Sin opinión (columnas) se puede vivir, sin periodismo no

Siete días le han bastado a Enric González para llegar a ésta conclusión. Me siento un poco agorero, y lo lamento. Sigo reivindicando El País que no ve la actual dirección:

28 de abril: Enric González participa en una charla digital en el Elpaís.com y en una de sus respuestas se puede leer:

Intuyo que ocasionalmente hago sufrir al director, pero el hombre sabe sufrir en silencio: nunca, nunca me ha dicho nada, y se lo agradezco profundamente. También habrá algún cabreo más arriba, en la empresa, pero tengo la obligación (si no viene en los manuales, debería venir) de que eso me resulte del todo indiferente.

29 de abril. El grupo Prisa anuncia que cierra las librerías Crisol. Asamblea de trabajadores de esta empresa debate la posibilidad de rebajarse el sueldo. La dirección comunica que los bancos reclaman más de 5.044 millones de euros. Hay que recordar que el conglomerado heredado del imperio Polanco agrupa varias empresas propietarias, entre otros medios, de El País, la Cadena Ser, Canal Plus, Cuatro…

30 de abril. La dirección retira un artículo de Enric González de la sección de Pantallas del diario. El motivo es esta frase:

Uno lo ve todo negro. No quiero ponerme en lo peor, pero cualquier día, en cualquier empresa, van a rebajar el sueldo a los obreros para financiar la ludopatía bursátil de los dueños. Ya sé que exagero, que esas cosas no pasan.

1 de mayo. Ignacio Escolar publica la columna que la dirección de El País no quiso publicar.  El altavoz de la Red empieza a funcionar. La blogosfera se pone en marcha.

2 de mayo. En el periódico, mientras El Roto da ideas a la empresa (“no os creáis las noticias, tened fe en las profecías) , se puede leer entre líneas la preocupación. Carlos Boyero echa de menos la columna de su compañero:

Se lleva fatal con el mono nicotínico. Recurro a otra de mis impagables y gozosas costumbres. Leer a Enric González, un primoroso narrador de historias, una cultura enciclopédica, alguien que ha elevado el bisturí de la ironía a la categoría de las Bellas Artes describiendo y razonando el casi siempre lamentable estado de las cosas. No lo encuentro. El día empieza crudo.

3 de mayo. Este domingo, qué casualidad, se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa

4 de mayo. Enric González vuelve fiero. Imprescindible la  lectura de la columna “Derechos” , aunque destila finura y sutileza. Y una lección de periodismo. Confiesa que escribió su columna ayer, cuando se celebro -“es un decir”- el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Pues eso:

No se preocupen si un día echan en falta una opinión: tienen de sobra por ahí y, sobre todo, ya tienen ustedes la suya. Preocúpense por lo otro, por lo que nos hace realmente falta [el periodismo]. Como decía Manuel Vázquez Montalbán, estamos rodeados. Falta por ver si este asedio acabará como Numancia o como Stalingrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: