Con una sonrisa se aprende mejor

Alejandro D’Agostino ofrece, con mucha sorna, el primer capítulo de su Manual de Periodismo, realizado con carteles de  Placas Rojas y relacionado con noticias de Crónica TV.

Sonrisas aseguradas tras un trasfondo de seriedad. Un par de ejemplos para hacer boca:

Regla VII: Lenguaje claro. Los términos utilizados deben ser de fácil comprensión por parte de público.

Regla VIII: Relevancia. Deben descartarse aquellos elementos de la noticia que no aportan demasiada información.

Ecos del Congreso de Huesca (II)

Este fin de semana he leído muchas más informaciones sobre el Congreso de Huesca. Recojo unos apuntes más que aportan algo nuevo a lo que ya dicho:

Ecos del Congreso de Huesca

La novena edición del tradicional Congreso de Periodismo Digital ha hecho una vez más que nos detengamos a reflexionar sobre lo que ocurre. Aparentemente nada nuevo si atendemos a lo que se ha dicho, sólo matizaciones sobre lo que ya habíamos escuchado una y otra vez en otros foros. Sin embargo, son matices tan importantes que no hay que perderlos de vista. 

Lo relevante es que hay gente, mucha gente con los ojos bien abiertos que analiza y otra muchas que ya ha puesto manos a la obra y nos cuentan sus experiencias. 

aahuesca.gifEste año pierden interés algunos de los temas estrella de ediciones anteriores,  como la repercusión de los blogs o el fenómeno de la integración de redacciones para poner en el punto de mira otros como la televisión en la red

No obstante el mal llamado periodismo ciudadano sigue llenando horas de debate y páginas de información, aunque ahora se le llame “audiencia activa” (a ver si encontramos un término adecuado de una vez). 

En las conclusiones se destaca que con la internet se ha abierto una “tercera era” en el periodismo televisivo en la que el espectador puede ejercer “más control” sobre los temas abordados y adoptar una posición participativa.

También ha merecido atención de los ponentes el “entorno mejor” para el servicio público que ofrecen los medios de comunicación en la red, o que la denominada “cuarta pantalla”, la de los teléfonos móviles y de otros dispositivos manuales, ha superado la fase de curiosidad tecnológica  y han conseguido plena categoría de canal para la difusión de noticias o de ofertas de entretenimiento. 

Llamativa ha sido la denuncia de hipocresía por parte de los medios a la hora de tratar un tema como la sexualidad y el seguimiento de los medios de la charla de Ángeles Cortes.

Guillermo Culell, Gerente de Medios Digitales del Grupo El Comercio de Lima, Perú (esclarecedora la entrevista que le hacen en 20 Minutos; imprescindibles sus 10 hipótesis sobre el periodismo digital):

Tenemos que producir módulos informativos, sin importarnos la jerarquía. Jerarquizar es el resultado de la escasez. Una portada con noticias jerarquizadas es el resultado de que el papel es un rectángulo finito en el que no caben cuatrocientas noticias. En internet no existe esa limitación y lo que podemos hacer son módulos muy atractivos donde mezclemos información que provenga de distintas fuentes, y el sabor está en la mezcla, no en el ingrediente individual (…)

La metáfora de la cocina se aplica aquí. Todos sabemos preparar espaguetis a la boloñesa, pero hay gente que los hace mejor que otros. Hoy día, cualquier ciudadano medianamente educado e informado puede producir información, pero algunos lo podrán hacer mejor porque son mejores cocineros que otros. La cualidad que va a mandar será la de mezclar, no la de producir ingredientes.

Lydia Aguirre de El País.com:

La experiencia ha permitido comprobar que los avances de las exclusivas de la versión en papel no suponen un menoscabo en las ventas de los periódicos convencionales sino que generan ‘avidez y expectación’ en los lectores. Ese miedo atávico a que si avanzo una información en la web se pueden perder ventas de periódicos, en El País se ha perdido.

Jean François Fogel, de Lemonde.fr y consultor de medios:

Vivimos un momento de ruptura muy fuerte. Una ruptura que se asienta en la movilidad de las conexiones, la importancia creciente de las redes sociales y la actitud de la audiencia, en la que hay más interés por la experiencia que por el saber (…)
Lo convencional es un producto monolítico, y ésto en Internet tiende a desaparecer. Vamos a tener que entregar pedazos de ese producto a través de distintas puertas (refiriéndose a las cada vez más frecuentes entradas a los diarios a través de motores de búsqueda o alertas sobre contenidos al correo electrónico)

Ignacio Escolar, director de Público:

En Internet lo que hay es gente que crea su propio periódico, y si no le damos a la audiencia lo que quiere, es una audiencia que lo va a buscar (…) El negocio no es vender periódicos, sino vender información (…) Ante la actual avalancha de información, la diferencia puede marcarla la presentación o las posibilidades brindadas por la tecnología y la oferta de contenidos en varios formatos.

Fernando González Urbaneja, presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE):

El principal problema en internet es la credibilidad del producto periodístico, que se sacrifica en muchas ocasiones en favor de las audiencias. Si los medios tradicionales inciden también en la falta de verificación de las historias y en la ausencia de veracidad, tendremos problemas (Tras contar que un diario francés publicó una falsa boda de Sarkozy sin contrastar las fuentes).

Más sobre el congreso:

Las desconocidas bondades de los artículos seriados

En La Buena Prensa hacen una loa a los artículos en serie, tan raros en estos tiempos y por estos lares. Y ofrecen diez razones para argumentarlo: 

1. Son una estrategia para dotar al diario de personalidad.
2. Distinguen al diario de la competencia.
3. Dotan a un periódico de temas propios.
4. Permiten al periódico llevar las riendas de la información.
5. Aumentan las fuentes del medio.
6. Se hacen páginas “distintas” en diseño, titulación, formatos textuales…
7. Se saca al periodista del “día a día”.
8. Aumenta la responsabilidad del periodista.
9. Fomentan el trabajo en equipo.
10. Permite formar equipos interdisciplinares.

Valiente reflexión, ajena a las tendencias imperantes que, salvo en puntuales casos de periodismo de investigación, han optado por liberar a los lectores de seguir los artículos seriados, pues, si por lo que sea pierden uno, corren el riesgo de perder también la ilación y el interés. 

A lo mejor tiene razón Marcelo Figueras cuando dice:

Admitámoslo: somos adictos a los relatos seriados, gozamos y sufrimos a la vez sometiéndonos al esquema del continuará

Aunque también es cierto que él se refiere a la literatura, al folletín, y no al periodismo.

Cuesta mucho ser sirena, pero es mejor ser ballena ¿o no?

Como va por épocas, estos días ando preocupado por la responsabilidad social del periodista. Quizá por eso una amiga, también periodista, me envía este correo electrónico. Pienso en algunas compañeras (todas son chicas) que hacen Belleza y en la cantidad de pastillas que deben tomar para dormir (con la conciencia tranquila) los publicistas:  

Hace unos días, en una ciudad de Francia, un cartel, con una joven espectacular, en el escaparate de un gimnasio, decía:

sirena.jpg‘ESTE VERANO ¿QUIERES SER SIRENA O BALLENA?’
Dicen que una mujer joven-madura, cuyas características físicas no han trascendido, respondió a la pregunta publicitaria en estos términos:

Estimados Srs :

Las ballenas están siempre rodeadas de amigos (delfines, leones marinos, humanos curiosos). Tienen una vida sexual muy activa, se embarazan y tienen ballenitas de lo más tiernas a las que amamantan. Se lo pasan bomba con los delfines poniéndose moradas de camarones. Juegan y nadan surcando los mares, conociendo lugares tan maravillosos como La Patagonia, el mar de Barens o los arrecifes de Coral de la Polinesia. Las ballenas cantan muy bien y hasta graban CD’s. Son impresionantes y casi no tienen más depredador que los humanos. Son queridas, defendidas y admiradas por casi todo el mundo. 

Las sirenas no existen. Y si existieran harían colas en las consultas de los psicoanalistas argentinos porque tendrían un grave problema de personalidad ‘¿mujer o pescado?’ No tienen vida sexual porque matan a los hombres que se acercan a ellas, además por donde?. Así que tampoco tienen hijos. Son bonitas, es verdad, pero solitarias y tristes. Además ¿quien querría acercarse a una chica que huele a pescadería?.

Yo lo tengo claro, quiero ser ballena.

PD : En esta época en que los medios de comunicación nos meten en la cabeza la idea de que solo las flacas son bellas, prefiero disfrutar de un helado con mis hijos, de una buena cena con un hombre que me haga vibrar, de un café con pastas con mis amigos. Con el tiempo ganamos peso porque al acumular tanta información en la cabeza, cuando ya no hay más sitio, se reparte por el resto del cuerpo, así que no estamos gordas, somos tremendamente cultas. Desde hoy cuando me vea el culo en el espejo pensaré, madre mía, lo lista que soy…

Responsabilidad de los medios en la alfabetización digital

Encuentro en Caspa.tv una recopilación de reportajes sobre las maldades de la red en El País:

“Lo que más me está llamando la atención es la sección de Sociedad del diario El País, en su versión impresa. Cada semana nos adereza la sección con un reportaje negativo sobre Internet.”

riesgos.jpgCargado de razones y de pruebas, me parece un sugerente trabajo de recopilación que paso al archivo. Encuentro en él algunas pistas interesantes para estudiar la responsabilidad de los medios en la creación de metáforas sociales. 

Es cierto que, aún hoy y según algunos padres, la red es la reencarnación del mal o, al menos, un punto de encuentro con él. Conozco casos así: familias, por lo general muy creyentes, que no desean internet en sus casas porque de esta forma evitan que sus hijos se conecten. Y es cierto que artículos como los recopilados por Caspa.tv no ayudan a que la alfabetización digital avance.

No obstante -y aún sospechando que los resultados van a dar la razón a Antonio Delgado- hay que matizar mucho y decir un par de cosas antes de cargar contra periodistas y periódico:

Primera: Para entender la labor de los periodistas que hicieron esos artículos, habrá que aceptar que no dicen nada incierto. Y que el motivo de su trabajo son noticias pertinentes.

Segunda: Antes de crucificar a los jefes de redacción de El País sería conveniente ver cuántos artículos hay en ese diario sobre ‘las bondades’ de internet. El diario debe informar de todo lo que considere pertinente. Seguro que encontramos muchos temas positivos sobre internet en él, incluso fuera del suplemento ‘Ciberpaís‘ y de la sección de ‘Tecnología‘ y centrándonos como hace Caspa.tv en la sección de ‘Sociedad’.

El señor que muerde al perro se convierte en noticia. O mejor el perro que mata a su dueño, que es una información recurrente no señala una campaña anticanina. ¿Debe producirse una inflexión en las informaciones negativas sobre las nuevas tecnologías? ¿Deberían planteárselo así los redactores jefes de Sociedad?

Habrá que insistir una vez más que internet es una herramientá y que, como tal, se puede utilizar bien o mal. Pero que además, es una herramienta esencial, tanto como los idiomas. Ya no es suficiente con aprender a leer y escribir, sino que se requiere una correcta alfabetización digital con el fin de que las brechas digitales de todo tipo no abran abismos sociales que podrían desembocar en problemas futuros. Aqúi los periodistas tenemos una importante función formativa que, muy a menudo, se olvida.

Si para la población el mensaje reiterativo sobre internet llega con connotaciones delictivas, la hostilidad social no debe sorprender. Si además el poder político y organismos de aparente credibilidad criminalizan a los internautas, no avanzamos.

Recuerdo las palabras de Richard W. Budd, que lleva años pidiendo que los profesionales atiendan a la nueva alfabetización multimediática que se nos ha echado encima: 

Si importantes segmentos de nuestra población no adquieren al menos destrezas elementales con las nuevas tecnologías, y no ganan comprensión alguna sobre cómo la información es creada y distribuida, tendrán denegado el acceso incluso para la más básica información esencial para una vida de calidad. Verdaderamente perderán el control sobre su propio destino (…)

Los cambios nunca fueron tan grandes para los especialistas en información y comunicación y ellos, sin embargo, nos incumben como educadores dondequiera que residamos, en los EE.UU, España, Japón o Marruecos. Como especialistas en la información, hemos buscado mucho para definir las relaciones entre organizaciones, gentes, profesiones, cuerpos de conocimiento, y sistemas para la integración de todos estos diversos elementos. Nosotros, quizás más que ninguna otra profesión, estamos más cualificados para conducir el esfuerzo educativo “multialfabético”.

Cita en Huesca este jueves y viernes

aahuesca.gifMuchos ya estarán preparando las maletas para acudir a la cita anual del Congreso de Periodismo Digital en Huesca, que se celebra el jueves y viernes de esta semana (27 y 28 de marzo). Y ya van nueve ediciones.

El programa incluye sesiones interesantes, como  las ponencias:

Televisiones en Internet

Punto IT, la prensa digital en Italia

La cuarta pantalla

Nuevos medios en busca de la fórmula digital   

Para quienes no estaremos allí, Aragón Digital ofrece cobertura online (aún inactiva).

¿Dónde está el límite a los comentarios?

En la entrada anterior, el título planteaba una pregunta al abogado: ¿Hay un límite legal para los comentarios de los internautas? Hoy me doy cuenta de que hay que profundizar en los límites de otros tipos, sobre todo cuando hablamos de medios (y blogs vinculados a ellos).

Arcadi Espada se lamenta en su blog de que Juan Cruz haya borrado un comentario del suyo a propósito de la muerte del corresponsal de El País en Berlín, José Comas:

Ayer murió el periodista José Comas, del diario El País. Juan Cruz recordaba al compañero. En los comentarios alguien escribió:

“Buena noticia para Alemania y las relaciones internacionales. Se ha ido un hombre prepotente, mal escritor, enamorado de si mismo, resentido, ramplón, envidioso, futbolero de tercera división. El cáncer del periodismo se ha muerto, viva el cáncer”.

¿Cuáles son las razones de que alguien escriba ese párrafo?El comentario ha desaparecido, aunque sus huellas, muñones, pueden seguirse en otros. Es un error haberlo borrado. La información de que alguien puede sentarse y teclear una detrás de otra esas letras es muy valiosa, y ese conocimiento práctico sobre los asesinos es una de las grandes aportaciones de la red.

Ante la muerte de un compañero tan apreciado, entiendo y comparto la postura de Juan Cruz. Yo habría hecho lo mismo. Una cosa es la opinión razonada y otra el insulto, el ad hominem sin más.

La reflexión de Arcadi, no obstante, aunque impertinente y probablemente contaminada por los sentimientos personales, no está exenta de razones a considerar. 
 

¿Hay un límite legal para los comentarios de los internautas?

El caso Putasgae.org, que tuvo en tensión a los internautas españoles durante una buena temporada, puso de manifiesto que las leyes del siglo XX tienen que adaptarse al XXI y a las nuevas tecnologías. En los medios digitales, por un lado se asegura la libertad de expresión a quienes hacen comentarios y se les incita a que los hagan pero, por otro, los moderadores borran y borran sin más explicación. Queda la duda de si el exceso de celo se convierte en censura.

En su consultorio digital, Carlos Sánchez-Almeida profundiza en el tema y analiza el tratamiento legal que reciben en España los comentarios publicados en diarios digitales, tanto en lo que afecta a los propios usuarios como en lo concerniente al grado de responsabilidad que contrae el medio en que se publican. Porque, en muchas ocasiones y sobre todo cuando el objeto del comentario no coincide con la línea editorial del medio, comprobamos que se publican insultos y se permiten falsedades contra personalidades públicas que nunca aparecerían firmadas por un profesional. Pero lo han dicho otros…

¿Cómo afecta los comentarios delictivos o los insultos que han ido más allá del molesto ataque del troll de turno a las páginas que los albergan?

La contestación del abogado, que plantea jurisprudencia nacional y europea determina:

Carlos Sánchez-Almeida.Cuando se trate de comentarios, informaciones u opiniones publicadas por terceros, debería aplicarse el régimen de la Directiva de comercio electrónico, que establece que el prestador de servicios no podrá ser considerado responsable de los datos almacenados a petición del destinatario, a condición de que:

  • el prestador de servicios no tenga conocimiento efectivo de que la actividad a la información es ilícita y, en lo que se refiere a una acción por daños y perjuicios, no tenga conocimiento de hechos o circunstancias por los que la actividad o la información revele su carácter ilícito, o de que,
  • en cuanto tenga conocimiento de estos puntos, el prestador de servicios actúe con prontitud para retirar los datos o hacer que el acceso a ellos sea imposible.

La LSSICE española dispone que se entenderá que el prestador de servicios tiene conocimiento efectivo cuando un órgano competente haya declarado la ilicitud de los datos, ordenado su retirada o que se imposibilite el acceso a los mismos, o se hubiera declarado la existencia de la lesión, y el prestador conociera la correspondiente resolución.

Pero también el comentarista, ofendido por que le quitan la palabra prometida, puede acusar al medio de censor: 

La legislación española sólo considera punible la censura cuando ésta es ejercida por un funcionario público. Cuando la ejercen particulares en sus propios medios de comunicación, estaríamos ante un concepto distinto, definido con el socorrido eufemismo de «línea editorial».

La sección de Sánchez-Almeida ha cumplido expectativas en Elmundo.es, que por cierto estos días muestra ufano su nueva redacción y lo hace al estilo de los grandes; por eso de que ‘ser grande es una actitud’.

Premios Malofiej 2008 de Infografía

malojief.jpg 

Pensaba hacer una entrada sobre los premios Malofiej 2008 de infografía periodística fallados este fin de semana, pero es mejor dejar que hablen los que saben. Y, además, ya estoy de vacaciones. Por eso os aconsejo que echéis un vistazo a la exhaustiva información que da Herminio en Cuatro Tipos.

El ‘concepto’ Time cumple 85 años en plena forma

aaatime.jpgTime cumple 85 años y lo celebra como sabe hacerlo: eligiendo su mejor portada y también la peor. Date el gustazo de participar (en inglés, claro).

Hasta el momento, encabeza el ránking la portada de 1997 de Ellen DeGeneres en la que se lee en rojo “Sí, soy gay”. Las torres gemelas atacadas el 11 de septiembre no necesitaron titular van en segundo lugar. El tercero es para una portada de 1986 que muestra la explosión del Challenger. Pero cambiará. Esto de las votaciones populares tiene mucho tirón y siempre hay circunstancias externas, más allá de la estética o del periodismo, que determinan el resultado.

aatime2.jpgLa revista estadounidense fue el primer medio que, con la elección de personaje del año, fabricó la noticia en su redacción. Y la convirtió en un gran acontecimiento, esperado por sus lectores como la confirmación de algo que ya sabían o que necesitaban saber. También fue la primera en convertir sus portadas en una especie de icono periodístico, en una referencia tanto estética como informativa. Time vende en sus páginas información, pero va más allá. Ofrece el “concepto Time”, que es una forma de entender el mundo, una visión reflexiva y una estética siempre atenta a la vanguardia, aunque sin despegar de la tradición.

Con Time sus portadas y su hombre del año, el medio es la noticia, el periodismo deja por momentos de ser intermediario. Time como concepto generador de la noticia y fuente primaria de información. Aún está en el aire la repercusión de su elección del ’06, cuando tú te convertiste en su portada.

Que algunas marcas vendan con sus productos ideas asociadas que transmiten sensaciones determinadas e, incluso, rememoran emociones es algo habitual, aunque muchas veces los consumidores no seamos conscientes.Y cuando lo somos, no nos extraña, porque vivimos imbuidos en estos conceptos que el marketing comercial tan sutilmente transmite y con tanta naturalidad aceptamos. 

Se percibe al entrar en las librerías de la FNAC, donde no sólo se venden libros, sino que se respira cultura; se nota en los Starbucks, que ofrecen café y confortables sillones como si el salón de casa trascendiera al lugar público…

En prensa, esto fue un descubrimiento para los diarios económicos con el papel salmón. El lector, con el diario, se lleva la información que la cabecera ofrece y todo el estatus asociado a ella. El código de color contribuye a que se vea bien en todo tipo de entornos.

Durante los años de la Transición, muchos de mis amigos se enorgullecían llevando El País debajo del brazo, convenientemente doblado para que la cabecera quedara a la vista. Era la insignia que acreditaba la pertencia al club de la inteligencia progresista. Otro ‘marchamo de calidad’ intelectual para quien quisiera verlo.

Es el periodismo más allá de la información y de la noticia, el periodismo de “concepto” puede ser uno de los elementos de supervivencia. Ocurrirá tan pronto como se delimite en los despachos del think tank editorial que el papel es mucho más que una materia prima perecedera y que atenta conta el equilibrio forestal. El papel es en sí mismo un elemento diferenciador. 

Por todo ello, Time se merece vivir otros 85 como poco. Felicidades.

Juan Luis Cebrián no entiende el negocio en la red

Yo pongo el euro, el periódico me da lo que quiere. Hoy El País, página y media de autobombo con motivo de su junta general de accionistas. En el párrafo final, Cebrián explica la razón del carácter errático de los medios de Prisa en la red:

En cuanto a Internet, donde las distintas webs de PRISA cuentan con 21 millones de usuarios únicos, Cebrián apostó por construir en torno a EL PAÍS la más potente comunidad informativa en español en toda la Red. Pese a todo, se mostró precavido a la hora de invertir en este sector, dada la escasa publicidad que arrastra Internet y la cultura de gratuidad que se ha implantado en la comunidad de internautas.

Las empresas quieren ganar dinero, también las de comunicación. De hecho El País informa de sí mismo en Economía.  Lo entiendo. No sé si Cebrián/Prisa ha entendido, pese a todo lo que le ha llovido, la red.

En esas estoy cuando, unas páginas después, me encuentro con un artículo memorable de Imma Tubella, rectora de la Universitat Oberta de Catalunya, titulado “Bajo el asfalto está la Red“. Cebrián debería haberlo leído antes de hablar a su accionariado.

Resulta que buscábamos la revolución en los medios o en los equipos, y, como sucede en Internet, la encontramos en los usuarios. Si queremos entender el futuro tenemos que observar a nuestros hijos en nuestras casas, porque la revolución de los medios se cuece en las habitaciones de los más jóvenes (…)

No nos engañemos, la única divisoria real es la edad (…)

¿Qué significa todo esto más allá de unos datos y unos porcentajes? Un cambio de comportamiento tan importante que, o bien los medios lo entienden o pierden a los jóvenes para siempre (…)

Los estudios sobre gestión del tiempo que hemos hecho reflejan que lo que ha dejado de hacer la gente para navegar es dormir y no hacer nada. Ve menos televisión y va menos al cine. Escucha más música y lee más prensa. Y lo más interesante, consume muchos medios al mismo tiempo. El multitasking o la multitárea se resume en estar atento a cinco pantallas a la vez (…)

A nosotros -una generación que ha crecido con la tele, el Vamos a la cama o Un, dos, tres… responda otra vez-, nos cuesta entenderlos, de la misma manera que nuestros padres no nos entendían cuando buscábamos playas debajo del asfalto y tratábamos de ser realistas soñando lo imposible. Quizá lo que deberíamos hacer, es darles paso. Tal vez el mundo iría de otra manera.

Juan Luis Cebrián es toda una referencia para los periodistas de mi generación, para todo el periodismo español. No hay duda. Pero para mirar internet debería ponerse otras gafas o atender a su inmediata competencia, que le está mojando la oreja. O hacerle caso a Imma Tubella.

Cibermanifestación por la libertad en internet

Reporteros sin Fronteras quiere convertir el 12 de marzo en el Día por la Libertad en Internet, pero a última hora la UNESCO le ha retirado el patrocinio, porque “no quiere verse asociada a las diferentes manifestaciones organizadas para la ocasión”:

Este primer día es una ocasión para que todos se manifiesten en los lugares donde normalmente son imposibles los movimientos de contestación. Esperamos que sean muy numerosos quienen se manifiesten virtualmente en la Plaza de Tiananmen de Pekín, en la Plaza de la Revolución de Cuba o en las calles de Rangún en Birmania. Actualmente en el mundo hay al menos 62 ciberdisidentes encarcelados y, en 2007, se cerraron, o hicieron inaccesibles, más de 2.600 sitios de Internet, blogs o foros de discusión”, ha señalado la organización.

Participa en la cibermanifestación (solo en inglés y francés)
(PNG)

Durante 24 horas, desde las once de la mañana del miércoles 12 hasta el jueves 13 de marzo, a la misma hora, los internautas pueden crear un avatar, elegir el mensaje de su ‘banner’ y tomar parte en una de las ‘cibermanifestaciones’ que tendrán lugar en Birmania, China, Corea del Norte, Cuba, Egipto, Eritrea, Túnez, Turkmenistán y Vietnam.

Mi deseo era poner este post ayer. No pudo ser. Todavía estás a tiempo de participar.

Matt Drudge, ¿idiota con módem o periodista del siglo XXI?

Pedro Rodríguez, desde su atalaya neoyorquina, hace hoy semblanza de Matt Drudge en ABC. El viernes también habló de Matt El Mundo. La razón de traerlo al papel español es que, en una semana, este blogger y atípico periodista de nuevo cuño ha levantado dos grandes polémicas en su bitácora: la primera con la foto de Barak Obama con turbante y la segunda al publicar el destino del príncipe Enrique de Inglaterra en Afganistán.
El blog de Matt Drudge, el Drudge Report, con un aspecto bastante feo, por cierto, tiene en su haber otro de los grandes e insólitos golpes periodísticos producidos desde la red hace ahora diez años: el caso Clinton-Levinsky. Insólito por realizarse fuera de parámetros habituales de la profesión y de todos sus cuestionamientos deontológicos, pues Matt contó en su blog que Newsweek no iba a publicar la historia del presidente Bill Clinton y su becaria. Con el destino del príncipe Enrique también había un pacto de silencio en los medios.
Drudge marcó con el caso Levinsky un antes y un después en la política estadounidense, en el lavado de vestidos y en el periodismo moderno. Así describe al personaje Pedro Ródríguez:  
aadrudge_nr.jpgSe llama Matt Drudge. Vive lujosamente en Miami, tiene 41 años pero carece de formación universitaria o experiencia práctica en algún medio de comunicación. Lo cual no impide que sus admiradores le consideren como «el periodista más poderoso del mundo». Otros le califican como el «Walter Cronkite de la generación de Internet». Y, por supuesto, sus críticos le denigran como «un idiota con un modem» y una ridícula mezcla de cotilleos, historias pirateadas y bastante mala leche. Pero de lo que no cabe duda alguna es que su minimalista página en la Red (www.drudgereport.com) tuvo el año pasado más de 5.000 millones de «hits», incluidos periodistas profesionales que ayudan a multiplicar el impacto de sus «exclusivas».

Editores a por el ‘press clipping’

La batalla de los editores, agrupados en Gedeprensa, contra las empresas de resúmenes o press clipping, se ha convertido en una guerra de trincheras en la que desde hace años apenas se producen avances. La nueva Ley de Propiedad Intelectual (LPI) dio un empujoncito que ahora, según leo en Expansión, tiene resultados:

copia.jpgLos grupos editores de prensa podrán constituir una sociedad conjunta para gestionar los resúmenes de prensa, o press clipping, de sus cabeceras. La Audiencia Nacional ha anulado el fallo del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), de mayo de 2004, contra la creación de una sociedad común para la defensa y explotación e los derechos de propiedad intelectual de los periódicos. (Foto FlickrCC )

El siguiente frente será cobrar derechos de autor a los buscadores. Los editores están en guerra (El País dixit).

El enemigo común ha unido a vecinos mal avenidos, porque tanto El País como El Mundo y sus grupos respectivos están en línea con Gedeprensa (con Recoletos, Grupo Correo Prensa España y Grupo Godó). Me resulta curioso que El Mundo de papel publicara hoy la noticia “Los editores de periódicos ganan la sentencia del ‘press clipping’, y que la información no aparezca en la web. ¿Por qué?

Un matemático lee el periódico

Cuando un matemático lee el periódico enseguida percibe lo mal que se tratan los números en las redacciones. Y lo cuenta en un libro.

Recupero parte de la reseña de El-escéptico.org y lo anoto como lectura para esta Semana Santa:

matem.jpgEl contenido de las “meteduras de pata” periodísticas es muy variado, pero abundan los relacionados con los porcentajes, lo que implican y cómo se pueden manipular. Veamos un ejemplo sobre los teléfonos móviles: ‘Desde un punto de vista muy particular, los ‘datos’ sugerían un defectuoso argumento matemático que parecía poner de manifiesto que estos aparatos lo que hacen realmente es inhibir la formación de tumores cerebrales […] Había 10 millones de usuarios de teléfonos móviles en este país y que el índice de incidencia del cáncer cerebral entre todos los estadounidenses era de 6 casos anuales por cada 100.000 ciudadanos; multiplicando 10 millones por 6/100.000 averiguamos que entre los usuarios de estos teléfonos había que esperar alrededor de 600 casos de tumor cerebral todos los años; puesto que las pruebas de que haya una relación entre el cáncer y los teléfonos móviles se basan sólo en un puñado de personas que ni siquiera da para 600 casos anuales, la conclusión es que los teléfonos móviles impiden ciertamente los tumores cerebrales. Absurdo, sin lugar a dudas, pero no más (en realidad menos) que la histeria del principio.” (Pág. 117)

“Otro de los grandes temas es los errores en la realización e interpretación de estadísticas y de gráficos. El sacar conclusiones cuando el muestreo es tan reducido que no es representativo porque cuanto menor sea éste es más fácil que se produzcan coincidencias insignificantes, es uno de los más frecuentes. Veamos uno de los más útiles para un escéptico: ‘Uno de los ejemplos que publicó en The Skeptical Inquirer se refería a otros dos presidentes muertos en atentado, William McKinley y James Gardfield. Resulta que los dos eran republicanos, y que nacieron y se criaron en Ohio. Los dos fueron veteranos de la guerra de Secesión y los dos ocuparon un escaño en el Congreso. Ambos defendieron con tesón los aranceles protectores y el patrón oro, y tenían ocho letras en el apellido. Al morir les sustituyeron los respectivos vicepresidentes, Theodore Roosevelt y Chester Alan Arthur que eran de Nueva York, tenían bigote y diecisiete letras en el nombre. Los dos murieron durante el primer mes de septiembre de sus respectivos mandatos, a manos de Charles Guiteau y Leon Czolgosz, los dos con apellidos que parecía extranjero. Pero como no son estrellas de primera magnitud en la historia de Estados Unidos, McKinley y Garfield no producen la misma fascinación que Lincoln y Kennedy.” (Pág. 75)

“Tampoco faltan las equivocaciones en aspectos elementales de las matemáticas: ‘Engañosas o sinceras, las campañas publicitarias, por otra parte, fracasan con frecuencia, aunque pocas veces porque las empresas cometan errores y hagan afirmaciones matemáticas que les perjudican. Una empresa constructora anunciaba que el dinero que se invirtiera en ella aumentaría con los años en progresión logarítmica (es decir, a paso de tortuga, sin duda lo contrario de lo que se quería dar a entender), pero sospecho que su fracaso tuvo poco que ver con esta metedura de pata matemática.” (Pág. 129)

La Ciencia 2.0 replantea las revistas de referencia científica

Enrique Dans ilumina otro piloto rojo para el cambio comunicacional en un artículo titulado Los journals académicos, otro modelo en recesión“. Al mismo tiempo, Juan Freire reflexiona sobre el mismo tema en Ciencia 2.0, ¿fuera de la ‘torre de marfil’?” y la zona en transformación se ilumina totalmente. Aquí lo hicimos hace mes y medio.

Las nuevas tecnologías afectan a la ciencia, a cómo se investiga y a cómo se informa y divulga la investigación. Se trata de un campo lleno de luces y sombras en las que los índices de impacto se convierten en la tabla de medir el trabajo del investigador. Al mismo tiempo las editoriales científicas tienen un gran negocio en sus manos y quieren defenderlo como sea.

Dans señala una paradoja interesante:

sciencie-20.jpgLa práctica totalidad de la información científica en áreas biomédicas se encuentra en journals académicos con suscripciones costosas fuera del alcance de los ciudadanos, a pesar de que en una muy amplia mayoría de casos la investigación que recogen fue financiada con dinero público puesto por esos propios ciudadanos.

Precisamente para corregir esa situación, el Congreso norteamericano ha ordenado que, a partir del 7 de Abril, todos los trabajos de investigación que hayan sido financiados total o parcialmente a través del National Institutes of Health (NIH), unos ochenta mil, sean puestos a libre disposición de todos los usuarios de Internet en PubMed, una base de datos de esta misma institución, en aplicación de la Freedom Of Information Act (FOIA). La situación pone en peligro la supervivencia de los journals en este área, con suscripciones cuyos precios no han parado de subir: un 9% sólo el pasado año, y con un modelo que está detrás de los sistemas de reconocimiento de la gran mayoría de las universidades, basadas en el llamado publish or perish.

Dans, converge con las tesis de “ciencia 2.0” expuestas por Freire, cuando muestra abiertamente su simpatía por un fenómeno de economía de información abierta que se está dando en la red y que va a cambiar algún que otro paradigma en la investigación: 

Paralelamente, los miembros de la comunidad científica de Harvard University decidieron poner todos sus trabajos directamente en la red, aunque sin dejar de enviarlos a los journals: si éstos quieren tener acceso al trabajo de los profesores de la institución, no tienen más remedio que aceptar estos términos.

Ya se empiezan a ver algunas experiencias ciencia 2.0 de acceso abierto a trabajos científicos sometidos a procesos de revisión más participativos. En el debate, de altísimo interés para investigadores, hay muchas aportaciones de información adicional y experiencias de los participantes.

Sondeos electorales: dos formas de reaccionar a la ley

Jornada de reflexión. Hay mucho material para hacerlo. Ha sido una campaña con muchas novedades desde el punto de vista periodístico, con formas novedosas de participación y la irrupción estelar del debate a dos bandas. Sin embargo, lo que más me ha sorprendido ha sido la rebelión de dos periódicos contra una ley que consideran desfasada porque, desde el quinto día antes de las jornadas de votación, no permite la publicación de sondeos o encuestas electorales.

Dos formas de entender el periodismo, dos maneras de protestar, la de El Periódico y la de El Mundo:

aaperiodico-cataluna.gifaamundoes.jpg

1. El Periódico de Catalunya ofrece el enlace a la información fuera de España, editorializa contra la ley y promueve opinión al respecto.

2. El Mundo da un paso más y publica el resultado de un sondeo de The Times: 

Es llamativo que The Times haya gastado dinero en las elecciones españolas. Tan llamativo que lo más probable es que no se trate de dinero suyo. Pero, en fin, minucias. Lo importante es saber lo que va a hacer el periódico el domingo. Es decir, si va a publicar, durante la jornada electoral, los resultados de sondeos realizados a pie de urna. O si va a hacerlo el fraternal The Times.

Las reacciones están por llegar y será mejor ponernos manos a la obra cuanto antes. No es necesario esperar cuatro años para plantear el tema. Aunque ningún partido lo lleva en su programa electoral, las formaciones políticas se muestran partidarias de revisar el veto a las encuestas regulado en 1985.

La legislación y la manera de afrontar el tema es diferente en cada país:

  • En Francia, por ejemplo, las encuestas pueden publicarse hasta un día antes de las elecciones. Sin embargo, en la primera vuelta de las pasadas elecciones francesas algunos blogs dentro del país y periódicos suizos y belgas , desde fuera, se saltaron la prohibición.
  • En Estados Unidos, se permite a los medios publicar sondeos durante todo el proceso electoral.
  • En Alemania, donde no hay jornada de reflexión, en las elecciones generales del 2005 el Frankfurter Allgemeine publicó una encuesta en la edición del sábado.
  • En el Reino Unido no hay ninguna norma que regule la publicación de sondeos electorales, aunque los medios de comunicación acceden voluntariamente a no publicarlos en días previos a las elecciones. 
  • Italia prohíbe difundir sondeos 15 días antes de la fecha de la votación, pero no reglamenta los sondeos on line , porque considera que no son representativos.

Las palabras de la tribu bajo la lupa

«La palabra es mitad de quien la pronuncia, mitad de quien la escucha» (Montaigne)

Bajo este lema se desarrollan las entradas del blog Las palabras de la tribu. que, en cuestiones linguísticas, no pasa una.