• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a otros 29 seguidores

  • Páginas

  • Anuncios

Por qué dar el producto gratis es rentable (también en prensa)

Wired Magazine, la biblia de la tecnología, se pregunta por qué el gratis total puede convertirse en un buen negocio. En la publicación están seguros de que el futuro de las empresas, incluidas las editoriales, está en la fórmula del coste cero:

afree1.jpg

Interesante la reflexión del director redactor jefe de Wired, Chris Anderson, autor de la teoría de la “Larga Cola”, quien se detiene a analizar varios modelos ya probados en viajes, contenidos, música o telefonía.

Parte de las propuestas de mercadotecnia conocidas como freeconomics (en inglés), la economía de la gratuidad, donde todos los costes tienden a cero, y de la experiencia pionera de Gillette, que regala sus maquinillas o las comercializa muy baratas para cobrar después las cuchillas.

Y para predicar con el ejemplo, nada mejor que regalar ejemplares de marzo. Wired  enviará a los 10.000 primeros solicitantes su número de marzo por nada, free, zilch, como explica en su promoción.

Habrá que tomar buena nota, porque como dice L.F. en El País:

El gratis total que domina Internet no parece una tendencia pasajera, como se pensaba a principios del 2000 cuando la crisis puntocom hizo pensar que la única vía para la rentabilidad era el pago de los servicios. Pero hoy, Internet sigue siendo el terreno del todo gratis. Al contrario, la gratuidad o el casi gratis se está extendiendo a muchos más sectores como los viajes, las música o los contenidos.

Anuncios

Web 2.0: beneficios para el periodismo y la publicidad

1.- Web 2.0 en Periodismo

El pasado martes 19 de febrero en un seminario de la Fundación Telefónica de Lima, en Perú, Juan Carlos Luján, periodista, profesor y responsable de Vida y Futuro en el diario El Comercio, habló sobre el nuevo ecosistema informativo abierto por  web 2.0, redes sociales, blogs y el periodismo ciudadano.

En su conferencia sintetizó qué es la web 2.0 y explicó cómo se replantea y distribuye la información y qué aplicaciones tiene esto en el periodismo, con una parada en los espacios colaborativos peruanos. De la charla me ha llamado la atención sobre todo la importancia que da a la “actividad” por parte del usuario.

Ponencia de Juan Carlos Luján. “Web 2.0: Aplicaciones en el periodismo. El nuevo ecosistema en la Red”:

Creo que hay que insistir más en su idea central de “actividad” por parte del usuario en la web 2.0. Me parece un paradigma que está cambiando tanto como la triada revolucionaria: interactividad,hipertexto y la multimedialidad.

Una parte considerable de la audiencia tradicional, quizás sus hijos, se ha aburrido de lal pasividad y ha tomado la iniciativa en cuanto ha tenido la herramienta para hacerlo.

Vía Periodismo Ciudadano

aaweb_2.png

 2.- Web 2.0 en Publicidad

Los nuevos modos de comunicar que han llegado con la irrupción de la web 2.0, se analizaron también, desde el punto de vista de la publicidad en el II Foro de Innovación Publicitaria de Unidad Editorial, celebrado el día 21 en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Anunciantes y agencias ven muchas posibilidades en este nuevo escenario, muy aprovechable como parte de la estrategia publicitaria. Así lo explicaron David Jones, consejero delegado de Euro RSCG Worldwide y Ezequiel Treviño, director creativo ejecutivo de Nimblefish Technologies. En este nuevo entorno colaborativo predominan

Ezequiel Treviño, director creativo ejecutivo de Nimblefish Technologies de San Francisco, presentó el organigrama de las diferentes redes sociales y las relaciones que se establecen en ellas. Cada una tiene unas características diferenciadas, con grados de especialización temática y de vinculación entre sus miembros.
Según Treviño, la única manera de aprovechar las comunidades virtuales para las marcas es creando valores:

“Hemos perdido la capacidad de imponer, ahora nos toca atraer.”

Parece que los publicistas marcan camino. Es interesante comprobar que no vean ningún fantasma de competencia, sino un nuevo campo con muchas posibilidades para desarrollar su actividad.

En su intervención, Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, afirmo convencido:

Todavía estamos en la Prehistoria de internet, ya que el techo es infinito en cuanto a posibilidades de desarrollo.

III Congreso Internacional de Periodismo en la Red

Organizado por el Departamento de Periodismo II de la Facultad de Ciencias de la información y dirigido por Jesús Miguel Flores Vivar, el III Congreso Internacional de Periodismo en la Red se celebrará los días 23 y 24 de abril y reunirá a investigadores, docentes y especialistas en ciberperiodismo de todo el mundo.

Este tercer congreso madrileño se estructura en torno a cuatro paneles, desarrollados en forma de sesión plenaria entre todos los participantes:

  • Panel científico: La formación del periodista digital en el EEES: técnica frente a contenidos

  • Panel profesional: Web 2.0.: blogs, wikis y periodismo ciudadano y su influencia en la profesión periodística

  • Panel de medios: Convergencia de medios. El nuevo formato informativo y de entretenimiento

  • Panel temático: El poder de la audiencia. Las redes sociales y la e-Participación en la vida política, social y económica

Web del congreso

Blog del Congreso

Esa espiral del silencio que calla a los periodistas y hace hablar a los blogs

Fin de semana y tiempo para descansar y reflexionar. Maruja Torres, una columnista que generalmente me aburre -para qué nos vamos a engañar-, hoy me ha enganchado y he leído su columna en EPS de un tirón

amaruja.jpgBajo el título “Contra letargos”, Maruja viene a decirnos que internet romperá el “forzado letargo del paraíso”. Es decir, dejará paso a la información y al conocimiento. Y esto gracias a la imposibilidad de poner límites a la inmensidad de la red -y otros soportes que vendrán- y a su capacidad ilimitada de memoria.

Tiene razón, pero…

Ya tendremos tiempo de hablar sobre si se pueden poner limites legales, técnicos o psicológicos -que por ahí va- o de debatir sobre si esa memoria acumulativa contribuye a una infoxicación tal que ni los recuerdos más sangrantes hagan salir a nadie a ciudadanos y periodistas del letargo que dice Maruja.

¿De qué sirve que en distintos foros -y no sólo contraculturales- se denuncien las actuaciones de Estados Unidos en Guatemala, El Salvador, Chile, Irak o Guantánamo, por poner sólo ejemplos conocidos por todos y traídos reiteradamente a nuestra memoria por Noam Chomsky y otros pensadores de gran talla como Umberto Eco (a quien, por cierto, estos precedentes de intervención le hacen desconfiar también de la red)?

De poco. Y eso pese a que algunos medios se muestren críticos y “refresquen la memoria”. Aunque la propia CNN deje bien grabado en la retina de los espectadores, en directo y en los archivos audiovisuales el palpitar del globo. Porque la visión que da es una visión desde una sola perspectiva. Y, además, convierte los conflictos en infoespectáculos.

Y eso, pese a la acción interventora de los blongs, de la inteligencia colectiva y del comportamiento de las multitudes intercomunicadas, que permiten, sin duda, confiar en el desarrollo novedoso del fenómeno de la política 3.0 y abren nuevas vías de participación digital.

Pero no es el punto del equilibrio que trae la información paralela al conocimiento social lo que me ha llamado más la atención del comentario de Maruja Torres. Me he quedado con el arranque, con el augurio de que lo que pasará cuando el periodismo desaparezca y las pantallas de todo tipo se “hayan multiplicado hasta el infinito”.

Os brindo unos párrafos de Maruja que me sirven para continuar con la reflexión. Por supuesto siempre es mejor acudir al original completo:

Cuando el periodismo haya desaparecido y los periodistas nos hayamos reciclado –o mutado– en viajantes de comercio, vendedores ambulantes que, sin deambular más que por el ciberespacio, ofrezcamos a una amodorrada y obsesiva clientela el paquete, cada vez a mejor precio, de los sobresaltos –antaño, noticias– recogidos gracias a una red de confidentes o de subrrastreadores o de jóvenes genios de la informática carentes de escrúpulos.

Cuando el número de pantallas –de pared, de mesa, de bolsillo, de pecho, o proyectadas en nuestros párpados a través de un chip implantado en nuestros cerebros– se haya multiplicado hasta el infinito, y en la abarrotada superficie del planeta nadie necesite hablar con su vecino, pues dispondrá de la información que le apetezca, asequible a buen precio, quizá gratis –son los aparatos, estúpido, dirán entonces, lo que se convirtió en el negocio–, quizá también acerca de su vecino…

Cuando eso ocurra y se levanten las voces que convoquen el ayer, las voces moralistas –quizá crean ustedes que la mía lo es; no, en absoluto– que entonen cánticos por los buenos diarios de antaño y sus supuestas verdades de papel…

Entonces convendrá que sea recordado de nuevo el viejo adagio: el medio no es el mensaje, y si el medio se ha convertido en el mensaje es que el lector, antes, se ha convertido en cliente de las corporaciones, de los fabricantes de chismes.

Y deberemos recordar también que la inocencia o la malicia se encuentran en los ojos del que mira, en la billetera del que paga.

La demanda es cómplice, si no instigadora de la perversión de la oferta. Y la multiplicación del forraje –por interesada que resulte– no sobreviviría sin el estulto silencio de los corderos.

Maruja se refiere sin decirlo a la teoría de la espiral de silencio de Elisabeth Noelle-Neuman, por la que en situaciones de inestabilidad manifiesta, en la que los individuos tienen que tomar partido entre dos posturas, no siempre la toman abiertamente. Existe un miedo interno a expresarse y quedarse aislado, a no estar en la corriente dominante. También en los periodistas. Fermín Galindo lo expresa así:

b.jpgÉste es un tema complejo, pero es sabido que la posición de los medios, o un cambio en la posición de los medios, suele preceder a un cambio en las actitudes personales. La conducta de la gente se suele adaptar a la evaluación del clima de opinión pero, recíprocamente, también influye en las evaluaciones del clima de opinión en un proceso de retroalimentación que suele provocar una suerte de tendencias de opinión de distinta intensidad, pudiendo alcanzar su máximo grado en la conocida como espiral de silencio.

Chomsky ya lo expuso , con su clarividencia habitual, en un célebre texto sobre el control de los medios de comunicación:

anoam.gifEl papel de los medios de comunicación en la política contemporánea nos obliga a preguntar por el tipo de mundo y de sociedad en los que queremos vivir, y qué modelo de democracia queremos para esta sociedad (…)

Desde el momento en que un individuo no encuentra la manera de unirse a otros que comparten o refuerzan este parecer y que le pueden transmitir la ayuda necesaria para articularlo, acaso llegue a sentir que es alguien excéntrico, una rareza en un mar de normalidad. De modo que acaba permaneciendo al margen, sin prestar atención a lo que ocurre, mirando hacia, otro lado, como por ejemplo la final de Copa (…)

En vez de hablar de la guerra pasada, hablemos de la guerra que viene, porque a veces es más útil estar preparado para lo que puede venir que simplemente reaccionar ante lo que ocurre.

Deberíamos estar preparados para gestionar nuestros silencios, de los que somos dueños. No para que los gestionen desde los poderes, sean éstos oficiales o fácticos.

Precisamente ayer recordaba Dan3 en ComuniSfera el décimo elemento añadido por Rosenstiel el año pasado a los otros nueve de su libro esencial: “conocer y defender los derechos y responsabilidades de los ciudadanos”. Y concluía que los principios de Rosenstiel (y Kovach) “no deben quedar restringidos al trabajo en empresas o grupos periodísticos (…) pues son igualmente importantes para cualquiera que haga comunicación desde su casa o desde cualquier puesto profesional”. Para todos.

Y defender no es precisamente callar y dejarse caer en la espiral del silencio. Porque si no, ocurrirá lo que augura Maruja, que la expresión social buscará nuevas vías. Creo que ya lo está haciendo.

Académicos vs periodistas: una cosa es la teoría y otra la práctica

Como ocurre con lo ‘real’ y lo ‘digital’, hay un salto cualitativo entre la ‘realidad publica’ y la ‘realidad publicada’. Y a veces es enorme. Leo en Diario sobre Diarios que en Argentina se debate estos días sobre cómo los medios tratan el tema de la inseguridad. 

Periodistas y teóricos no se ponen de acuerdo.

¿Cómo construyen informativamente los medios la “inseguridad” y cuál es la agenda del delito en los diarios?

Algunos periodistas argentinos consideran que los “académicos” que opinan sobre el periodismo, difícilmente podrían sentarse en sus escritorios y realizar lo que ellos proponen. Y varios catedráticos -aunque no lo digan públicamente- están convencidos de que experimentados hombres y mujeres de prensa manipulan informaciones, títulos y opiniones ignorando teorías que desde hace años están plasmadas en libros que nunca leyeron. Es la clásica tensión entre periodistas y teóricos, una relación difícil de reconciliar. Precisamente por ello, DsD presenta hoy varios textos sobre el tema “inseguridad”, en el cual se pueden observar que unos y otros, muchas veces coinciden desde ópticas distintas.

A principios del siglo pasado, y ya parece que ha transcurrido una eternidad, Walter Lippmann ya reflexionó mucho sobre los estereótipos sociales que construye la prensa. Después de él numerosos teóricos de la comunicación han abordado el tema desde distintos ángulos. Sin embargo, el tema sigue de actualidad. Y no sólo en Argentina, que aquí en España podríamos hablar mucho del tratamiento informativo de la inseguridad o de la inmigración, por poner sólo un ejemplo.

De acuerdo. Ya tenemos un corpus empírico muy detallado la importancia de los medios en la agenda de actualidad. Ya sabemos que los periodistas juegan/jugamos un papel esencial para determinar de qué se habla y cuándo, y conocemos la fuerza que ello tiene en el pensamiento/acción ciudadano.

Lippman captó perfectamente la diferencia entre “el mundo exterior y las imágenes que nos hacemos en la cabeza”. Después todos los investigadores de la agenda-setting profundizaron en el tema. Pero, cómo vemos, una cosa es la teoría y otra la práctica. El periodista se ve empujado por la urgencia del tiempo, por los intereses de la empresa y por la ideología de su medio; cuando no por la suya propia y por las interacciones tranversales de la propia agenda y de la autocensura inconsciente.

En el artículo de DsD queda muy bien reflejado y lo dejo expuesto para la reflexión (propia y ajena).

No obstante, por si alguien quiere penetrar en dicho artículo, ahí van algunas pistas en forma de enlaces de la documentación de la que parte. Porque parece que algunos periodistas, y podría señalar muchos y de muchas partes del mundo, no hemos comprendido la importancia del hipertexto en la red.

Creo que hay que repetir muchas veces que los enlaces son muy útiles. Y si un usuario se va de nuestra página, ya volverá a por más pistas tan valiosas como las que le hemos proporcionado.

Lo dicho, el artículo parte de tres documentos básicos y desde ellos construye la argumentación:

a1.jpgEl primero reproduce algunos párrafos de “La prensa gráfica argentina: reflexiones sobre la calidad periodística, la información ‘socialmente necesaria’ y la participación ciudadana en las agendas sobre el delito” (descargar en PDF) , un artículo que analiza el tratamiento de la “inseguridad” en los diarios Clarín y La Nación. Fue publicado como un capítulo del libro Periodismo de calidad: debates y desafíos que impulsó el Foro del Periodismo Argentino (FOPEA) a fines del año pasado como colofón de un congreso sobre calidad periodística.

a2.jpgEl segundo material al que se hace referencia es el libro “Estableciendo la agenda” de Maxwell McCombs, que fue editado por Paidós en 2005 y su temática está referida a casos internacionales en que los medios de comunicación establecieron la agenda pública. McCombs es uno de los padres fundadores de la tradición investigadora de la teoría llamada “agenda-setting” y ostenta la cátedra J.H. Jones en la Universidad de Texas, Austin, Estados Unidos.

a3.jpgPara que se pueda observar que la preocupación por cómo los medios instalan en la agenda la “inseguridad” no es sólo una materia de estudio en las academias, también se reproducen aportes publicados en Página/12 por los columnistas Mario Wainfeld y Eduardo Aliverti.

Curso gratuito de periodismo de investigación

La Asociación para el Fomento del Periodismo de Investigación (AFINA) anuncia su taller gratuito de Periodismo de Investigación, que dará comienzo el 28 de marzo en Madrid.
Se puede consultar el temario en su página.

En qué y en quién confían los ciudadanos

Vía Gonzolog me entero de que la consultora Edelman, la mayor empresa de relaciones públicas del mundo, ha presentado en Londres su informe Trust Barometer 2008, el térmometro global de la confianza generada entre la población por los diferentes entes sociales y empresariales.

De las conclusiones que Octavio Rojas ofrece para España me quedo con dos que afectan directamente a la credibilidad de los medios: 

  • aa-1.jpgLas empresas y los medios de comunicación generan más confianza que las instituciones políticas.

  • Los entrevistados confían en la información que recaban en las revistas económicas (77%), en los informes de analistas (77%) y en la prensa diaria (73%). En la base de la pirámide, un 31% afirma confiar en los blogs y un 23% en los vídeos que circulan por internet.

  Trust Barometer – Full Report (PDF, en inglés)

Para este estudio se realizaron, entre octubre y noviembre de 2007, 3.100 entrevistas telefónicas a líderes de opinión. De ellas 150 se hicieron en España. Como tal se entiende una persona de entre 35 y 64 años, con formación universitaria y perteneciente a la cuarta parte de la población que percibe los ingresos más altos de su entorno. Además tiene que mostrar un nivel significativo de exposición y participación tanto en los medios de comunicación como en la vida pública.

No puedo despedir este post sin recordar que la propia Edelman, muy respetada en la blogsfera, ha tenido también su crisis de confianza.

A alguno de sus creativos se le ocurrió una campaña en la red para los almacenes Wal-Mart con un blog llamado “Wal Marting Across América“. En él una pareja contaba que viajaba a través de EE UU sin pisar un hotel. Para ahorrarse unos dólares, ambos dormían en los parkings de Walt-Mart, ya que en estos establecimientos están en todas las ciudades y permiten aparcar toda la noche.

El problema es que los lectores del blog descubrieron que estos falsos viajeros jamás habían salido de sus oficinas. Todos los post del blog estaban escritos desde la misma ciudad.

Edelman, la empresa que hace este estudio sobre la confianza fue por un momento ejemplo de lo que no se debe hacer para no perder credibilidad y el crédito que que la gente pone en una marca. Cosas de la vida.