La churrería, por Pilar Ortega Bargueño

Invité a mis amigos a que, en lugar de lamentarse en el bar sobre lo mal que va la profesión, dejaran comentarios en mi blog. No me pareció mala fórmula para incentivar las visitas, animar la conversación y dejar constancia de algunos lúcidos análisis. Una buena jugada, pensé, pues son listos, tienen experiencia y son mis amigos😉
Pero no sirvió. La única conversación que se animó fue la del bar. Tuve que echar mano del plan B, que consistió en dejarles un hueco -con tratamiento de estrella, por supuesto- en la página.
Estoy muy contento porque esta vez ha funcionado. Poco a poco van llegando sus contribuciones. He aquí la segunda:

La churrería
pilar-ortega

 

 

 

 

 

Pilar Ortega Bargueño
Periodista (y mujer) en activo

 

Los periodistas que integran la Redacción de un diario nacional con sede en Madrid denominan ‘la churrería’ al sector digital, seguramente por el ritmo acelerado al que se genera la información y cuyo funcionamiento y sistema de trabajo muy poco, por no decir nada, tiene que ver con el de su hermano mayor, el diario de papel.

Quien esto escribe conoce bien los dos ámbitos –mejor el diario tradicional- y considera que hay un tipo de periodista para cada tipo de sector.

Hay profesionales que prefieren la serenidad, la reflexión, la calma, la posibilidad de contrastar aquí y allá, el placer de documentarse… cuando se trata de ofrecer a la opinión pública una historia que contar, una noticia, un artículo, un reportaje o una crónica. Para ellos está hecho el papel, que, si bien está perdiendo terreno, hoy por hoy brinda, por lo general, más calidad y garantía que cualquier producto ofrecido a través de la Red, sin que ello suponga desmerecer el trabajo de los profesionales ‘digitales’.

Sin embargo, ya hay una generación de profesionales formada en el periodismo concebido para Internet. Para ellos sí están pensados los medios digitales, porque son capaces de moverse en el editor de noticias como peces en el agua, con una agilidad pasmosa. Y por eso llaman a su factoría de noticias ‘la churrería’. Muy posiblemente, el periodista de papel la denominaría ‘fábrica de hacer churros’, una idea que gasta más en palabras –ahorrar tiempo no es para él- para producir un impacto más tradicional y familiar, quizá también más antiguo.

El periodista digital no sólo tiene que saber de periodismo. Tiene que conocer muy bien los secretos de Internet, los programas y soportes informáticos que editan fotografías, los editores de video, las hemerotecas digitales y, por supuesto, el editor en el que quiere transferir su información al lector, y en el que también caben gráficos, localizadores espaciales y temporales, secuencias fotográficas, enlaces a otras informaciones casi siempre internas, el uso de negritas y cursivas, la utilización de símbolos y la obligatoriedad de incluir claves y más claves para que la información salga de la manera deseada.

El periodista que tradicionalmente ha trabajado para el periódico impreso sufre una revolución de considerable magnitud cuando se ve obligado a desempeñar su trabajo en la redacción de un diario digital. Tiene que despedirse de su lápiz y su libreta y adaptarse a los nuevos tiempos a una velocidad superior a la del rayo, porque, en caso contrario, sus propios compañeros le tratarán como a un ser prehistórico. Tiene que ser capaz de desenvolverse muy pronto con soltura en medio de tanta foto, teletipo, agencias, llamadas de teléfono, vídeos… una esquizofrenia de elementos que están ahí, paradójicamente, con un único objetivo: llegar los primeros a la meta, ofrecer la información antes que nadie. Y tiene que ser capaz, claro, de reflexionar sobre el contenido de la noticia, porque a veces la rapidez y la “carpintería” del editor, la presión del corta y pega, pueden imponerse al rigor, calidad y objetividad de lo que se está transmitiendo.

Además, las empresas periodísticas tratan de reducir costes de plantilla a la hora de concebir sus redacciones digitales y los profesionales que acaban en ellas se ven obligados a hacer un trabajo superior al deseable. ‘La churrería” tiene que seguir su producción a un ritmo acelerado, son los altos hornos de la prensa, y el ejercicio del periodismo se reduce, en muchos casos, a estar frente a un ordenador insertando casi siempre información de periodistas y colaboradores ajenos, y con poca capacidad temporal para recapacitar y volver sobre las noticias generadas previamente.

¿Nuevos tiempos para nuevos retos? ¿Llegar el primero a la meta es siempre un seguro de rigor y calidad? ¿No estamos pagando demasiado caro el ejercicio de una profesión que algunos hemos soñado de otra manera? ¿Merece la pena someterse a un estrés que no procede del contraste de las fuentes ni de la urgencia del cierre, sino del hecho de que hay que seguir produciendo para ‘la churrería’?

Bienvenido lo digital, pero no a cualquier precio.

10 comentarios

  1. Producir churros para consumo rápido… no creo que sea ése sólo el problema, para mí, el más hondo es que el periodismo hace muchos años que es trabajar en un alto horno donde producir al mínimo coste. En los diarios grandes se ha notado ahora, en los pequeños… no. Se ha trasladado a internet la degradación de la profesión desde hace muchos años, demasiados. Y quiero pensar, que quizá esto sea un revulsivo. Internet, si se usa bien, es un espacio para reflexionar y cuidar las noticias, más válido que el papel mientras que éste siga estando en manos de pontífices con encíclcas pero sin Vaticano. El periodismo murió desde el minuto uno en que lo periodistas, por un puñado de euros, nos dedicamos a tertuliar. Damos información trufada de opinión…

  2. Pues esa es la cuestión, Cecilia. No hay un único problema porque son muchos. Sin embargo, todos se encierran en uno: qué entendemos por periodismo.

    Pilar ha expuesto uno con mucha trascendencia y que a mí -y creo a muchos otros- nos preocupa. Tú pareces decepcionada por la degradación del contenido informativo. Seguro que la estrella tiene más puntas. Reflexionemos juntos ¿no te parece?

  3. Esto es internet. Bienvenida a la feria. Y como sabes, en las ferias hay churrerías buenas y malas. En la tuya, ¿los churros los dan con chocolate?

  4. Queridos amigos de La churreria. Quiero aportar, si me lo permitís, mi pequeño gramo de masa a este interesante debate Papel / Internet. Yo, como Pilar, pertenezco a una estirpe de periodistas (qué antiguo suena esa palabra, me refiero a estirpe) en franco retroceso, la verdad. Es una pena, pero es así. Ahora lo que importa es la rapidez, la inmediatez, el yo lo dí primero, el yo llego antes que los otros medios. Pero ¿y a qué precio?… La rapidez es importante pero también el análisis, lla seriedad, a reflexión, contrastar las fuentes y las informaciones…. En Internet se da mas pábulo al rumor que a la informaciópn. Allí todo vale. En cualquier web, por cutre que sea, lees que Felipe le ha puesto los cuernos a Letizia (me encantaria¡¡¡¡) y al minuto todos las web, incluso las pretendidamente serias, se harían eco de ese cuento. Y, casi seguro que se apresurarían a contarlo sin comprobar nada de nada. Para mi Internet es también una fábrica de hacer buñuelos. Todo aire y ningún relleno. Dicho, esto, para muchas cosas es un instrumento maravilloso.

  5. Se me ha olvidado decir que, las empresas, aprovechando la crisis (para ellas, agua bendita) aprovechan para quitarse el lastre que le suponen los periodistas veteranos (la experiencia, los contactos, la agenda, les improrta una bledo) y contratar a jóvenes, que saben mucha tecnología, pero que todavía la profesión les queda un poquito grande. Como, yo, cuando empecé. Y además, cobran la mitad de la mitad de lo que un veterano acomodado. Voy a contar una anécdota, que creo que ya os lo conté:
    Reunión, 10 de la mañana. Una joven pizpireta, con ganas de comerse el mundo y medrar, da clases de Internet a un grupo de directivos del periódico.
    Andaluza ella, empieza: lo primero que vamo a aprender e lo que e notisia y lo que no e notisia.
    Contestación del director adjunto: Mira, tú enseñanos la herramienta que nosotros ya sabemos lo que es una noticia. Besos

  6. La anécdota del curso de iniciación en el Periodismo Digital que cuentas, Isabel, es muy buena. Yo diría que paradigmática de lo que ocurre: por una parte, unos jóvenes que saben mucho de informática y que están decubriendo la profesión y, por otra, unos profesionales que conocen muy bien la profesión pero que, poco a poco y con temor, se asoman a la Red.

    No nos engañemos. Ambas partes tienen mucho que aprender una de otra. Al final, seremos todos periodistas digitales, por este orden.

  7. Me ha gustado la intervención. Esa distinción entre el periodismo de folio y café con leche y la churrería.

    Imagina, ahí ya no queda sitio para el arte del encuentro, si acaso algún encontronazo.

    El caso es que yo no sé si los periodistas de churrería podrían trabajar con exigencia en las viejas redacciones, pero me temo que los de folio y café con leche tendríamos que sudar tinta o aceite de churrería para adaptarnos al aire de los tiempos.

  8. Un beso, Pilar, en la sección echamos de menos tenerte por aquí, trabajar contigo. Y ni caso a ya sabes quién, a los que atacan a los débiles y se callan con los que de verdad los (nos) maltratan profesionalmente.

  9. Una excelente invitación a la reflexión para los que nos ganamos la vida con esto. Mucho ánimo, Pilar.

  10. Magnífico artículo Pilar. Todo lo que expones me parece muy cierto y sensato. Cuánta tontería y envidia hay por ahí y qué lástima que los buenos profesionales como tú hayan tenido que desempeñar su buen hacer en “la churrería”, perdiendo el precioso tiempo en poner y quitar etiquetas, colgar fotos y videos y demás intríngulis de la edición digital… Mucha suerte y enhorabuena por tu vuelta a la prensa en papel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: