La Vanguardia no respeta su ‘etiqueta de credibilidad’

Parece que a Barcelona no han llegado los ecos de las palabras del Defensor del Lector de El País por la distribución junto al diario de de la denominada “Colección Iker Jiménez Cuarto Milenio”, una serie de libros y DVDs sobre “los enigmas de lo oculto”.

La Vanguardia me acaba de enviar en uno de sus newsletters un mensaje publicitario (se ve enseguida el rótulo) con un motivo que al principio es parecido: los esotéricos “fenómenos atemporales del monasterio de San Benet”. Me remite a un vídeo en YouTube de la  misteriosa cadena inglesa 7tv (no la conozco y no he encontrado información sobre ella).

Se trata de una retorcida campaña turística del propio monasterio. No me gusta la forma en que lo hace, aunque reconozco que esté contribuyendo a darla a conocer con este post. Me interesa más el diario que me la sirve y su papel de mediador.

Tenemos una campaña publicitaria basada en falsos documentales que, encima, se cuelgan en YouTube para que el internauta distraído (o aficionado a estos temas) caiga en ellos. También echan el anzuelo por si hay periodistas adormilado:

avanguardia.jpg

El vídeo no merece la pena, pero pongo el enlace para que podáis leer los airados comentarios que ha suscitado. Reproduzco uno:

ADOLFtallerdart

Això és una tonteria! Un rellotge de sorra no pot anar al revès. Si realment fos veritat, tothom estaria allà fent proves.
No sé per què estic perdent el temps escribint això
.

Pero lo peor en micaso es que la broma viene avalada por la credibilidad de un diario de prestigio.

¿Venderá más ejemplares La Vanguardia con esto?

¿Por qué no han aprendido de lo que ya le sucedió a El País?

¿No han pensado que hay un doble ataque a la credibilidad del diario catalán, por el propio tema y por el engaño que conlleva?

“El problema esencial, cuando todo está en Internet, es de credibilidad, y es ahí donde los medios de comunicación siguen teniendo un papel esencial, ya que la gente tiende a dar mayor credibilidad a La Vanguardia, al New York Times, a El País o a El Periódico de Cataluña que a lo que Manuel Castells pueda poner en la red en un momento determinado. En ese sentido, el brand name, la etiqueta de veracidad, sigue siendo importante, a condición de que esa etiqueta se respete, con lo cual la credibilidad de un medio de comunicación se convierte en su única forma de supervivencia en un mundo de interacción y de información generalizada.”

Con estas palabras Manuel Castells hace hincapié en el gran trabajo que tenemos por delante los ciberperiodistas (y los no ciber) para ganar la credibilidad del público. No está de más recordarlas, pues con acciones como éstas un diario gana ingresos en publicidad pero pierde parte del camino recorrido. Estoy convencido de que dentro de unos años este y otros periódicos van a tener que invertir parte de las ganancias de ahora en recuperar el buen nombre de su cabecera, en recobrar la credibilidad.

Esta claro que La Vanguardia no ha respetado la etiqueta de veracidad, el deseado brand name, que  como avisa Castells va asociado a su cabecera.

Pues eso, no deseo que el diario pierda lectores, pero no estaría mal que se produjera un reacción de rechazo y durante una temporada se redujeran las visitas al monasterio. Porque estoy seguro de que tiene muchas otras cosas interesantes que ofrecer, y los publicistas tienen que saber cómo hacerlo sin alterar la ética del juego. No vale todo para vender más.

Y las empresas periodísticas por su parte tienen que saber discernir qué publicidad aceptan y qué formas de llegar a los usuarios eligen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: