• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @jansorena: Y, de paso, se impone una visión negativa a la actual minoría hispana en EEUU sobre sus orígenes. Además de ser tratados en… 3 hours ago
    • RT @jansorena: Con el legado hispánico, sin embargo, todo vale. Se impone a la opinión pública una visión centrada casi con exclusividad e… 3 hours ago
    • RT @jansorena: No me imagino un incidente en Trinity, la iglesia más vieja de Nueva York, o en el Capitolio de Washington que sea contextua… 3 hours ago
    • RT @jansorena: El incendio está bajo investigación, pero no se descarta que fuera intencionado y parte de los ataques al legado hispánico d… 3 hours ago
    • RT @jansorena: Es una iglesia de 1771, a punto de cumplir 250 años, el principal edificio de una misión, dentro de la red que estableció Fr… 3 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Protéjeme, pero no me metas miedo ni me escondas nada

¿Cuántas veces a lo largo del día facilitas tu nombre, tu dirección, tu número de teléfono, tu e-mail, tu cuenta bancaria…?

¿Cuántas veces pasas delante de una cámara que te está grabando?

Piensa un momento. Son muchas veces.

proteccion-de-datos-copia.jpg

(De la publicidad institucional del Día Europeo de la Protección de Datos)

Qué: Se conmemora el aniversario de la firma del  Convenio 108 del Consejo de Europa (PDF) de 1981, la primera norma internacional que contempla este tema y todavía hoy un referente. Sólo tres años antes la Constitución Española (PDF) había elevado al máximo rango la protección frente al uso de la informática.

Quién: La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD)es la encargada de velar por este derecho fundamental.

Cuánto: La tutela de estos derechos puede solicitarse a través de un procedimiento gratuito.

Declaración de la AEPD sobre buscadores de internet 

Qué falla: Fomentar el miedo no es la mejor forma de dar a conocer algo tan importante como el derecho a la privacidad y la gestión de los propios datos. La identidad digital  es ya una preocupación, tanto para ciudadanos como para periodistas. Si un organismo oficial tiene que concienciar a alguien del pelgro, ¿no debería también informar de todos los medios que pone para evitarlo?

¿No se podría hacer una publicidad menos intimidatoria? Estoy pensando en muchos negocios en internet legales que exigen esos datos precisamente para garantizar la seguridad de sus clientes.

¿Qué pasaría si una campaña por la protección personal se realizara con el mismo espíritu que esta? ¿No saltarían las alarmas si esta imagen fuera la de una familia paseando por la calle mientras un caco espera para atracarla? ¿No es como si la policía, encargada de que esto no suceda, nos metiera miedo por la inseguridad que hay en la calle? ¿No nos preguntaríamos para qué sirven los Cuerpos de Seguridad del Estado?

Una vez dicho esto, y celebrados los 27 años del fundamental Convenio 108, hay que recordarle a la Administración que la protección de datos se refiere a la información sobre los ciudadanos. Los datos de las instituciones públicas deben ser transparentes por el bien de todos.

Habra que recordar, una vez más y todas las que hagan falta, que la Coalición Pro Acceso promueve en España la creación de una ley que acabe con el ‘oscurantismo’ de la información institucional.

Proteger los datos privados es tan importante como reclamar y acceder a los datos públicos. Y la lucha por el ‘derecho a saber’ es cosa de todos, no sólo de los periodistas. Deberíamos promover un día por la transparencia de los datos públicos. La Administración debería promover ese día, invertir en publicidad y proponerse una lucha activa contra la opacidad informativa.

Tenemos que conseguir que, como ocurre en otros países, solicitar un listado de contratos de un organismo público se pueda hacer por teléfono. Aquí es difícil. España es uno de los pocos países de la Unión Europea que no tiene una ley específica de acceso a la información.

Cuando el fontanero no arregla el grifo…

“Hay que ser más accesible con la información”

Eso dice una nota en la sección ‘Diario de redacción’ de la revista Emprendedores (papel, número de febrero 2008, pag. 22).

Un titular para Josu Mezo, pues la construcción es gramaticalmente incorrecta y, además, no expresa lo que el anónimo redactor quiere decir. Pero, no nos perdamos. 

grifo.jpgNo me interesa tanto el error del compañero como la idea de fondo, el mensaje que transmite a unos lectores a los que ni les va ni les viene el trabajo del periodista. No necesitan ser complices porque no son sus colegas, sino sus ‘clientes’. Han pagado por adquirir la revista en el quiosco.

Es como si el fontanero, en mitad de una reparación y para justificar que no ha arreglado el grifo, le contara a su cliente los problemas que tiene con el proveedor de materiales. Suena a chiste, ¿verdad?

Bueno, pues aquí el ‘grifo’ es una buena metáfora para las empresas que actúan como ‘fuente’ de información. Se han cerrado y el agua no fluye.

Se queja la nota de que algunas empresas  como “Zara, Mercadona, Grupo Redur, Misaco, Globomedia o Camper, entre otras, no han querido facilitarnos información para elaborar algún reportaje sobre ellas… y eso que sería apara mostrarlas como un ejemplo de estrategia de éxito”. 

Al estilo de la ‘Escuela de Periodismo’ de aquel programa de la tele, habría quedado mejor el siguiente título:

“Hay que hacer más accesible la información corporativa”

Pero, ¿por qué deben las empresas hacerlo? ¿No es la obligación del periodista investigar aunque la información esté oculta, y en estos casos con más razón? ¿Están esperando en Emprendedores a que les traigan los datos a la mesa?

Pues parece que sí porque el redactor anónimo afirma:

gato-perezoso.jpg“No es una queja sólo nuestra. En muchos medios de comunicación (¿cuáles?) se viene comentado desde hace tiempo como (sic) las empresas españolas se muestran más remisas a la hora de dar información y muchas de ellas sólo están accesibles coincidiendo con el lanzamiento de alguna campaña propia de comunicación (…) que pasaría si les llamáramos porque están en crisis?”

Otra cosa es si en lugar de una empresa privada hablaramos de instituciones públicas, que no es lo mismo ni de lejos. De hecho la Coalición Pro Acceso promueve en España la creación de una ley que acabe con el ‘oscurantismo’ de la información institucional. Lucha por el ‘derecho a saber’.

Un periodista se puede quejar de la opacidad de las estancias públicas como un problema que tienen los profesionales. Lo normal es que, como ocurre en otros países, que “tanto los periodistas como los ciudadanos puedan solicitar por teléfono un listado de todos los contratos realizados por un organismo público durante un período de tiempo, y la Administración tiene la obligación de contestar. En España esto es una utopía al ser uno de los pocos países de la Unión Europea que no tiene una ley específica de acceso a la información que regule este derecho.”

Pero en este caso hablamos de información institucional y no de empresas privadas.No creo que Pro Acceso crea suscriba la nota de Emprendedores. Yo al menos no lo hago. Por cierto, qué manía con que las cabeceras no respondan a la filosofía del medio.