• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @patri3004: @fedkukso Y al que se cura le dicen muchas veces "superviviente". Cuenta B. Ehrenreich en su libro que en los grupos de apoy… 8 hours ago
    • RT @fedkukso: "El tuberculoso podía ser un proscrito o un marginado, en cambio la personalidad del canceroso, lisa y condescendientemente,… 8 hours ago
    • RT @fedkukso: El peligro de las metáforas bélicas para hablar de cáncer ("murió luego de batallar..."): hacen ver a la persona fallecida co… 8 hours ago
    • RT @civio: En @Civio tenemos varios procesos judiciales abiertos por la #transparencia, para acceder a información que consideramos que deb… 8 hours ago
    • RT @civio: Seguimos. Hace poco, el Gobierno ha decidido llevar a juicio otra resolución del @ConsejoTBG para no facilitarnos el precio rea… 8 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Estamos de cumpleaños

No es periodismo, pero toca directamente a este blog, a su espíritu y a su cabecera. Estamos de bodas de oro. Nuestro icono favorito, nuestro ojito derecho, ése que pide amor pero no guerra, celebra su quincuagésimo cumpleaños.

Estamos de fiesta, aunque en realidad nos tendríamos que entristecer porque todavía haya que usarlo.

paz1.jpg

Raquel Hernandez ha interpretado la verdadera historia del círculo y las tres rayas. No se trata de una cruz invertida ni de la imagen de la paloma de la paz o la huella que ésta deja; tampoco es un puñal contra la barbarie, como muchos dijeron.

Su autor, Gerald Holtom, un diseñador británico ya fallecido, contó antes de morir que le encargaron un logo contra las armas nucleares y, sin proponérselo, le salió una metáfora universal contra la guerra. Tenía que poner imagen a la Campaña para el Desarme Nuclear (CDN) en su estudio de Londres un 21 de febrero de 1958, hoy hace 50 años.

En realidad se pintó a sí mismo como “la representación individual de la angustia, con las palmas de las manos extendidas y hacia fuera, como el personaje del cuadro de Goya en el pelotón de fusilamiento. Rubriqué el dibujo con una línea y lo rodeé con un círculo. Era una imagen ridícula y débil”. Eso pensó él.
Holtom nunca patentó su símbolo de libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: