Libros de estilo particulares y gramáticas generales

Se nos había pasado a todos, creo.

Víctor de la Serna envía a Arcadi Espada un recorte de la última edición (2007) del Libro de Estilo  de El Mundo para recordarle que en el periódico no gusta eso de “violencia de género”. Sus redactores han de utilizar “violencia doméstica”. Lo contrario que Público.

tacos.jpgEs evidente que la violencia doméstica sólo se ejerce en el hogar, por lo que no define todo el problema. Si se utiliza el término, la redacción no es precisa.

La RAE no acepta de momento ‘violencia de género’, aunque todo hace pensar que lo hará en breve. No obstante, los libros de estilo no deberían utilizarse como diccionarios, que para eso ya está la Academia. El periodista no es el ‘perro guardíán’ de la lengua, pero es indudable que ha de tener un compromiso con ella. Los libros de estilo -propios de cada medio- son herramientas diferentes que los diccionarios y los manuales de gramática -que han de ser iguales para todos los hablantes del idioma- (Martínez Albertos dixit. PDF).

Quizá sea el momento de proponer que vuelvan los editores a las redacciones. Hay mucho que corregir. 

He buscado una entrada del blog de Javier Ortiz sobre libros de estilo que, cuando la leí, me hizo pensar. Él tiene mucho que decir sobre este asunto:

“Como algunos de los lectores de estos Apuntes saben, fui uno de los miembros del equipo encargado de redactar el Libro de Estilo de El Mundo. En cierta ocasión confesé por escrito –y vuelvo a hacerlo– que hice cuanto estuvo en mi mano para que ese Libro de Estilo no se publicara, o se publicara lo más tarde posible. Y expliqué el porqué: según he comprobado a lo largo de mis ya muchos años de profesión periodística, para lo que más sirven esos libros –que podrían ser de mucha utilidad, en otras condiciones– es para que los grandes jefes echen broncas a los jefes intermedios, y éstos a los redactores de base. Los grandes jefes están exentos del cumplimiento de cualquier tipo de norma. Por definición. De todas las normas, incluidas las deontológicas. Y a fe que lo demuestran.”

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Estos días hay una fiebre repentina por los libros de estilo en los blogs que frecuento. Ya dije lo que pienso en su momento y he dejado algunos comentarios por ahí para reforzar la idea de que no me interesa si […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: