El ‘concepto’ Time cumple 85 años en plena forma

aaatime.jpgTime cumple 85 años y lo celebra como sabe hacerlo: eligiendo su mejor portada y también la peor. Date el gustazo de participar (en inglés, claro).

Hasta el momento, encabeza el ránking la portada de 1997 de Ellen DeGeneres en la que se lee en rojo “Sí, soy gay”. Las torres gemelas atacadas el 11 de septiembre no necesitaron titular van en segundo lugar. El tercero es para una portada de 1986 que muestra la explosión del Challenger. Pero cambiará. Esto de las votaciones populares tiene mucho tirón y siempre hay circunstancias externas, más allá de la estética o del periodismo, que determinan el resultado.

aatime2.jpgLa revista estadounidense fue el primer medio que, con la elección de personaje del año, fabricó la noticia en su redacción. Y la convirtió en un gran acontecimiento, esperado por sus lectores como la confirmación de algo que ya sabían o que necesitaban saber. También fue la primera en convertir sus portadas en una especie de icono periodístico, en una referencia tanto estética como informativa. Time vende en sus páginas información, pero va más allá. Ofrece el “concepto Time”, que es una forma de entender el mundo, una visión reflexiva y una estética siempre atenta a la vanguardia, aunque sin despegar de la tradición.

Con Time sus portadas y su hombre del año, el medio es la noticia, el periodismo deja por momentos de ser intermediario. Time como concepto generador de la noticia y fuente primaria de información. Aún está en el aire la repercusión de su elección del ’06, cuando tú te convertiste en su portada.

Que algunas marcas vendan con sus productos ideas asociadas que transmiten sensaciones determinadas e, incluso, rememoran emociones es algo habitual, aunque muchas veces los consumidores no seamos conscientes.Y cuando lo somos, no nos extraña, porque vivimos imbuidos en estos conceptos que el marketing comercial tan sutilmente transmite y con tanta naturalidad aceptamos. 

Se percibe al entrar en las librerías de la FNAC, donde no sólo se venden libros, sino que se respira cultura; se nota en los Starbucks, que ofrecen café y confortables sillones como si el salón de casa trascendiera al lugar público…

En prensa, esto fue un descubrimiento para los diarios económicos con el papel salmón. El lector, con el diario, se lleva la información que la cabecera ofrece y todo el estatus asociado a ella. El código de color contribuye a que se vea bien en todo tipo de entornos.

Durante los años de la Transición, muchos de mis amigos se enorgullecían llevando El País debajo del brazo, convenientemente doblado para que la cabecera quedara a la vista. Era la insignia que acreditaba la pertencia al club de la inteligencia progresista. Otro ‘marchamo de calidad’ intelectual para quien quisiera verlo.

Es el periodismo más allá de la información y de la noticia, el periodismo de “concepto” puede ser uno de los elementos de supervivencia. Ocurrirá tan pronto como se delimite en los despachos del think tank editorial que el papel es mucho más que una materia prima perecedera y que atenta conta el equilibrio forestal. El papel es en sí mismo un elemento diferenciador. 

Por todo ello, Time se merece vivir otros 85 como poco. Felicidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: