Tuenti informó mejor que Twitter sobre la bomba en la Universidad de Navarra

Hace unas semanas me pregutaba por las aportaciones que el microblogging hace al periodismo. Algo se mueve en la comunicación, y nosotros somos actores y espectadores de un fenómenos de máximo interés y gran trascendencia. Ayer, con la colocación de una bomba en la Universidad de Navarrra, hubo una respuesta más. La leo en Soitu.es, que subraya que el hecho de que Tuenti le haya mojado la oreja a Twitter. Los periodistas -ciudadanos y no- llegaron después:

TUENTI: No han llamado a las radios, ni publicado sus fotos en los servicios de ‘periodismo ciudadano’ de los grandes diarios, ni lo han contado en sus blogs. Los estudiantes de la Universidad de Navarra han elegido Tuenti para contar al mundo (a “su” mundo) la experiencia que han vivido esta mañana, cuando ha explotado un coche bomba de ETA en su campus. A través de esta red social han narrado en vivo lo ocurrido, han expresado su rabia, se han organizado y han hecho recuento para ver si ‘estaban todos’. La elección de esta red social es lógica: la mayor parte de los estudiantes de la UNAV estaba ahí. En junio de este año, el 65% de ellos participaba en Tuenti. Es una de las universidades en las que el servicio posee mayor penetración (…) 

TWITTER: Pero si Tuenti ha ganado en emotividad, cercanía y profundidad, Twitter ha sido la herramienta más rápida y la que ha extendido la noticia entre aquellos internautas que no pertenecen al restringido coto estudiantil de Tuenti. Cuando en los medios de comunicación aún no se hablaba del atentado, un estudiante daba la primera voz de alarma. Uno de nuestros colaboradores (desde Ginebra e informado por otras vías) le seguía unos minutos después. Tras ellos, comenzaba una avalancha de ‘twitts’ en la que incluso han participado profesores de la Universidad que se encontraban todavía en el campus, como José Luis Orihuela. Algunos usuarios han desplegado una excepcional actividad comunicando las últimas novedades. En la redacción de soitu.es hemos utilizado nuestro Twitter corporativo como un medio más para recoger informaciones de primera mano.

FACEBOOK: El día ha sido mucho más tranquilo en Facebook, mucho menos utilizado entre los estudiantes. Tras el atentado ha nacido el grupo UNAV contra Eta (…)

De Twitter también hemos leído algo sobre el temor que despierta en la inteligencia militar estadounidense.

(Lo de inteligencia está puesto con intención y espero que se note)

Diarios que sólo se leen el fin de semana, ése es el problema

Los titulares tienen el poder de enfocar la información desde la perspectiva que marca el periodista. Y a pesar de lo leído y reflexionado sobre el tema aún me dejo llevar por esa visión delegada. Hoy Elpais.com titula:

“El ‘Christian Science Monitor’ dejará de ser diario para potenciar su edición digital”

El subtítulo dice:

“El rotativo estadounidense pasará a publicarse semanalmente y potenciará su edición en la Red, que se actuarizará las 24 horas del día”

Al leer la noticia, me ha sorprendido la jerarquía de la importancia. ¿Qué es más importante en los cambios del Monitor (en inglés), que se potencie la edición digital o que pase a ser semanal? Para el editor de Elpaís.com parece que lo reseñable es la fuerza de lo digital.

Esa cortina de humo a que nos somete la utopía tecnológica provoca que pensemos antes en lo que tiene que ser que en lo que es. Por eso, casi todas las investigaciones que srobre el periodismo digital que se hace suelen tener conclusiones negativas. Ningún medio  cumple. Es comprensible, pues los cibermedios, que obedecen a impulsos empresariales, no llenan las expectativas expuestas en unas hipótesis generalmente embriagadas por esa utopía tecnológica. El tecnodeterminismo mediatiza los resultados de los estudios y de los titulares de prensa.

Propongo un descanso y una visión pausada. La noticia nos avisa de lo siguiente:

El Christian Science Monitor ha emprendido un cambio significativo en la industria editorial que se completará en abril de 2009. El rotativo, que cuenta con un siglo de antigüedad y ha ganado siete premios Pulitzer, dejará de publicarse de forma diaria y potenciará su edición online, que se actualizará las 24 horas del día, los 7 días a la semana a través de información propia. Además, publicarán un semanario impreso que incluirá grandes reportajes.

No hay que olvidar que, en medio del proceso de digitalización mediática, vivimos la crisis del papel que no es independiente de la crisis económica aunque tiene elementos propios de debate muy diferenciados. Uno de los mayores problemas de los diarios es el de la producción-distribución del producto. Y los lectores muestran una tendencia sostenida a lo largo de los últimos años: se acercan al quiosco sólo el fin de semana.

Por eso, me parece más reseñable que el Monitor, un diario de difusión nacional en Estados Unidos, se convierta en semanal. La prensa diaria se arrevista en forma , fondo y cada vez más en periodo. Si los diarios adelgazan sus tiradas de lunes a viernes, ¿significa esto que nos enfrentamos a un fenómeno de “findesemanalización” de la prensa más profundo de lo que nos han dicho hasta ahora?

Si es así, ése sería el titular.

Culos para vender periódicos

La RAE tiene tres acepciones para ‘publicidad’, pero ha sido la tercera la que más utilizan los hablantes:

“f. Divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc.”

 Imposiciones  del tiempo que nos ha tocado vivir.
Pues eso, que el revoltoso Toscani recurre otra vez al culo femenino para atraer a posibles compradores, espectadores o usuarios de, asómbrense ustedes, L’Unita. El diario tiene ahora directora, reduce formato y se puede permitir ciertas cosas. Interpretaciones hay muchas. Lo cuenta muy bien Irene Hernández.

El artista crea una obra pero el mundo ve otra diferente. ¿O es la misma?

Por si acaso, recuerdo que L’Unità fue fundado por Antonio Gramsci. Un diario de izquierdas que se sitúa en el glúteo derecho. Creo que hay un significado para esto.

La tinta electrónica se anima en Europa

La BBC nos cuenta en tono didáctico que, igual que los correos electrónicos cambiaron radicalmente la forma de comunicarnos con los demás, un nuevo dispositivo podría ahora modificar para siempre manera en que acostumbramos a leer el periódico. El reportaje habla del nuevo e-reader de Plastic Logic, un producto mitad germano mitad británico, y lo vende como el “nuevo periódico sin papel“.

Hasta enero del año que viene no tendremos el aparato en el mercado, por lo que será la segunda alternativa al Kindle de Amazón que veremos en Europa. En España ya podemos comprar un dispositivo de lectura electrónica, el iLiad (varios tamaños, modelos y precios, entre 350-650 euros), aunque de momento su departamento comercial parece más volcado a la literatura que al periodismo. Parece que en Francia, sin embargo, la empresa va por otros derroteros y está realizando un estudio en el que participan siete diarios y ciento veinte lectores.

La pantalla del prototipo de Plastic Logic es grande para lo que hemos visto hasta ahrora, mide 33 centímetros en diagonal, es de plástico flexible y utiliza la misma tecnología de tinta electrónica que usan otros dispositivos de lectura electrónicos, como el Kindle de Amazon (18x13cm -6 pulgadas- y 300g, unos 300 dólares) y el Sony Reader (pantalla también de seis pulgadas, aspecto más delgado, 280g y con más memoria, entre 300-400 euros).

Este lector ya me parece más de e-papel de periódico. Pero no lo tendremos listo para regalar estas navidades. Éste es el vídeo (1:37) de la presentación en inglés del producto.:

¡Qué Mundo éste! 2

La frase del día en El Mundo de papel:

“El buen juez no ha de torcer las leyes a su condición” Fray Antonio de Guevara

¿Será esto una forma de “periodismo inductivo” o no hay que buscarle tanto las vueltas?

Como supongo que la banda azul no se va a leer bien, reproduzco el antetítulo:
“Libres todos los islamistas a los que el ‘superjuez’ acusó de ayudar a huir a imputados del 11-M”

¡Qué Mundo éste!

