Elpunto.es me descubre algunas perversiones del periodismo

ELPUNTOES es el blog de ABC.es en el que hablamos de todo lo concerniente a Internet y Web 2.0 con un tono diferente. Bienvenidos a la conversación.”

Así reciben a los usuarios Bárbara Yuste y Javier Duro (genial la referencia a Bart y Lisa) en su nueva “tienda digital”, que diría Pardina. Inquietos y sobrados de energía, mantienen abiertos a la vez sus respectivos chiringuitos: Cyberperiodistas y Netliving 

Cuatro ojos ven más que dos, sobre todo si ya están tan entrenados como los suyos. El colmado recién inaugurado tiene muy buen aspecto. Se presenta como un escalón más en la escalada hacia las cumbres digitales que hace unos meses inició Abc.es con la incorporación de elementos multimediáticos y más blogs (aunque no sé todavía si referirme con este término a bitácoras realizadas por los propios periodistas del medio o por otros contratados para tal fin, quizá habría que llamarlas columnas digitales, pues el blog me parece más una publicación personal; por el mismo motivo habría que buscar un nombre para los blogs de empresa):

En los vídeos adjuntos a Elpunto.es descubro algo que me perdí en su momento, la charla de los cuatro reporteros (Enrique Meneses, Georgina Higueras, Alfonso Armada y Gorka Castillo) que abrió el ciclo “La noticia es el dilema… (y viceversa) Nuevos y viejos desafíos del periodista” del CaixaForum Madrid. Mi admirado Alfonso Armada denunció allí las perversiones morales que acosan al reportero, especialmente en momentos de conflictos bélicos (vídeo 6:00):

Quedan ahí las reflexiones de Armadal:
Primera perversión. Hasta qué punto la presencia del ojo electrónico (reportero con cámara del tipo que sea) o su ausencia determinan el desarrollo del conflicto. Con la mejor de las intenciones, un periodista como testigo podría desencadenar actos atroces (para que el mundo los vea) o, por el contrario, el que no esté facilita hechos peores (porque nadie los ve).
Segunda perversión. El mecanismo de la actualidad-realidad convierte al redactor jefe en el constructor de nuestro mapa-mundi, y la mayoría de las veces de ello resulta un atlas bastante deformado. El redactor jefe es quien decide cómo se estructura el espacio que queda después del asalto de la publicidad a las páginas. Su jerarquización determinará que noticias de países en conflicto no lleguen a las páginas del periódico. Sus conflictos son inexistentes para los lectores.
Para Alfonso Armada hay cierta perversión moral en todo ello. Recuerda a Sánchez-Ferlosio, que se preguntaba “por qué todos los días hay 48 ó 68 páginas de noticias. ¿Todos los días hay las mismas?”
Interesantísimo debate que perdí y descubro ahora gracias a Elpunto.es. Y es que en este trabajo de rastreo, recuperación y visualización que realizan los blogs, y que antecede a la reflexión, muchos ojos ven más.
No sé si daros la bienvenida, Bárbara y Javier, porque vosotros ya estabáis aquí antes. Sí quiero desearos suerte.

Una respuesta

  1. Gracias por tus comentarios. Así nos animas a seguir adelante y llevar esta nueva “movida bloguera” a nuevos desafíos😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: