Periodismo ciudadano: se decanta el concepto

Pocos términos han obtenido tanto éxito como el de “periodismo ciudadano”. Pocos han provocado tanto debate. El rodaje y la experiencia está provocando que bajen las barreras profesionales del recelo y, a la vez, que el concepto pierda aristas. 

Hoy leo en Clases de Periodismo que Lucia Pichichua se pregunta si hay periodismo ciudadano sin periodistas. Y en el titular mantiene los signos de interrogación. Es una forma de reforzar la idea de que el debate, lejos de estar resuelto, aún continúa. Pero la entrada nos conduce suavemente a una conclusión: 

El periodista Pau Llop, fundador del sitio de periodismo ciudadano Bottup, dejó entender que ese sitio no puede ser calificado de esa manera sin que el equipo de administradores sean periodistas.

Lástima que el vídeo que nos ofrece tenga tan mala calidad de sonido. Reproduce  una charla en la clase de 4º de Periodismo de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante). No obstante, por la personalidad de Pau y por el interés del debate, lo traigo también aquí (3:30 m):

Ideas expuestas por Pau a los alumnos de Periodismo:

El ciudadano es la base.

Ofrece nueva oportunidad a los periodistas profesionales.

Lo importante es el periodismo.

El trabajo en Bottup es distribuido (por la geografía española).

El objetivo (de los participantes en Bottup) no es hacerse rico, pero sí ganar (algo de) dinero y poder vivir de ello. No han obtenido ninguna subvención, pese a que las han pedido (Hay un vídeo complementario, también muy malo de sonido, en el que se explica cómo subsisten 8:21)

La utopía: los profesionales ganarán la vida editando, publicando y contrastando lo que les ofrecen los ciudadanos.

 

Mantienen una interesante relación con la Fundación Ashoka que ha comprendido que el trabajo del equipo de Pau LLop y la novedad de lo que ofrece son grandes. 

Con Bottup se está creando un modelo periodístico desconocido en nuestro entorno. Se basa en la participación de los ciudadanos con el fin de recuperar la relevancia social de las noticias de actualidad pero con un matiz esencial: no hay que renunciar al rigor y calidad de la información.

Bottup.com se plantea como un portal de noticias basado en una red social de informadores ciudadanos que da como resultado un medio de comunicación relevante, dinámico y con amplia participación ciudadana, pero también con unos estándares de calidad profesionales, que son los que proporciona la involucración en el proyecto de periodistas profesionales (vídeo 3:59):

El enlace es una herramienta básica para el periodismo digital, pero no se entiende

Internet no existiría sin el hipertexto. A los periodistas nos ofrece una gran oportunidad que no aprovechamos. Da igual que se clame en desierto de los oídos sordos. Por vagancia, falta de tiempo o desconocimiento, la cultura del enlace es aún una asignatura pendiente para la mayor parte de los profesionales que se acercan a la red.

En este campo se precisa una alfabetización tardía del redactor que le permita entender que con esta herramienta se transforma radicalmente la linealidad de su relato. Antes tenía un principio y un fin predeterminado por él mismo, pero en formato digital eso no es así. En realidad todos tenemos que aprender a leer, escribir y comunicar hipertextualmente.

Ni siquiera las cabeceras importantes, que tanto cuidan su estilo, se han parado a observar el detalle. Se oyen algunas voces de profetas incomprendidos dentro de las redacciones, pero no se ve plasmado su trabajo. Tampoco algunos jóvenes de la generación digital han reflexionado sobre el tema. Ellos han nacido utilizando el hipertexto y nadie va a enseñarles cómo hacerlo correctamente. 

Hace año y medio Esther Vargas me preguntaba por el uso que se hace de los enlaces en la prensa. Poco o nada ha cambiado desde entonces. Yo sigo siendo partidario de una baja densidad de enlaces intertextuales con el fin de no despistar al usuario del artículo que tenemos entre manos. Al final, se pueden añadir todos los que se quiera como información complementaria interesante y seleccionada por el autor. Pero no es una indicación fija, pues cambia con cada entrada o artículo.

A los redactores se les ha enseñado en las facultades a escribir, saben estructurar artículos según el género, conocen la gramática y respetan la ortografía. Pueden distinguir cuándo un compañero tiene un estilo periodístico depurado. Sin embargo, el estilo hipertextual les es ajeno. Ni lo huelen.

Nadie les explicó en qué consiste la gramática hipertextual. Tampoco parece que los talleres de adaptación a las nuevas tecnologías que se han impartido en las nuevas redacciones integradas hayan hecho mucho hincapié en el tema. Quizá por eso la utilización que los periodistas -también los más jóvenes, no nos equivoquemos- hacen de los enlaces es muy simple. Se limita a términos desconocidos y títulos de libros o películas, pero poco más.

Un enlace ha de avisar siempre al usuario. Le tiene que mostrar lo que va a encontrar cuando pulse sobre ese texto subrayado. Una utilización razonada del hipertexto enriquece el discurso y lo dota de una nueva dimensión. A lo largo de un texto, los enlaces se organizan de forma jerárquica y van añadiendo capas de profundidad. Así cada capa ofrece más información y documentación, y puede referirse a la propia notica (información primaria) o a temas relacionados (información secundaria).

El gran problema es que no hay una pauta consensuada para la gramática hipertextual. No hay todavía un manual aceptado que exprese, por ejemplo, que no se deben incluir enlaces en el primer párrafo de un artículo porque es una invitación directa a que el usuario se vaya. Es preferible esperar un poco más para que sepa de lo que le vamos a hablar. El hipertexto es una convención artificial que subvierte el orden lógico que el periodista tradicional imponía en un artículo.

Como norma, hay que usar los enlaces. No hacerlo sería como seguir publicando en blanco y negro pese a tener una imprenta de color, pero hay que tener en cuenta algunos principios básicos:

-No todo lo que puede ser enlazado debe ser enlazado. 
-Muchos tipos de enlaces introducen temas tangenciales y confunden. El autor debe ser un filtro (gatekeeper) de enlaces.
-Demasiados enlaces pueden dar lugar pérdidas de tiempo y huidas (podrían no volver).
-Para no interrumpir a un lector en un punto, es mejor no poner ahí un enlace.
-Pero es bueno proporcionar enlaces externos (completan la información) e internos ( muestran la riqueza de nuestro sitio). Nos proporciona ventaja competitiva.

 

Un usuario experto no tendrá ninguna dificultad para manejarse en un artículo con una alta densidad de enlaces. Incluso le parecerá muy trabajado y, por suspuesto, lo agradecerá. Otro usuario que no esté tan familiarizado puede actuar de dos formas: ignorando los enlaces -lo que tampoco es tan malo si la pieza está bien construida- o pulsando sobre uno y otro hiperenlace hasta desorientarse. No es lo que se busca.

Falta un debate amplio y abierto sobre este tema.

Este mismo mes, la BBC ha cambiado la normativa con respecto al hipertexto. Esto marca un antes y un después para muchos otros medios en todo el planeta porque plantea algunas novedades interesantes.

Se puede comprobar que, por fin, cambia su política anterior en tres puntos principales, algo que todavía se hace en otros muchos medios de forma incomprensible:

– Los enlaces externos (los que van a otros medios) sólo podían ser enlaces directos, es decir, llevar a la  página principal. Ahora se dice, no sólo que “los enlaces son esenciales para el periodismo en internet” (¡Gran descubrimeinto en octubre de 2010!), sino que además “es preferible vincular la información al artículo del que se está hablando (enlaces profundos). Son los que llevan al usuario a los temas de “especial relevancia”.

– Los hipervínculos integrados en el texto no estaban bien vistos. Ahora están permitidos cuando se trata de una fuente primaria. De todas formas, hay que evitar enlazar noticias; es preferible vincular información útil con análisis y explicaciones

– Para un redactor era obligado usar el archivo de noticias. Ahora puede mirar hacia afuera. Con ello la BBC pretende duplicar el número de enlaces a sitios externos, de 10 millones a 20 millones, para 2013.

Lo peor no es que los periodistas no utilicen enlaces. No creo que sea una obligación. Para mí el gran pecado es hacerlo mal. El hipertexto es un elemento más del estilo ciberperiodístico, lo mismo que un vídeo o igual que un adjetivo o un verbo. Un artículo puede estar plagado de adjetivos o presentar un estilo seco y apenas usarlos. Lo que no se entendería es que el periodista decidiera utilizar un montón de adjetivos en el primer párrafo y no añadir ninguno más en todo el artíuclo. Creo que la estructura quedaría descompensada. 

un compañero me decía el otro día que cuando explicaba la gramática hipertextual se sentía como los profesores de literatura, que pontifican sobre lo bien y lo mal escrito sin que ello quiera decir que ellos mismos sean buenos escritores. Pues eso. La técnica se puede enseñar, el resultado del aprendizaje se apreciar después; sin embargo, el talento es algo de cada uno. Ocurre lo mismo con las clases de redacción periodística. El estilo no se enseña en la facultad, pero sí las herramientas del oficio que ahora es profesión y necesita una licenciatura. Bueno, ahora, incluso hay que hacer postgrado para ejercer, aunque sea de becario.

El mecanismo es fácil de entender. Usarlo con estilo no tanto.

Más sobre cómo utilizar los enlaces

1. “Apuntes sobre la utilización del hipertextoEs una entrada en mi otro blog, que escribí en su momento con motivo de un taller de periodismo digital. Aunque algunos enlaces están ya rotos, creo que, en el fondo, todo lo expresado ahí sigue siendo válido.

2. “El enlace tiene ciencia– 14 de noviembre de 2006. Por su interés, restauro este hipervínculo al artículo de Eva Domínguez en “El Cuarto Bit”.

3. “Tipología y formatos de enlaces de hipertexto” . El profesor Orihuela nos enseña cómo hacerlo en la práctica.

4. “Enlazar es importante” . Algunos consejos para enlazar correctamente, según Microsiervos. Sirven para periodistas y para quienes no lo son.

5. Once puntos a tener en cuenta antes de enlazar, según SIGT.net

6. “Un pacto para enlazar y por el derecho de cita” propuesto por Juan Varela

Jornada sobre Periodismo y Derechos Humanos

Mañana jueves tengo una cita con la “I Jornada sobre Periodismo y Derechos Humanos: la lucha por la libertad de expresión, de palabra y de imagen” que ha organizado el Vicerrectorado de Igualdad y Cooperación de la Universidad Carlos III de Madrid.

Congreso de Periodismo y Derechos HumanosEl encuentro promete porque ya han confirmado su presencia Rosa María Calaf (periodista), José Manuel Costa (periodista), Mayte Carrasco (reportera de guerra freelance), Rafael Maturana González-Orduña, miembro de la junta directiva de Reporteros Sin Fronteras España (RSF) y Aurelio Martín, Vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

Para quien desee asistir, un aviso: la entrada es libre pero el aforo es muy limitado (aprox. 90 puestos).

Qué: I Jornada sobre Periodismo y Derechos Humanos: la lucha por la libertad de expresión, de palabra y de imagen

Dónde: Edificio Ortega y Gasset (ed. 17), Sala 17.2.75 del Campus de Getafe de la Universidad Carlos III

Cuándo: 28 de octubre de 2010, de 10:00 a 14:00 horas

 

 

Internet es un medio, déjense de tonterías

Es humano, supongo. Repetimos ideas como mantras con el fin de que se fijen. En nuestro pensamiento y en el de los demás. Pero a veces esa idea se nos puede ir de las manos si no está suficientemente desarrollada y explicada. Una alumna acaba de abrirme los ojos sobre ello con motivo de unas declaraciones de mi admirado Jeff Jarvis en las que suelta la bomba: internet no es un medio. Eso dice nuestro gurú de cabecera, muy a su estilo, con palabras lapidarias. Suena a verdad inamovible, pero creo que esto va hacer que apostate de Jarvis.

Lo primero, antes de avanzar, lean la entrevista que origina todo esto y luego vuelvan aquí para continuar con la conversación, por supuesto.

Después, pido una mínima reflexión sobre qué es un medio. No conviene ponerse petulante, hay que recordar que hasta ahora todos los estudiosos de comunicación, sin excepción que yo sepa, han tratado internet como un nuevo medio en el que convergen todos los demás. Roger Fidler describió gráficamente el proceso de aparición y evolución de la red como si se tratara de una especie nueva en el ecosistema mediático. El lo llamó “mediamorfosis”. Para Manuel Castells internet es un medio de comunicación, de interacción y de organización social.

Y es verdad que la red es algo más que un medio, es un canal. Su configuración es poliédrica y su influencia amplia. Hay esquinas suficientes como para que cada nuevo estudioso –y salen cada año cientos- desarrolle su brillante teoría. Lo admirable es que casi todas caben en el puzzle. Pero casi todas no quiere decir todas.

La primera vez que leí lo que Jarvis dice en la entrevista no me sorprendí. Para mí, Jarvis acusa a los periodistas de mirar la red con unas gafas reduccionistas que no les perimeten analizar el verdadero impacto que las nuevas tecnologías han traído a la redacción, a la profesión y al negocio:

La gente de los medios vemos Internet como si fuera un medio; esperamos que actúe como un medio: producido, editado, pulido, limpio, controlado. Pero Internet no es un medio; es un sitio. Internet es sociedad, un espacio donde nos conectamos con los demás; con información, con acciones, con transacciones. Hay gente buena, gente mala, gente inteligente, gente estúpida.

Internet es vida, la vida es desordenada, y así es Internet, desordenado. Y eso es lo que gente como Dery [El bloguero Mark Dery le acusó de compartir demasiado en la Red por hablar tan abiertamente de su cáncer de próstata y de pene] no puede entender ni soportar. Ven una página como si fuera la de una revista, y no lo es; no tiene nada que ver. Es también el problema de los grupos de comunicación: siguen creyendo que Internet debería operar como su industria. No. El control de Internet lo tiene la gente, es de la gente. Ahí somos invitados, y si no añadimos valor, sobramos.

 Me pareció, como digo, entenderlo en el contexto como una llamada a que abramos los ojos, algo que no sólo lo dice Jarvis, por supuesto. Pero, después, he comprobado que la idea de que “internet no es un medio sino un espacio” ha cuajado en pocos días y que la voz del eco ha empezado a funcionar. Jarvis influye mucho. Desde su blog ha hecho que muchos de sus cientos de miles de seguidores se planteen qué es internet.

Probablemente se trate de un debate estéril que parte de una trampa dialéctica: analizar el canal y el medio como un todo. A lo mejor ni siquiera es una cuestión de definición sino, efectivamente, de amplitud de mira. No obstante, desde el punto de vista periódistico la red se muestra como un nuevo medio, con un lenguaje diferente del de la prensa, la radio y la televisión; que utiliza una plataforma tecnológica diferente y en el que las audiencias se convierten en activas. Si hay que hacer puntualizaciones, las haremos después.

Además, no creo que sea cierto que las empresas periodísticas de todo el mundo sean miopes. No todas, al menos. Su objetivo es ganar dinero, pero internet cambia su negocio y les exige mucho sin ofrecerles nada a cambio. Es lícito que busquen fórmulas, aunque a los apóstoles del todo gratis –con los que simpatizo, sin duda- insistan en que lo hacen mal. Las fórmulas que ofrecen es dame tu trabajo, tus conocimientos, tu dinero y tu tiempo a cambio del bienestar social universal.

¿Alguien piensa que los editores no han realizado esfuerzos para adaptarse o que no han intentado reaccionar? Jarvis parece que sí, y así lo expresa en la entrevista:

He pasado muchos años en este negocio, he trabajado duro para mantenerme al día, y pienso que algunos aún pueden reaccionar. Pero el cambio, en muchos casos, será demasiado grande y doloroso. En Washington está The Washington Post, uno de los mejores periódicos norteamericanos, y nuevos sitios web como Politico o tbd.com, dirigido por Jim Brady, que compiten en la cobertura de la política.

Estos nuevos sitios trabajan con dos docenas de reporteros, construyen una red de colaboradores y blogueros y se aprovechan de todas las ventajas de la economía de Internet; una de ellas, hacer las cosas sin coste. “Haz lo que mejor sabes hacer y enlaza lo demás”, esta es una de mis frases baratas para presentaciones en PowerPoint. Trabajando en red, colaborando, se ahorra dinero, se funciona con eficiencia.

Cuando The Washington Post saque una gran historia, Brady proporcionará el enlace a esa gran historia. O sea, él opera con pocos costes. ¿Cómo va a redimensionarse The Washington Post, con 745 periodistas en su redacción, en este nuevo mundo eficiente? Es caro y, culturalmente, muy complicado. El coste de redimensionar el negocio, de perder empleados, de quitarse de en medio activos, es alto. Va a ser muy difícil para algunas grandes instituciones cambiar lo suficiente; y mientras tanto, van a emerger nuevos emprendedores que verán las oportunidades de negocio para irrumpir

 Es el momento de preguntarle a Jarvis qué pasará cuando The Washington Post ya no pueda sacar grandes historias porque no sale rentable. ¿Podemos confiar ciegamente en la inteligencia colectiva y en páginas como Wikileaks? ¿Son todos los medios tan arrogantes frente a las nuevas tecnologías, frente a los blogueros o ante la posibilidad de que todos puedan publicar? ¿Ofrecen los informadores no profesionales un contrapoder –el quinto, según Ramonet (pdf)– efectivo, sistemático y confiable en un momento en el que la profesión periodística ha perdido gran parte de su prestigio y también de su función social? El debate es interesante y será mejor dejarlo para otro día. Me desvía de la idea central de que internet es un medio. Sólo aceptando esta premisa podremos seguir el razonamiento.

Me quedo con la reflexión de Manuel Castells (pdf):.

Simplemente les recuerdo, para la coherencia de la exposición, que [internet] se trata de una red de redes de ordenadores capaces de comunicarse entre ellos. No es otra cosa. Sin embargo, esa tecnología es mucho más que una tecnología. Es un medio de comunicación, de interacción y de organización social.

En conclusión, Internet es la sociedad, expresa los procesos sociales, los intereses sociales, los valores sociales, las instituciones sociales. ¿Cuál es, pues, la especificidad de Internet, si es la sociedad? La especificidad es que es constituye la base material y tecnológica de la sociedad red, es la infraestructura tecnológica y el medio organizativo que permite el desarrollo de una serie de nuevas formas de relación social que no tienen su origen Internet, que son fruto de una serie de cambios históricos pero que no podrían desarrollarse sin Internet.

Esa sociedad red es la sociedad que yo analizo como una sociedad cuya estructura social está construida en torno a redes de información a partir de la tecnología de información microelectrónica estructurada en Internet. Pero Internet en ese sentido no es simplemente una tecnología; es el medio de comunicación que constituye la forma organizativa de nuestras sociedades, es el equivalente a lo que fue la factoría en la era industrial o la gran corporación en la era industrial. Internet es el corazón de un nuevo paradigma sociotécnico que constituye en realidad la base material de nuestras vidas y de nuestras formas de relación, de trabajo y de comunicación. Lo que hace Internet es procesar la virtualidad y transformarla en nuestra realidad, constituyendo la sociedad red, que es la sociedad en que vivimos.

¿Internet con mayúscula y prensa, radio y televisión con minúscula?

Los medios –prácticamente todos- escriben “Internet” con mayúscula, pero prensa, radio y televisión con minúscula. Me pregunto si se trata de una declaración de intenciones o es que aún no se han enterado de que desde hace años la inicial  de este término se escribe en caja baja.

Hay costumbres que se fosilizan en nuestra escritura. Delatan la generación del autor. Yo, por ejemplo, siempre pongo las tildes en algunos diacríticos ya liberados de ellas. Me parece que es como un recurso que enriquece el idioma y mantiene los matices gramaticales propios de una lengua culta.

En este caso más bien parece que el medio Internet es más importante que los demas. O que, por desconocido, hay que tratarle de usted. ¿Por qué?

He leído algunas tonterías al respecto, pero lo cierto es que la RAE lo dice claro: se escribe con minúscula, pero “se puede escribir también con mayúscula inicial”.   

Probablemente muchos anden despistados por esta capacidad que tiene internet de acumular el pasado y presentarlo como si fuera de hoy mismo. La anotación del Diccionario Panhispánico de Dudas al respecto es de 2005, es decir, anterior a la incorporación que hizo la Real Academia en 2006.

Ocurrió anteriormente lo mismo con otras novedades tecnológicas que llegaron antes al inglés, como teléfono, télex o fax. El idioma las acogió tal cual, en mayúscula, pero más tarde el uso común rebajó los humos a estos términos.

Aunque hasta la Wikipedia lo haga, la mayúscula es un recurso innecesario, por exagerado y antiguo. Delata, además, una desigualdad de trato ya inexplicable.

Internet está en todas las casas, ya es hora de que lo tratemos de tú.

El periodismo se encuentra a sí mismo en la red

Bajo el título “El porvenir de todo esto” Antonio Fraguas Garrido recoge en su sección de El País Semanal una selección –muy personal, por supuesto- que ha definido así: Gurús, reporteros ‘de papel’, periodistas ciudadanos y blogueros de guardia… El periodismo se redefine en Internet”.

 

Repito lo de “selección personal”. Me he permitido añadir algunos enlaces, pero no he cambiado ni una coma al artículo:

1. CONSTRUYENDO 1001medios.es Formado por un grupo de periodistas que quieren participar “en la construcción del futuro”, 1001medios.es explora las nuevas maneras de contar noticias y sirve de foro para debatir sobre los cambios en el oficio.

2. ABIERTO Cafeperiodismo.com Todos los meses, expertos del llamado periodismo digital (directores de medios, altos cargos, blogueros…) se toman un café ante una concurrida audiencia y debaten sobre nuevas tendencias. Un encuentro abierto a todos que se retransmite vía Twitter, #cafeperiodismo.

3. PIONERO Congresoperiodismo.com Desde el año 2000, la web del I Congreso de Periodismo Digital de Huesca ofrece materiales para ejercer la profesión. Entre otros recursos, se puede acceder a todas las ponencias sobre temas como “el periodista integrado”.

4. EN MOVIMIENTO  Futuro del periodismo Esta galería elaborada por el periodista de El País Joseba Elola recoge testimonios en vídeo de expertos y responsables de grandes medios de comunicación como The Guardian, The Huffington Post o The New York Times que cuentan cómo afrontan sus cabeceras este periodo turbulento.

5. CONVERSANDO Periodismo con futuro Periodistas e internautas debaten y comparten novedades, vídeos y fotos en este foro dedicado a los nuevos medios de Eskup, la red social y de noticias de El País.

6. ANGLOSAJONES Future of Journalism En 2008, el diario británico The Guardian acogió una conferencia sobre el futuro del periodismo. Esta web recopila todo lo que se dijo allí, con gurús de la talla de Jeff Jarvis y Arianna Huffington.

7. EN PRIMERA PERSONA Entrevista a Enric González [duración 11:07 minutos]. El periodista Enric González relativiza algunas ideas aceptadas en las redacciones quizá con demasiada felicidad [¿facilidad?]y aporta una óptica esclarecedora en esta entrevista en vídeo concedida en 2009 a CaspaTV.

8. VOCES La palabra escrita El periodista Pedro de Alzaga entrevista en profundidad en este blog a interlocutores de primera línea en el debate sobre el futuro del periodismo: David Simon, Paul Steiger, Jan Schaffer, Ron Steinman y Pam Horan, entre otros.

9. EN LATINOAMÉRICA Encuentro de blogs y nuevos medios Esta web recoge las conclusiones del encuentro de blogs y nuevos medios 2.0 celebrado en Nicaragua este verano, y al que acudieron expertos de Costa Rica, Guatemala, Uruguay… También ofrece reflexiones y noticias sobre comunicación.

10 A TRES COLUMNAS Futureofjournalism.net Con una estética que alude a los periódicos tipo sábana, futureofjournalism.net es un diario digital sostenido en tres pilares: la última hora, los grandes temas y los artículos de fondo. Dedicado a la comunicación y al periodismo.

De El País Semanal, pág. 94 (03/10/2010)

Una selección de cosecha propia son estas dos visiones del presente y del futuro profesional firmadas por Jesús Martínez del Vas en 233 grados.com. Pura síntesis en viñetas:233_32233_110