Académicos vs periodistas: una cosa es la teoría y otra la práctica

Como ocurre con lo ‘real’ y lo ‘digital’, hay un salto cualitativo entre la ‘realidad publica’ y la ‘realidad publicada’. Y a veces es enorme. Leo en Diario sobre Diarios que en Argentina se debate estos días sobre cómo los medios tratan el tema de la inseguridad. 

Periodistas y teóricos no se ponen de acuerdo.

¿Cómo construyen informativamente los medios la “inseguridad” y cuál es la agenda del delito en los diarios?

Algunos periodistas argentinos consideran que los “académicos” que opinan sobre el periodismo, difícilmente podrían sentarse en sus escritorios y realizar lo que ellos proponen. Y varios catedráticos -aunque no lo digan públicamente- están convencidos de que experimentados hombres y mujeres de prensa manipulan informaciones, títulos y opiniones ignorando teorías que desde hace años están plasmadas en libros que nunca leyeron. Es la clásica tensión entre periodistas y teóricos, una relación difícil de reconciliar. Precisamente por ello, DsD presenta hoy varios textos sobre el tema “inseguridad”, en el cual se pueden observar que unos y otros, muchas veces coinciden desde ópticas distintas.

A principios del siglo pasado, y ya parece que ha transcurrido una eternidad, Walter Lippmann ya reflexionó mucho sobre los estereótipos sociales que construye la prensa. Después de él numerosos teóricos de la comunicación han abordado el tema desde distintos ángulos. Sin embargo, el tema sigue de actualidad. Y no sólo en Argentina, que aquí en España podríamos hablar mucho del tratamiento informativo de la inseguridad o de la inmigración, por poner sólo un ejemplo.

De acuerdo. Ya tenemos un corpus empírico muy detallado la importancia de los medios en la agenda de actualidad. Ya sabemos que los periodistas juegan/jugamos un papel esencial para determinar de qué se habla y cuándo, y conocemos la fuerza que ello tiene en el pensamiento/acción ciudadano.

Lippman captó perfectamente la diferencia entre “el mundo exterior y las imágenes que nos hacemos en la cabeza”. Después todos los investigadores de la agenda-setting profundizaron en el tema. Pero, cómo vemos, una cosa es la teoría y otra la práctica. El periodista se ve empujado por la urgencia del tiempo, por los intereses de la empresa y por la ideología de su medio; cuando no por la suya propia y por las interacciones tranversales de la propia agenda y de la autocensura inconsciente.

En el artículo de DsD queda muy bien reflejado y lo dejo expuesto para la reflexión (propia y ajena).

No obstante, por si alguien quiere penetrar en dicho artículo, ahí van algunas pistas en forma de enlaces de la documentación de la que parte. Porque parece que algunos periodistas, y podría señalar muchos y de muchas partes del mundo, no hemos comprendido la importancia del hipertexto en la red.

Creo que hay que repetir muchas veces que los enlaces son muy útiles. Y si un usuario se va de nuestra página, ya volverá a por más pistas tan valiosas como las que le hemos proporcionado.

Lo dicho, el artículo parte de tres documentos básicos y desde ellos construye la argumentación:

a1.jpgEl primero reproduce algunos párrafos de “La prensa gráfica argentina: reflexiones sobre la calidad periodística, la información ‘socialmente necesaria’ y la participación ciudadana en las agendas sobre el delito” (descargar en PDF) , un artículo que analiza el tratamiento de la “inseguridad” en los diarios Clarín y La Nación. Fue publicado como un capítulo del libro Periodismo de calidad: debates y desafíos que impulsó el Foro del Periodismo Argentino (FOPEA) a fines del año pasado como colofón de un congreso sobre calidad periodística.

a2.jpgEl segundo material al que se hace referencia es el libro “Estableciendo la agenda” de Maxwell McCombs, que fue editado por Paidós en 2005 y su temática está referida a casos internacionales en que los medios de comunicación establecieron la agenda pública. McCombs es uno de los padres fundadores de la tradición investigadora de la teoría llamada “agenda-setting” y ostenta la cátedra J.H. Jones en la Universidad de Texas, Austin, Estados Unidos.

a3.jpgPara que se pueda observar que la preocupación por cómo los medios instalan en la agenda la “inseguridad” no es sólo una materia de estudio en las academias, también se reproducen aportes publicados en Página/12 por los columnistas Mario Wainfeld y Eduardo Aliverti.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] La diferencia entre la ‘realidad conocida’ y la ‘realidad publicada’ es un tema recurrente y esencial para entender lo que hacemos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: