La prisa y el titular

Estaba reservando esta información para una entrada posterior y para hablar en profundidad de los títulos, de la dificultad que conllevan y de la importancia que tienen. Y también de lo que consideramos ‘titular’, pues me he encontrado en algunas redacciones con compañeros que engloban en este término antítulo y subtítulo, con lo que conforman una unidad para mí extraña y que facilita la imprecisión.

Pero hoy me he levantado pensando que el ejemplo se iba a quedar viejo. Ya habrá otros para otras ocasiones.

La información a que me refiero es en realidad una carta (supongo que un correo electrónico) de Fernando Mas, subdirector de El Mundo, a Arcadi Espada. Habla precisamente de un título discutible y discutido del día anterior:

[foto de la noticia]

“Esta mañana he visto tu comentario de ayer. Me fui del periódico a mediodía y me ‘desconecté’ para descansar. En fin, nos conocemos poco, pero que sepas que entre mis múltiples defectos están el de polemizar sin fin y el de provocar, incluso defendiendo lo indefendible… aunque sea sólo por diversión, placer. Todo esto para decirte que me divierte mucho este pequeño análisis de texto en el que nos hemos metido. Hay ocasiones -el 99%- en que uno titula sin tener en cuenta esos matices. Buscas, apresurado, resolver. Tratas de responder de forma inmediata y automática a varias cuestiones que tienes ya interiorizadas: ¿Se entiende? ¿Es bueno? ¿Es claro? ¿Seduce? Y así podríamos continuar la lista. Si es así, adelante. El titular me salió casi del tirón (el cansancio empezaba a perturbar el entendimiento) y debatimos, incluso antes de lanzarlo, sobre la pertinencia o no del mismo. El titular puede ser gramaticalmente correcto, pero es obvio que no era bueno: no se entendía o al menos había gente, mucha, que no lo entendía. Toda mi obsesión, en un momento determinado de la mañana, era evitar la coma y el pero para que no hubiera interrupciones en la lectura de un título con el que pretendíamos resumir una noche en la que Obama se mantuvo en pie con fortaleza y Hillary logró sonreír tras conquistar los territorios más importantes. Por cierto, no estoy de acuerdo con ese lector que utiliza el ‘le’ para identificar a Clinton. Yo hubiera escrito: ‘El triunfo de Bill Clinton en los estados clave apenas lo distancia de Obama’… jajaja. Un abrazo. Fernando.”

Lo cierto es que Fernando había contestado ya defendiendo su posición (distancia es sustantivo y verbo) y el título se había cambiado en la web:

[foto de la noticia]

Moraleja:

Es malo intentar resolver apresuradamente, aunque el tiempo/cierre empuje. Mejor pensar, como dice Fernando Mas, en si se entiende el título, si es claro y si seduce.

Los viejos manuales aconsejan, incluso, dejar que lo vean y juzguen los compañeros. Algo que ha hecho Arcadi Espada y que, si no, harán después los lectores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: