• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @iescolar: Hola Luis. No nos conocemos personalmente. Pero te agradecería que no mintieras sobre @eldiarioes de forma tan flagrante. Abr… 18 hours ago
    • RT @EFEnoticias: Casi siete de cada diez consultas de pacientes crónicos programadas fueron canceladas como consecuencia de la pandemia de… 18 hours ago
    • RT @EFEnoticias: Diccionario inclusivo para el #Orgullo 2020. No solo para erradicar el uso de términos peyorativos como "maricón", "nen… 18 hours ago
    • RT @descifraguerra: 🇨🇵 La dimisión del gobierno francés estaba planificada de antemano. Un posible motivo de esta decisión es poder reorgan… 18 hours ago
    • RT @latule: Al listado de personas procedentes de terceros países (no UE, no Schengen) a las sí que se permite entrar: -residentes en la UE… 18 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Violencia infantil y principios de conducta para el periodista

Recibo con retraso, como casi toda su correspondencia, un paquete de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) que contiene un interesante librito: Cómo informar sobre infancia y violencia, de Javier Férnández Arribas y Myriam Noblejas.

Un trabajo de periodistas para periodistas que busca convertirse en referencia para todo aquel profesional que tenga que informar sobre la violencia infantil, tanto la ejercida por menores como la que pudieran perpetrar éstos.

Hay mucho rigor en este estudio avalado por el Centro Reina Sofía. Para realizar el trabajo se han sondeado las opiniones de 775 redactores de toda españa. También se percibe un punto de saludable autocrítica. Algunos de los casos analizados están aún en la memoria colectiva, como el de Jokin o las niñas de Alkasser; otros, más recientemente, aparecen aún coleando en los titulares de los medios, como los de Mari Luz o Madeleine. Para todos ellos, la primera consideración que subrayan los autores es la siguiente:

 “A la hora de analizar cómo se informa actualmente sobre los casos de violencia infantil, el foco debe colocarse más sobre el agresor y no tanto sobre la víctima”.

El libro se puede descargar en PDF

Como anexo documental, me llega un CD con mucha información. Una golosina para cualquier aficionado al data mining. Me he entretenido mucho en el apartado de legislación y códigos éticos, donde he encontrado algo que no conocía: los nueve principios básicos de la conducta de un periodista.

El Congreso Mundial de la Federación Internacional de Periodistas, reunido en Burdeos, Francia, del 25 al 28 de abril de 1954, adoptó la “Declaracion de Principios sobre la Conducta de los Periodistas” que fue actualizada en otro congreso posterios celebrado en Helsingor, Dinamarca, del 2 al 6 de junio de 1986.

“La presente declaración internacional puntualiza los deberes esenciales de los periodistas en la búsqueda, la transmisión, la difusión y el comentario de las noticias y de la información, así como en la descripción de los sucesos.

1. Respetar la verdad y el derecho que tiene el público a conocerla constituye el deber primordial del periodista.

2. De acuerdo con este deber, el periodista defenderá, en toda ocasión, el doble principio de la libertad de investigar y de publicar con honestidad la información, la libertad del comentario y de la crítica, así como el derecho a comentar equitativamente y a criticar con lealtad.

3. El periodista no informará sino sobre hechos de los cuales el/ella conoce el origen, no suprimirá informaciones esenciales y no falsificará documentos.

4. El periodista no recurrirá sino a medidos equitativos para conseguir informaciones, fotografías y documentos.

5. El periodista se esforzará – con todos los medios – por rectificar cualquier información publicada y revelada inexacta y perjudicial.

6. El periodista guardará el secreto profesional acerca de la fuente de las
informaciones obtenidas confidencialmente.

7. El periodista se cuidará de los riesgos de una discriminación propagada por los medios de comunicación y hará lo posible para evitar que se facilite tal discriminación, fundamentada especialmente en la raza, el sexo, la moral sexual, la lengua, la religión, las opiniones políticas y demás, así como el origen nacional o social.

8. El periodista considerará como faltas profesionales graves:
-el plagio
-la distorsión mal intencionada
-la calumnia, la maledicencia, la difamación, las acusaciones  sin fundamento
-la acceptación de alguna gratificación a consecuencia de la publicación de una información o de su supresión.

9. Todo periodista digno de llamarse tal se impone el deber de cumplir estrictamente con los principios enunciados arriba.  En el marco del derecho vigente en cada país, el periodista sólo aceptará, en materia profesional, la juridicción de sus iguales, exluyendo cualquier injerencia gubernamental o de otro tipo.”

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: