáculo como en la película El gran carnaval.”, escribe Fernando Santiago. Me ha recordado que Kovach y Rosenstiel escribieron que “En Estados Unidos, el periodismo se ha visto reducido a una simple tautología: periodismo es lo que los periodistas dicen que es periodismo” ( pag.23). Pues eso. Iba a escribir una entrada, pero ahí queda la idea sin desarrollar.

El País

Diez razones contra la integración redaccional

Me gusta distinguir entre los distintos tipos de convergencias que se están produciendo. Convergencia es una palabra polisémica que puede llevarnos a hablar de un tema mientras nuestro interlocutor piensa en otro. Para la unión de las redacciones de papel y digital resulta muy apropiado hablar de integración. En este contexto no admite más significados.

El Washintong Post y El País han sido los últimos grandes nombres en unirse a la deriva convergente. Es una tendencia mundial aparentemente imparable y parece un anatema oponerse a ella. Sorprendentemente 20minutos, el primer diario español en que convergieron las redacciones, decide desintegrarse. Es extraño porque parece la tendencia es convergente.

 

Dicho esto, me gustaría exponer aquí diez razones para explicar por qué no estoy de acuerdo con la integración de redacciones: 

  1. Internet funciona como es un medio en sí mismo y no tiene que integrarse con ningún otro. Todavía ha de desarrollar sus posibilidades potenciales para convertirse en el medio dominante que será. Mientras se desarrolla, recibe influencias de los medios preexistentes a su aparición. En esta primera fase, sobre todo de la prensa; pero éstas no deben convertirse en interferencias.
  2. La integración, tal y como se entiende ahora, es una absorción. La redacción de papel se come literalmente la digital y, aparte de menospreciarla sin sentido profesional y económicamente, no permite que se desarrolle suficientemente.
  3. Los periódicos han llegado a internet como viejos que piensan que la tecnología les hace parecer, si no más jóvenes, sí más modernos. En algunos casos el fenómeno ha sido más drástico porque, presas del miedo que les han metido en el cuerpo los agoreros de la muerte del papel, han acudido a la Red en busca de la juventud que no encontraban en el quiosco. El papel tiene sobrevivirá por sí mismo y encontrará soluciones imaginativas para perdurar, seguro. Pero sin utilizar otros medios como cachaba.

  4. La integración evita el correcto desarrollo del entorno mediático al no dejar que surjan nuevas cabeceras independientes en la Red. ¿Por qué tenemos que privar a los usuarios de la diversidad que proporciona la multiplicidad de vías de información? ¿Por qué el periodismo en la Red debe vincularse al de los medios anteriores?

  5. Las empresas periodísticas parecen pensar que las únicas cargas están en la redacción. Pero una forma de abaratar  así nunca nos va a llevar al objetivo de un mejor periodismo. Puede que los periodistas sean lo más caro de los periodícos, pero también son lo más valioso. Lo que genera valor para la cabecera son sus firmas.

  6. La integración de redacciones es una decisión empresarial. No viene impuesta por el avance tecnológico, como nos están haciendo creer. Se trata de una decisión empresarial con los objetivos puestos en el negocio. No nos engañemos. Es una falacia eso de que oponerse a la integración significa vivir ajeno al  progreso. La convergencia es una tendencia lógica que viene marcada por la llegada de la tecnología. Oponerse a ella es algo así como adoptar la misma postura de muchos trabajadores que decían que la máquina de vapor les dejaba sin trabajo. Por supuesto que los periodistas han de prepararse para trabajar en múltiples plataformas. Por descontado que el mundo no se detiene y que las exigencias de formación son cada vez mayores.

  7. Las decisiones miran hacia atrás y no hacia adelante. Suelen presentarse de manera repetina, sorprendiendo hasta al comité de empresa. Los ejemplos que estamos viendo de integración -algunos de éxito empresarial incluso- no sirven como ejemplos de buen hacer profesional. El personal no está formado ni suficientemente entrenado. Ni siquiera se ha pensado en la incorporación de nuevos perfiles profesionales de acuerdo con las recién estrenadas exigencias tecnológicias. Las integraciones que se hacen con mentalidad tradicional hasta en la forma de organizar la plantilla, que se realiza siempre con parámetros del papel.  