¿Dónde se busca y dónde se buscará información sobre la crisis?

Encuentro, gracias Rosa J.C., el detenido análisis que Jorge Galindo hace con la ayuda de Google Trends de los efectos de la crisis sobre el consumo de información en la red. La cosa empieza así (Los enlaces vienen de fábrica, que nadie diga nada por identificar “Dios”, con mayúscula, y la página de destino):

¿Ustedes no se han preguntado lo siguiente?: “sí, vale, la gente se está informando de la crisis en internet. ¿Pero dónde?”. No me interesaba tanto cuáles eran los medios más leídos (eso ya lo sé, yo y todos: ElMundo.es, ElPais.com, 20Minutos.es, NYTimes.com, WSJ.com), sino cuáles son las tendencias en alza. Y para eso Dios inventó Trends for Websites. para que jugásemos con él. Vamos, pues, allá. Lo que verán aquí son tendencias del último año, no datos absolutos de lectores, circunscritas al ámbito español, no al mundial. Quede claro eso.

Prepárense, que les viene una buena.

Este tipo de entradas en blogs aporta su granito al gran montón de tacitas de información/conocimiento que arrastra la red. Y a los rastreadores compulsivos, nos encantan. Sin embargo, al autor le parece (lo dice en los comentarios) insatisfactoria la relación esfuerzo/resultado. Para él todo podría limitarse a este gráfico: 

y a este párrafo:

De todas formas, todo esto aquí mostrado es aún muy poco concluyente. Ya hemos visto que las tendencias de búsqueda marcan que la fase de auténtico interés general  por la economía, y por la crisis, comienza ahora.

Yo le agradezco desde aquí el curro y, además, me permito subrayar este otro párrafo:

Es ahora, en el último trimestre de este año y los primeros meses de 2009, cuando la gente buscará más información sobre la crisis. ¿Y quiénes la recibirán? Visto lo visto, los medios especializados, independientemente de que sean más o menos sociales, que sepan posicionar bien en Google o tengan una trayectoria bien afianzada. Lo más importante es que estén al día. Lo siento, pero parece que los generalistas tienen (ehem, tenemos) la de perder en todo esto. O, al menos, la de no ser capaces de aprovecharnos. A pesar de que, a día de hoy, la derecha periodística posiciona muy bien en las búsquedas de Google sobre la crisis en España, estos posicionamientos son muy fácilmente desplazables en un futuro próximo, por tratarse de cuestiones esencialmente coyunturales.

¡Qué Mundo éste!

La frase del día en El Mundo de papel:

“Si no te ha sorprendido algo extraordinario durante el día, es que no ha habido día” (John Archibald)

Y para que hoy haya día el títular que abre la portada, a modo de subtítulo de la cabecera:

“MADRID/ Sancionado con un mes por conducir el metro mientras un travesti le hacía una felación /M2”

¡Qué Mundo éste!

(Y no me refiero al de Juanjo, a quien hay que dar la enhorabuena por cierto)

Digitales, el camino a seguir paso a paso

Cuando leí los 12 pasos para ser un periodista digital de 233grados.com, pensé que me daban para un para de reflexiones en este blog. Creo que, después de leer Seguílaflecha.com, me las voy a ahorrar. Prefiero que cada uno piense por sí mismo.

Esta docena de consejos viene avalada por Jeremy Lennard, subdirector internacional del diario británico The Guardian, y Phillipe Couve, del Centro de Formación de Periodistas de París que participaron en la conferencia sobre “Formación de nuevos profesionales” convocada durante la pasada Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Madrid. Las negritas vienen de origen:

1. Lo primero y más importante es que los periodistas deben seguir siendo periodistas. Sus competencias fundamentales -reunir, ordenar y comprobar información- deben seguir siendo la base de su formación. Resulta bastante obvio que una buena capacidad para investigar y entrevistar, así como el periodismo ético y la edición, siguen siendo el núcleo de la educación periodística. Pero esas habilidades se deben trasladar ahora a Internet; en medio de una comunidad de aficionados, hay que saber manejar y equilibrar el contenido que se produce.

2. Los periodistas se deben bajar del pedestal y conceder al público la capacidad de ser también expertos. Sus trabajos deberían contribuir a airear el conocimiento y la percepción de la comunidad creada en torno a sus medios, y deben estar preparados para que su trabajo reciba críticas. Tienen que perder el miedo a compartir parte de su poder con “gente corriente”, y deben superar su convencimiento de que el periodismo participativo devalúa invariablemente su trabajo.

3. Los periodistas deben ser generadores de debate. Su trabajo no termina en el momento de la publicación. De hecho, es entonces cuando comienza la segunda vida de su contenido: los usuarios lo pueden comentar, corregir y enriquecer, y el periodista debe estar presente y ser parte de este proceso.

4. Los periodistas deben estar inmersos en la cultura digital. Tienen que saber usar una amplia gama de herramientas digitales que están en constante evolución. Los periodistas deben estar preparados para evolucionar con ellas.

5. Los periodistas deben entender la base de los diferentes medios. Quizás no sea realista pretender que los periodistas sepan producir textos, audio, fotos y vídeo, pero tienen que tener una preparación mínima en cada soporte. Tendrían que ser capaces de producir contenido relativamente sencillo para todos, y estar especializados en al menos uno de ellos.

6. Los periodistas deben tener un conocimiento de las técnicas de la narración multimedia que les permita ser capaces de contar sus historias combinando diferentes soportes.

7. Los periodistas deben coordinar o liderar comunidades online. La creación de una o varias comunidades en torno a un medio es fundamental. En un mundo online, en el que los usuarios son urgidos por doquier a compartir su contenido, sean textos, imágenes o vídeos, resulta esencial que los periodistas sepan cómo crear, inspirar y extender una comunidad virtual.

8. Los periodistas deben ser conscientes del entorno económico en el que operan. No deja de ser una sorpresa y frustración habitual entre los profesores que muchos estudiantes se les acerquen convencidos de que su razón de ser es “salvaguardar la democracia” y que su noble misión no puede verse impedida por obstáculos financieros.

9. Los periodistas deben ser capaces de leer e interpretar estadísticas de tráfico y datos de usuarios. Hoy en día se generan prácticamente en tiempo real, y los periodistas tienen que estar preparados para aprender de los datos y adaptarse a ellos.

10. Los periodistas deben ser capaces de asumir el papel de auto-editor y poder publicar su propio material.

11. Los periodistas deben estar preparados para entender y adaptarse al trabajo de los equipos de desarrollo tecnológico. Aunque procedentes de una cultura profesional diferente, los desarrolladores están siendo integrados cada vez más en el corazón de las redacciones y están aportando asombrosas nuevas formas para presentar las historias y los datos.

12. Los periodistas deben estar familiarizados con los ciclos de vida de la información. La información ya no es producida sólo por una publicación o un medio. Se almacena en bases de datos a las que se accede a través de una variedad de conexiones.

Juan Varela, en el texto que prefiere Jack Daniels, nos recuerda que falta un nuevo modelo de negocio para la información.  Y en el punto sexto de sus propuestas coincide con Lennard y Couve. Incluso enlaza a sus consejos:

6. Nuevos periodistas con las habilidades imprescindibles de siempre y las nuevas (tecnología, gestión participación, multimedia, transparencia, etc.)


Infotendencias también hablaba hace unos días de las competencias profesionales de los ciberperiodistas. Aún no tenemos claras cuáles deben ser, y por eso hay tantos teóricos que nos indican el camino -y los pasos- que hay que seguir

Se va a acabar que los funcionarios no sepan o prefieran no contestar

Una de las mejores cosas que nos ha dejado la 64 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que se acaba de celebrar en Madrid ha sido un anuncio del Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y lo ha realizado en la clausura: aprobará “una nueva ley que garantice el mayor acceso posible a la información pública en España”.

Como tantos otros, estoy deseando que se haga la ley y que los funcionarios se adapten a ella. Que ésa será otra lucha. No obstante y a pesar de esa lluvia de sordo pesimismo que provoca la crisis económica en todo lo que leo, oigo o veo, hoy me siento más a gusto en el país en el que vivo. Éste será un gran avance para todos.

Informe “Cuando lo público no es público. ¿Por qué se necesita una ley de acceso a la información pública en España?”

ACTUALIZACIÓN: Hace diez minutos que colgué esta entrada, y estoy pensando que hay que matizar lo expresado por Zapatero. ¿Qué ha querido decir con “el mayor acceso posible”?

Plataformas de microblogging que ayudan al periodista

Ahora hace un año que Google compró Jaiku, la segunda plataforma de nanoblogging después de Twitter. Ya hemos visto como funciona la maquinaria Google antes. Se especuló que podría suponer un empuje tal para el nanobloging que incluso llegaría a alcanzar magnitudes como las del SMS o mayores. “Un cambio generalizado en los esquemas sociales de comunicación tal y como los conocemos”, dijo en su momento Enrique Dans.

Puede que aún sea pronto para analizar y evaluar impactos, pero el nanoblogging, también llamado microblogging, es una interesante aportación que las nuevas tecnologías hacen al periodismo. Francis Pisani, en una de las mesas de la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la de “nuevos lectores”, ha dicho que las plataformas de microblogging se muestran como la novedad más destacable del momento para la profesión. Pero no citó a Jaiku, sino a Twitter.

Un ejemplo de las posiblidades de esta herramienta lo ha dado 233grados. com, que realiza una espléndida cobertura en su blog y también utiliza Twitter para ofrecer un servicio en vivo y en directo de lo que sucede en el Hotel Meliá Castilla. Antes, ya habían trabajado en forma similar en el paradigmático caso del accidente de Spainair en Barajas de este verano. En momentos así, con una enorme avalancha de datos prácticamente simultáneos, es cuando el microblogging se convierte en una herramienta especialmente útil. Y da igual que el avance venga de las manos de Jaiku o de Twitter.

Muy ilustrativa de lo que está ocurriendo es esta entrada de Malas Palabras, de la que reproduzco la ilustración final, que muestra muchos de los errores de principiante de microblogging  -causa de tantos abandonos prematuros-, y la reseña de las palabras de uno de los apóstoles del microblogging, Pablo Mancini:

Qué no contar en Twitter
que no contar en twitter

“Twitter revive los peores prejuicios que hace unos años tenían como objeto a los blogs y ahora, parece, a los chats distribuidos. Aún con sobredosis de gerundios y función fática del discurso, Twitter sobrevive y crece. ¿Por qué? Porque la potencia es el formato, la arquitectura y no el contenido. La arquitectura de la red cala más hondo que los contenidos que circulan por ella. La arquitectura de la red es su política y eso es algo que la política elitista sobre contenidos -moderna, nada posmo, verticalista e idealista- no comprende porque piensa en viejo. Twitter es un emergente minúsculo de la era de la fluidez, 140 caracteres de la desinvención de la modernidad. Cuando nos molesta -a todos nos pasó- es porque nos transforma. Relájate y goza.” (Pablo Mancini)

Otras entradas sobre microblogging:

La información se hace nano, micro, pequeña

Periodismo Twitter

Lo que dice el teletipo y lo que interpretan los titulares

1.- Europa Press dijo: Fomento facilitó a las TV la conversación sobre el cambio del avión para aclarar una mala interpretación”

2.- ABC tituló:Fomento admite que filtró una cinta para probar que la ministra no mintió”

3.- Expansión, por su parte, lo vio así: AENA se enfrenta a penas de cárcel tras las filtraciones de Fomento” (acceso libre al texto de Expansión vía PRNoticias)

4.- Cada medio hizo su propia interpretación del teletipo.

5.- El Director de Comunicación de Fomento, Antonio Fernández Serrano, se lamenta en la Asociación de la Prensa de Madrid de tantas y tan sesgadas interpretaciones (vídeo 4:09).

Vía PRNoticias, que lo explica todo.