La escritura deja paso a los vídeos en la red

 ¿A alguien le queda alguna duda de que algo está cambiando?

Con esta pregunta acaba un memorable post de Mahugo sobre la utilización del vídeo en internet que, según mi modesta opinión, nadie debería perderse.

La idea clave que pretendíamos transmitir es que televisión, internet y móviles no pueden compartir los mismos contenidos porque las necesidades de consumo y el contexto en el que se consume esa información son distintos.

Hasta ahora la lectoescritura ha dominado la actividad de la red. Nunca tanta gente había generado tanto texto y tan variado, y nunca tanta gente había leído tanto. Sin embargo, oímos que los pedagogos se quejan de que los jóvenes ya no saben leer. El Informe Pisa ha puesto de manifiesto que los sistemas de enseñana han fracasado en este punto.

La lectura y la comprensión de textos escritos son paradójicamente asignaturas pendientes cuando comprobamos que los jóvenes leen -y escriben- mucho, aunque lo hagan en otros formatos. La red, al mismo tiempo, se está haciendo audiovisual y demuestra que hay vías múltiples para la información, el conocimiento y hasta para el entretenimiento.

Pero mientras la red se expande hacia la multimedia en una progresión natural y ya esperada, observamos que los elementos aportados por la programación de las televisiones van más allá de la cesión de trozos de su programación. Se están generando importantes cambios en la presentación de las páginas de los medios digitales, que ya hacen un hueco para sus vídeos. Hasta Larazón.es, que no es el medio con más cintura a la hora de adaptarse a los cambios tecnológicos, acaba de incorporar dos ventanas, una de información y otra de opinión grabada. La tecnología empuja y acerelera la transformación.

A los alevines de nuestra sociedad los adultos no les han enseñado con método cómo incorporar conocimiento aprovechando la vía audiovisual, pero si les han proporcionado los instrumentos de aprendizaje y de familiarización con todos sus aparatos mediante los videojuegos. El procedimiento ha sido muy efectivo y sin grandes costes para el sistema educativo.

En los medios la transformación también debe hacerse de una forma natural, sin traumas, sobre todo por las oportunidad que nos ofrece la propia tecnología. La opción de acceso a la producción/reproducción audiovisual con un nivel de calidad suficiente no plantea grandes gastos. Sin embargo, se genera contenidos muy atractivos. 

La web ha dejado de ser silenciosa. Tíscar habla también de ello.

 

Anuncios

TVE – EuroNews: acaba la convergencia europeriodística

Después de una relación de quince años, TVE abandona EuroNews y dejará de emitir el noticiario matinal que emitía La 2. Razones: porque hace la competencia al Canal Internacional y también porque es una forma de ahorrar dos millones de euros al año.

Se lo confirma hoy El Mundo hoy a los los lectores de pago en papel. En la red sólo a los suscriptores.

Muy interesantes son las imágenes que EuroNews ofrece en su propio canal de YouTube, abierto en octubre pasado, sobre todo la sección “No Comment“, con un montaje muy ágil y sin comentarios, “porque es el propio espectador el que debe juzgar, no el periodista” y “en demasiadas ocasiones nos sirven las noticias innecesariamente acompañadas de comentarios superfluos”. El objetivo del informativo que se emite en siete idiomas -inglés, francés, español, alemán, italiano, portugués y ruso- es despojar a la información de cualquier tipo de sesgo “nacional, cultural o político”, que no dejan de ser aditivos incorporados por el profesional.

Vaya, cuando la convergencia en todas sus variedades marca el futuro del periodismo, va la tele pública y abandona una de ellas -y no la menos interesante-, la convergencia linguístico-periodística que promueve EuroNews. No es un signo de los tiempos me temo; sino de la crisis, también en todas sus variedades.

Como ejemplo de esta convergencia linguístico-político-cultural de la información del continente en un informativo sirva -ya que acaba mayo y no he hablado de la rebelión del 68 (que, por cierto, ya no es “revolución”)- el reportaje “La herencia del 68” (vídeo 8:00)

EuroNews según Wikipedia

Ráfaga de apertura en las primeras emisiones, allá por 1992 (0:20)

 

Elpunto.es me descubre algunas perversiones del periodismo

ELPUNTOES es el blog de ABC.es en el que hablamos de todo lo concerniente a Internet y Web 2.0 con un tono diferente. Bienvenidos a la conversación.”

Así reciben a los usuarios Bárbara Yuste y Javier Duro (genial la referencia a Bart y Lisa) en su nueva “tienda digital”, que diría Pardina. Inquietos y sobrados de energía, mantienen abiertos a la vez sus respectivos chiringuitos: Cyberperiodistas y Netliving 

Cuatro ojos ven más que dos, sobre todo si ya están tan entrenados como los suyos. El colmado recién inaugurado tiene muy buen aspecto. Se presenta como un escalón más en la escalada hacia las cumbres digitales que hace unos meses inició Abc.es con la incorporación de elementos multimediáticos y más blogs (aunque no sé todavía si referirme con este término a bitácoras realizadas por los propios periodistas del medio o por otros contratados para tal fin, quizá habría que llamarlas columnas digitales, pues el blog me parece más una publicación personal; por el mismo motivo habría que buscar un nombre para los blogs de empresa):

En los vídeos adjuntos a Elpunto.es descubro algo que me perdí en su momento, la charla de los cuatro reporteros (Enrique Meneses, Georgina Higueras, Alfonso Armada y Gorka Castillo) que abrió el ciclo “La noticia es el dilema… (y viceversa) Nuevos y viejos desafíos del periodista” del CaixaForum Madrid. Mi admirado Alfonso Armada denunció allí las perversiones morales que acosan al reportero, especialmente en momentos de conflictos bélicos (vídeo 6:00):

[blip.tv ?posts_id=802596&dest=-1]
Quedan ahí las reflexiones de Armadal:
Primera perversión. Hasta qué punto la presencia del ojo electrónico (reportero con cámara del tipo que sea) o su ausencia determinan el desarrollo del conflicto. Con la mejor de las intenciones, un periodista como testigo podría desencadenar actos atroces (para que el mundo los vea) o, por el contrario, el que no esté facilita hechos peores (porque nadie los ve).
Segunda perversión. El mecanismo de la actualidad-realidad convierte al redactor jefe en el constructor de nuestro mapa-mundi, y la mayoría de las veces de ello resulta un atlas bastante deformado. El redactor jefe es quien decide cómo se estructura el espacio que queda después del asalto de la publicidad a las páginas. Su jerarquización determinará que noticias de países en conflicto no lleguen a las páginas del periódico. Sus conflictos son inexistentes para los lectores.
Para Alfonso Armada hay cierta perversión moral en todo ello. Recuerda a Sánchez-Ferlosio, que se preguntaba “por qué todos los días hay 48 ó 68 páginas de noticias. ¿Todos los días hay las mismas?”
Interesantísimo debate que perdí y descubro ahora gracias a Elpunto.es. Y es que en este trabajo de rastreo, recuperación y visualización que realizan los blogs, y que antecede a la reflexión, muchos ojos ven más.
No sé si daros la bienvenida, Bárbara y Javier, porque vosotros ya estabáis aquí antes. Sí quiero desearos suerte.

La prensa tradicional y el gran esfuerzo de ponerse al día

A Sergio M. Mahugo y Tíscar Lara les encargaron una charla en el BMC5. El tema, de prospectiva: “El futuro de la blogosfera” (presentación en slideshare)

Lo cuenta Mahugo en su blog con su habitual estilo didáctico y documentado, y le queda una entrada que guardo en mi Del.icio.us porque sintetiza bien algunos retos pendientes. Me quedo, por lo que nos toca, con el tercer punto (no perder de vista tampoco el cuarto) de su análisis:  

Pista 3.- Sí o sí, pero se tiene que normalizar el uso de la blogosfera como fuente informativa o como sistema de alerta temprana de noticias para los periodistas

Los medios tradicionales tienen todavía una serie de tareas pendientes en la red: aprender a rastrear tendencias, escuchar lo que dice la gente, conversar con las personas y por último citarlos convenientemente. Y todo por la sencilla razón de que muchas veces no podrán competir en celeridad e inmediatez con los medios sociales. Cuatro ejemplos recientes y no tan recientes: un blog, el Drudge Report, destapa el escándalo Mónica Lewinsky; la foto más relevante de los atentados del 7J en Londres la hace un pasajero del metro; China tiembla primero en Twitter y hasta se pueden encontrar en Slideshare -una herramienta en absoluto pensada y diseñada para ofrecer información de actualidad- presentaciones con imágenes sobre el trágico suceso.

En ese sentido, el futuro más prometedor se lo auguramos (al menos desearíamos que fuera así) a los blogs encargados de fiscalizar a los medios y a los blogs hiperespecializados. Del primer caso, hay un ejemplo reciente que ha generado una cierta polémica. Del segundo, ya hemos debatido en alguna otra ocasión Tíscar y yo; básicamente, los blogs hiperespecializados tienen futuro porque son rentables y porque se hacen con el firme propósito de convertirse en el currículum digital de su autor.


También estos días se habló de futuro en mi Facultad. Las profesoras Teresa Sandoval y Bárbara Yuste organizaron las Primeras Jornadas de Tendencias del Periodismo Digital

I Jornadas de Tendencias del Periodismo Digital (vídeo de la jornada)

La necesidad de frenar, de pararse a reflexionar se ha generalizado. Pero me da la impresión de que siempre lo hacemos los mismos y que la gran mayoría de la profesión sigue a su aire esperando que la inercia les lleve. Muchos ya vivieron sin grandes sufrimientos el gran cambio tecnológico que, alrededor de 1984, supuso la introdución de los ordenadores en la redacción. Esperan que con internet suceda lo mismo, parece que esta vez no va a ser así. No es suficiente con cambiar de máquina, hay que cambiar de mentalidad.

Y no sirve de nada que en las mismas esquinas estemos siempre los mismos gritando que la pérdida de identidad de la profesión ha pasado de ser un riesgo a convertirse en una realidad. ¿O sí sirve?

Mahugo tiene muchas razones para decir que tenemos que aprender a rastrear tendencias, escuchar lo que dice la gente, conversar con ella y, por último, citarlos convenientemente. ¿Demasiado esfuerzo para algunos?

El ‘off de record’ de Grijelmo

Hoy tocaba hablar de la renovada web de RTVE, que se estrena hoy, y de la novedosa interrelación que los informativos de la casa ensayan con ella. A quien quiera ampliar la información que da la tele le remiten explicitamente a esta página. Ya estaba dispuesto a escribir sobre ello, pero vía Netvibes me ha abducido una entrada de Charlie Torres en el Telediario Precario de Sin Futuro y Sin Un Duro. Charlie anda preocupado con el off de record, y ya que habla de fuentes, ofrece reflexión de rebote para la prensa rosa (vídeo 9:12)

Para los usuarios menos audiovisuales y más habituados a la lectura, el tema es el siguiente:

Un avispado estudiante de Periodismo (no es alumno mío, aviso) ofrece una interesante versión del último rifirrafe de la blogosfera periodística en el refrescante blog Sin Futuro Y Sin Un Duro. La cuestión es que Alex Grijelmo, presidente de la Agencia EFE, pide un off de record en una conferencia pública ante aproximadamente 200 personas y lo hace durante el turno de preguntas, cuando la parrafada ya está echada. Y todo en el transcurso del IV Congreso Internacional de Prensa y Periodismo Especializado celebrado en Guadalajara el pasado 9 de Mayo de 2008. En la intimidad, vamos.

Pero resulta que el bloguero y profesor Jose Luis González Esteban, autor de Eurogaceta, no entiende ese off de record, por lo que publica el sábado 10 de Mayo la información más relevante de la charla de Grijelmo. El propio Grijelmo contesta en los comentarios de esa entrada al Profesor y la polémica está montada.

Tengo en el altar de la lengua a Grijelmo, pero esta vez voy a bajarlo de la peana para darle un trozo de mi razón a González Esteban. Algunas de las afirmaciones del presidente de EFE merecen varias entradas en este blog

Vamos al grano. Qué no se me asuste el señor Grijelmo por el contexto, el contexto era el que era, una reunión de un centenar de periodistas y profesores de periodismo, con un montón de grabadoras y cámaras digitales. Y en ese contexto, textualmente Alex Grijelmo dijo: “Todos los gratuitos son lo mismo, un producto hecho con noticias de agencia, utilizando el nombre de nuestros corresponsales como si fueran redactores propios, sin citar a la agencia. En los gratuitos no hay ideas, ni enfoque editorial”. El director de EFE, en una ‘mesa apocalíptica’ fue un paso más allá y dijo que: “No hay mercado publicitario para cuatro gratuitos en Madrid, dos van a desaparecer en poco tiempo, de hecho solo uno está en beneficios”. Llegados a este punto, Grijelmo no supo o no quiso frenarse y en el contexto público comentado añadía que: “La próxima semana tengo una reunión con tres de los cuatro directores de periódicos gratuitos, quieren que les bajemos las tarifas”. El propio Grijelmo explicó que el único periódico gratuito que no iba a acudir a dicha reunión era el que estaba en beneficios, vamos que Arsenio Escolar (20 minutos) no acompañará a Metro, Qué y ADN al despacho de Grijelmo para pedirle árnica. “Los gratuitos son los que más van a notar la crisis actual”, dijo un Grijelmo que sólo tuvo un comentario positivo hacia este tipo de prensa: “Entre las clases más populares están trasvasando lectores a la prensa de pago”.

Más allá de lo ‘gratuito’, Grijelmo también se acordó de Soitu, el producto de Gumersino Lafuente, objeto de una comunicación que quien suscribe llevó a dicho Congreso y que subiré a este blog en cuanto pueda. “Soitu que ahora mismo es un producto independiente, tendrá pronto ofertas de grupos de comunicación y acabará integrándose en alguno de ellos”. Por lo que a mí me consta, Lafuente ya ha tenido ofertas y las ha rechazado, tienen un ‘colchón’ de tres años y mientras puedan intentarán trabajar de manera independiente sin caer en las ‘garras’ de los grandes grupos. Atención a este producto, sus planteamientos, como se está desarrollando, es un objeto de estudio de sumo interés… y sobre todo es aire fresco.

 Para que nadie se pierda la entrada de Eurogaceta la enlazo de nuevo. Y atención a los comentarios.

Seguiré otro día con el resto de los post que sobre el congreso de Guadalajara ha publicado Eurogaceta. Y aviso que desde ya incluyo este blog en mi agregador.

El ‘mojo’ visto desde aquí lejos

He estado hoy en la Asociación de la Prensa. Había una convocatoria que en principio sonaba bien,  “Nokia. Sesión de tecnología móvil aplicada al periodismo“. He sometido a mi agenda a un ligero estiramiento para acercarme. Suponía que me iban a hablar de mojo (Mobile Journalism), de convergencia tecnológica de última hora aplicada al periodismo de trinchera, de verdadera convergencia; pero no. Tan sólo se trataba de un acto publicitario, un paso más en la campaña de marketing del ya famoso modelo N95.

La verdad es que este tipo de presentaciones siempre resultan agradables. Incluso interesantes. Me apasionan estos chismes -los aparatos; que nadie malinterprete por favor- y además en estos saraos me encuentro caras conocidas que de otra forma apenas vería, perdidos como estamos en la inmensidad de Madrid.

Si lo miro con el lado positivo del cerebro la mezcla es buena: ‘cacharros’ con los que ver lo que se nos viene encima + viejos colegas con los que certificar lo que ya se nos ha echado encima. Prospectiva profesional de la mejor clase. Sin embargo, el acto no era lo que esperaba: sólo se explicaban conceptos archisabidos sobre prestaciones avanzadas de un móvil. He salido con la sensación de haber malgastado media mañana.

Alguien, incluso, se atrevió a preguntar por otros dispositivos de la competencia. Por supuesto, no hubo contestación. “Habría que preguntar a la competencia”, aunque parece que plantean problemas con los archivos adjuntos.

nokiakeyboard.jpgMás tarde, yo mismo he intentado indagar algo sobre la experiencia de Reuters con Nokia, pero no me han contado nada. Según los presentadores, se trata de una experiencia para periodistas aún sometida a secreto de sumario (???) ¿En la red se puede encontrar todo tipo de información sobre el tema y los representantes de Nokia en España no pueden hablar de ello?

Otra cosa que me ha llamado la atención es que el teclado aún no tiene letra Ñ. No obstante me han asegurado que existe una versión con ella.

Mobile Journalism Toolkit, así se llama el paquete que les han proporcionado a unos cuantos periodistas de Reuters para sus artículos multimedia, después de que ambas empresas firmaran un acuerdo a largo plazo. Si la experiencia prospera, los periodistas de Reuters tendrán en sus manos un Nokia N95, un teclado portable SU-8W, un micrófono Sony para la grabación de audio direccional y reducción de ruido de fondo especial para los N95, un trípode y dos Power Monkey power stations tanto en la básica y Explorer, que tiene un sistema de carga mediante energía solar, útil sobre todo en países como Senegal.

dt-22.jpgsonymic.jpg

powermonkeyexplorer1.jpg 

 

 

 

 

 

Vamos, que Jeff Jarvis no anda muy equivocado cuando dice que “un periodista de 2008 sin un móvil con cámara y conexíon online es como un periodista de 1908 sin lápiz” (frase recogida por Christian Espinosa). Lo que pasa es que en España aún tenemos sólo una parte de la “salsa“. Habrá que esperar a que los elegidos de Reuters nos cuenten su experiencia y a que otras empresas se decidan a equipar a sus reporteros con el Toolkit.

Mientras el mojo periodístico seguirá siendo por aquí una experiencia centrada casi exclusivamente en el “periodismo ciudadano”. Porque se hace poco reporterismo, porque es caro (para pagárselo uno mismo), porque hay herramientas menos útiles en casos de emergencia pero más cómodas… o porque ya no se sale de la redacción. Quién sabe.

Violencia infantil y principios de conducta para el periodista

Recibo con retraso, como casi toda su correspondencia, un paquete de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) que contiene un interesante librito: Cómo informar sobre infancia y violencia, de Javier Férnández Arribas y Myriam Noblejas.

Un trabajo de periodistas para periodistas que busca convertirse en referencia para todo aquel profesional que tenga que informar sobre la violencia infantil, tanto la ejercida por menores como la que pudieran perpetrar éstos.

Hay mucho rigor en este estudio avalado por el Centro Reina Sofía. Para realizar el trabajo se han sondeado las opiniones de 775 redactores de toda españa. También se percibe un punto de saludable autocrítica. Algunos de los casos analizados están aún en la memoria colectiva, como el de Jokin o las niñas de Alkasser; otros, más recientemente, aparecen aún coleando en los titulares de los medios, como los de Mari Luz o Madeleine. Para todos ellos, la primera consideración que subrayan los autores es la siguiente:

 “A la hora de analizar cómo se informa actualmente sobre los casos de violencia infantil, el foco debe colocarse más sobre el agresor y no tanto sobre la víctima”.

El libro se puede descargar en PDF

Como anexo documental, me llega un CD con mucha información. Una golosina para cualquier aficionado al data mining. Me he entretenido mucho en el apartado de legislación y códigos éticos, donde he encontrado algo que no conocía: los nueve principios básicos de la conducta de un periodista.

El Congreso Mundial de la Federación Internacional de Periodistas, reunido en Burdeos, Francia, del 25 al 28 de abril de 1954, adoptó la “Declaracion de Principios sobre la Conducta de los Periodistas” que fue actualizada en otro congreso posterios celebrado en Helsingor, Dinamarca, del 2 al 6 de junio de 1986.

“La presente declaración internacional puntualiza los deberes esenciales de los periodistas en la búsqueda, la transmisión, la difusión y el comentario de las noticias y de la información, así como en la descripción de los sucesos.

1. Respetar la verdad y el derecho que tiene el público a conocerla constituye el deber primordial del periodista.

2. De acuerdo con este deber, el periodista defenderá, en toda ocasión, el doble principio de la libertad de investigar y de publicar con honestidad la información, la libertad del comentario y de la crítica, así como el derecho a comentar equitativamente y a criticar con lealtad.

3. El periodista no informará sino sobre hechos de los cuales el/ella conoce el origen, no suprimirá informaciones esenciales y no falsificará documentos.

4. El periodista no recurrirá sino a medidos equitativos para conseguir informaciones, fotografías y documentos.

5. El periodista se esforzará – con todos los medios – por rectificar cualquier información publicada y revelada inexacta y perjudicial.

6. El periodista guardará el secreto profesional acerca de la fuente de las
informaciones obtenidas confidencialmente.

7. El periodista se cuidará de los riesgos de una discriminación propagada por los medios de comunicación y hará lo posible para evitar que se facilite tal discriminación, fundamentada especialmente en la raza, el sexo, la moral sexual, la lengua, la religión, las opiniones políticas y demás, así como el origen nacional o social.

8. El periodista considerará como faltas profesionales graves:
-el plagio
-la distorsión mal intencionada
-la calumnia, la maledicencia, la difamación, las acusaciones  sin fundamento
-la acceptación de alguna gratificación a consecuencia de la publicación de una información o de su supresión.

9. Todo periodista digno de llamarse tal se impone el deber de cumplir estrictamente con los principios enunciados arriba.  En el marco del derecho vigente en cada país, el periodista sólo aceptará, en materia profesional, la juridicción de sus iguales, exluyendo cualquier injerencia gubernamental o de otro tipo.”