  8. Integrar no es tener dos en el mismo espacio físico: uno para la edición digital y otro diferenciado para la redacción del papel.

  9. ¿Cómo no se le ha ocurrido a nadie integrar medios ya existentes, como radio y televisión? Algunas de las entrevistas que las radios hacen por las mañanas llegan a los telediarios de mediodía. Al fin y al cabo, radio y televisión -como medios audiovisuales- tendrían más en común que la prensa y la red. 

  10. La alianza, no obstante, podría ser interesante y como utopía no está mal: una convengercia que potencia las sinergias de medios, trabajadores y empresas. ¡Qué bonita palabra, sinergias! Suelen emplearla mucho los empresarios y los políticos, por lo que se ha cargado de connotaciones. Ese es el problema.

Algunas pistas para seguir el debate:

Como el tema es polémico, me gustaría conocer tu opinión. Deja tu reflexión en un comentario.

La exclusiva es mía, los demás publican filtraciones

Por fin, Francisco Mercado, el periodista que consiguió el polémico vídeo del accidente de Barajas, explica en El País cómo consiguió las imágenes y por qué decidió publicarlas. Merece la pena leerlo con detenimiento porque su razonamiento es impecable:

1. En primer lugar, una de las virtudes de este periódico: la dirección de EL PAÍS no me interrogó por la fuente de la noticia.

2. Frente a la polvareda sobre la “filtración interesada” o las “maniobras de Fomento”, la noticia no llegó en sobre oficial, sino gracias a los procedimientos tradicionales de cualquier redactor honesto y a través del más viejo y tozudo enfoque: ¿qué personas tienen el material? Y, acto seguido, tocarlas una a una.

3. La paradoja llega cuando el material obtenido es reproducido, en muchos casos sin citar la procedencia (“tenemos unas imágenes o unas grabaciones…”, “hoy hemos conocido”), por muchos medios audiovisuales que, sorprendentemente, organizan una campaña de presión sobre el Gobierno y el juez instructor para denunciar que ese material que vampirizan gratuitamente procede de una “filtración interesada”. Esto no es nuevo.

4. El mal perdedor llama exclusiva a lo propio y filtración a lo que publica la competencia (…) Los mismos medios que llevan semanas ofreciendo, también, datos en exclusiva sobre la tragedia. Cada vez que esos medios colgaron imágenes o escritos del sumario no juzgaron relevante pedir consejo a las víctimas. ¿Por qué ahora acuden a ellas para ocultar su envidia?

5. También tiene palabras para el Gobierno, para el PP y para el juez instructor, a quien le dice: “sólo puedo decir que mi trabajo no obstruye el suyo. Si me interroga, le diré lo mismo que ya he dicho en similares trances: señor juez, aunque la información me la hubiera dado usted, nunca se lo confesaría.”

En este asunto hay muchos otros intereses -con muchos ceros- que no menciona Mercado. Tienen que ver con el reparto de responsabilidades y de indemnizaciones y están jugando, como es de suponer, su juego de manera sorda y de espaldas a cualquier actitud ética. Los periodistas de cualquier medio han de estar atentos. Por eso, en su primera aparición pública como nueva presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), Magis Iglesias (sustituye a Urbaneja), ha declarado que El País “ha cumplido con su obligación informativa al difundir el vídeo del accidente”.

Elpaís.com adelantó el jueves el vídeo del avión, todos los medios se hicieron eco de ello (Borja Ventura hace un buen repaso de actitudes) y el juez del caso, Juan Javier Pérez, envió a la Guardia Civil al periódico para requisar el vídeo. A pesar de ello tanto este medio como televisiones y webs de todo el mundo siguen emitiendo las imágenes. Por si alguien se ha despistado y aún no las ha visto(vídeo 0:55). 

El País, El Mundo y sus obsesiones

Cómo están los dos diaríos más importantes de este rincón del planeta. Mientras que El Mundo parece obsesionado con apropiarse del Manifiesto por la defensa del idioma con el mismo empeño con que la ultraderecha se adueñó de la bandera rojigualda como símbolo, El País anda dándole cabezazos a Zapatero a golpe de estudios de encargo que llegan a primera página con aires de gran bombazo informativo. Y ya son muchos días seguidos con la cantinela de que el presidente ha perdido popularidad frente a Rajoy, una musiquilla que se repite desde hace algún tiempo en un medio que tradicionalmente estaba volcado con el PSOE.

No puede ser que, debido a las vacaciones de la plantilla, no tengan nada de qué informar este verano. ¿Por qué no se dedican a investigar para refrendar de otra manera sus hipótesis? ¿Por que dan como noticia de primera la estadística de una encuesta de encargo? ¿Y por qué lo repiten y lo repiten día sí y día también?

La opinión de una sola persona, ni siquiera una de gran relevancia, rara vez llega a la portada de un diario. ¿Por qué la opinión de muchos, a veces claramente mediatizada, se convierte en un titular de importancia capital cuando no hay ninguna elección a la vista?

No nos engañemos. La guerra del fútbol, que ha provocado que Digital+ pierda los derechos de la Champions, ha desatado los truenos en la calle Miguel Yuste. Pero todo es tan burdo que los lectores se han dado cuenta y están protestando.

Así están las cosas. Unos quieren arreglar las cuentas con unos políticos que no les dejan hacer negocios a sus anchas tal y como estaban acostumbrados. Esos traidores que les deben tantos favores… Otros quieren que los lectores más conservadores se enteren de que ellos son los abanderados del conservadurismo patrio. Todo sea para recoger esos lectores de derecha que supuestamente andan perdidos por el quiosco. El ABC  y a La Razón no refrendan sus opiones como antes.

Por cierto. Que nadie se quede sin leer el “Manifiesto por la lengua común“. Y después que opine. Incluso que vea los vídeos de la presentación que se hizo en Madrid. Por mi parte, estoy de acuerdo con todo lo que expresa y me parece una pena que este documento, tardío pero necesario, se utilice comercial y políticamente. Aunque comprenda las reticencias (sólo algunas), animo a todo el mundo a que lo firme.

Porque es cierto que son los habitantes quienes tienen los derechos y no las regiones en donde habitan. La lengua la determinan/deberían determinar/ los hablantes y no los territorios o los políticos de turno. Y precisamente porque algunos políticos -y también algunos medios- se muestran como amedrentados por un pensamiento que parece falsamente dominante y, lo que es peor, muchos de ellos no hacen nada porque les parece que esa pasividad es progresista además les ayuda a mantener alianzas beneficiosas con los nacionalistas.

Mario Tascón abandona Prisa.com

Hace ya años Mario Tascón protagonizó una de las mudanzas más sonadas de la pequeña historia de Internet en España al cruzar la orilla que separa El Mundo de Prisacom con su equipo para relanzar, entre otros, ElPais.com.
Hoy Mario ha anunciado que deja el Grupo Prisa para liderar un proyecto nuevo pegado a la Red. Suerte en la travesía.

Así daba ayer la noticia La Tejedora bajo el llamativo título “Combustión del papel“. Toda la blogosfera periodística comenzó a bullir. Pero, parece que antes, ya había informado de ello PRNoticias, y aportaba algunos detalles más sobre los proyectos de Tascón: “montar una factoría de medios de Internet, de momento sin afiliación a ninguna empresa y con el objetivo de producir medios de Comunicación en el mediano plazo.

mariotascon.jpgMario Tascón
Nació: España
Edad: 45 años
Otros datos: Infografista y profesor asociado de la Universidad de Navarra.

Tascón es periodista. En su currículum ostenta el haber sido uno de los fundadores del diario El Mundo. Es profesor asociado de la materia Comunicación Visual en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Desde el 2000 es Director General de Contenidos del grupo Prisacom, responsable de las ediciones digitales de El País (de Madrid), As, Cinco Días y la Cadena Ser. 

La relevancia de su labor en internet ha hecho que muchos compañeros olviden que durante los años 1991 y 1996 estuvo a cargo de la sección de infografía del diario El Mundo, donde consiguió máximos galardones en los premios de la Society of News Design, incluyendo varias medallas de oro, menciones especiales del jurado y un Best of show, junto a otros importantes premios internacionales.

Estas son algunas de las reacciones a su despedia de Prisa.com, un hecho del que sin duda se hablará mucho. El peso que tiene el personaje en el periodismo digital español es considerable:

Responsabilidad de los medios en la alfabetización digital

Encuentro en Caspa.tv una recopilación de reportajes sobre las maldades de la red en El País:

“Lo que más me está llamando la atención es la sección de Sociedad del diario El País, en su versión impresa. Cada semana nos adereza la sección con un reportaje negativo sobre Internet.”

riesgos.jpgCargado de razones y de pruebas, me parece un sugerente trabajo de recopilación que paso al archivo. Encuentro en él algunas pistas interesantes para estudiar la responsabilidad de los medios en la creación de metáforas sociales. 

Es cierto que, aún hoy y según algunos padres, la red es la reencarnación del mal o, al menos, un punto de encuentro con él. Conozco casos así: familias, por lo general muy creyentes, que no desean internet en sus casas porque de esta forma evitan que sus hijos se conecten. Y es cierto que artículos como los recopilados por Caspa.tv no ayudan a que la alfabetización digital avance.

No obstante -y aún sospechando que los resultados van a dar la razón a Antonio Delgado- hay que matizar mucho y decir un par de cosas antes de cargar contra periodistas y periódico:

Primera: Para entender la labor de los periodistas que hicieron esos artículos, habrá que aceptar que no dicen nada incierto. Y que el motivo de su trabajo son noticias pertinentes.

Segunda: Antes de crucificar a los jefes de redacción de El País sería conveniente ver cuántos artículos hay en ese diario sobre ‘las bondades’ de internet. El diario debe informar de todo lo que considere pertinente. Seguro que encontramos muchos temas positivos sobre internet en él, incluso fuera del suplemento ‘Ciberpaís‘ y de la sección de ‘Tecnología‘ y centrándonos como hace Caspa.tv en la sección de ‘Sociedad’.

El señor que muerde al perro se convierte en noticia. O mejor el perro que mata a su dueño, que es una información recurrente no señala una campaña anticanina. ¿Debe producirse una inflexión en las informaciones negativas sobre las nuevas tecnologías? ¿Deberían planteárselo así los redactores jefes de Sociedad?

Habrá que insistir una vez más que internet es una herramientá y que, como tal, se puede utilizar bien o mal. Pero que además, es una herramienta esencial, tanto como los idiomas. Ya no es suficiente con aprender a leer y escribir, sino que se requiere una correcta alfabetización digital con el fin de que las brechas digitales de todo tipo no abran abismos sociales que podrían desembocar en problemas futuros. Aqúi los periodistas tenemos una importante función formativa que, muy a menudo, se olvida.

Si para la población el mensaje reiterativo sobre internet llega con connotaciones delictivas, la hostilidad social no debe sorprender. Si además el poder político y organismos de aparente credibilidad criminalizan a los internautas, no avanzamos.

Recuerdo las palabras de Richard W. Budd, que lleva años pidiendo que los profesionales atiendan a la nueva alfabetización multimediática que se nos ha echado encima: 

Si importantes segmentos de nuestra población no adquieren al menos destrezas elementales con las nuevas tecnologías, y no ganan comprensión alguna sobre cómo la información es creada y distribuida, tendrán denegado el acceso incluso para la más básica información esencial para una vida de calidad. Verdaderamente perderán el control sobre su propio destino (…)

Los cambios nunca fueron tan grandes para los especialistas en información y comunicación y ellos, sin embargo, nos incumben como educadores dondequiera que residamos, en los EE.UU, España, Japón o Marruecos. Como especialistas en la información, hemos buscado mucho para definir las relaciones entre organizaciones, gentes, profesiones, cuerpos de conocimiento, y sistemas para la integración de todos estos diversos elementos. Nosotros, quizás más que ninguna otra profesión, estamos más cualificados para conducir el esfuerzo educativo “multialfabético”.

¿Dónde está el límite a los comentarios?

En la entrada anterior, el título planteaba una pregunta al abogado: ¿Hay un límite legal para los comentarios de los internautas? Hoy me doy cuenta de que hay que profundizar en los límites de otros tipos, sobre todo cuando hablamos de medios (y blogs vinculados a ellos).

Arcadi Espada se lamenta en su blog de que Juan Cruz haya borrado un comentario del suyo a propósito de la muerte del corresponsal de El País en Berlín, José Comas:

Ayer murió el periodista José Comas, del diario El País. Juan Cruz recordaba al compañero. En los comentarios alguien escribió:

“Buena noticia para Alemania y las relaciones internacionales. Se ha ido un hombre prepotente, mal escritor, enamorado de si mismo, resentido, ramplón, envidioso, futbolero de tercera división. El cáncer del periodismo se ha muerto, viva el cáncer”.

¿Cuáles son las razones de que alguien escriba ese párrafo?El comentario ha desaparecido, aunque sus huellas, muñones, pueden seguirse en otros. Es un error haberlo borrado. La información de que alguien puede sentarse y teclear una detrás de otra esas letras es muy valiosa, y ese conocimiento práctico sobre los asesinos es una de las grandes aportaciones de la red.

Ante la muerte de un compañero tan apreciado, entiendo y comparto la postura de Juan Cruz. Yo habría hecho lo mismo. Una cosa es la opinión razonada y otra el insulto, el ad hominem sin más.

La reflexión de Arcadi, no obstante, aunque impertinente y probablemente contaminada por los sentimientos personales, no está exenta de razones a considerar. 
 

Hallazgos entre el ‘autobombing’ de El País

En El País son generosos para todo tipo de noticias y temitas relacionados con su Imperio. Hoy (Ayer viernes 29, pág. 47) nos hablan del nacimiento de la cátedra Polanco en una página completa y enfrentada a otra con publicidad de la casa. A los periódicos de pago deberíamos exigirles que no se convirtieran en plataformas publicitarias de sus productos.

El País ha cruzado hace tiempo la raya de la atocomplacencia y la permisividad con lo propio. El caso Echevarría marco un antes y un después y dejó a la empresa en mal lugar. Y no hay que centrarse en Babelia para comprobar que el conglomerado del Imperio Polanco utiliza su escaparate cultural para vender productos de la Factoría.

La nueva sección-frankenstein Pantallas se pone cada día al servicio de las cadenas de pago del grupo. No importa que sus socios reciban puntualmente una revista con la programación. En ocasiones, aunque me consta por los compañeros que trabajan allí que se intenta el equilibrio, parece que en las cadenas públicas no hay películas. ¿Periodismo inductivo? Habrá que hacerse del Plus.

En el caso de esta noticia que comento, si hubiera sido en otra universidad, en relación con otro personaje y no tuviese nada que ver con su máster, el gate keeper habría funcionado y me habría perdido algunas frases como éstas:

“Mejorar la calidad del periodismo equivale a mejorar la calidad de la democracia.”

“El periodista ya no es aquel ser romántico que se enfrentaba a los hechos con una libreta y un bolígrafo, sino que necesita cada vez más conocimientos.”

“Las únicas certezas son las de un futuro absolutamente diferente de lo que nadie podría haber previsto.” Joaquín Estefanía (citando a Polanco)

“Hay que deconstruir el periodismo tradicional, autoevaluar todas las estructuras (…) Ojalá seamos capaces de construir nuevos modelos de periodismo preservando sus valores clásicos.” Rosental Calmon Alves 

“Saber escribir o utilizar una cámara de fotos es algo que casi todo el mundo puede aprender, pero lo que nosotros hemos aprendido es a ir por la calle y ver la foto o la noticia, a tener criterio y a seguir unos valores.” Marta Jar 

“Los cinco sentidos del periodista: estar, ver, oír, compartir y pensar.” Ignacio Polanco

 “Que los rumores no son noticia, que en caso de conflicto hay que consultar a las dos partes en litigio o que los titulares no deben ser forzados artificialmente y deben responder a lo que dice el texto.” Joaquín Estefanía (principios irrenunciables)