• "Señor Boot, soy un periodista de 250 dólares a la semana. Se me puede contratar por 50. Conozco los periódicos por delante y por detrás, de arriba abajo. Sé escribirlos, publicarlos, imprimirlos, empaquetarlos y venderlos. Puedo encargarme de las grandes noticias y de las pequeñas. Y, si no hay noticias, salgo a la calle y muerdo a un perro. Dejémoslo en 45." (Charles Tatum / K. Douglas en 'El gran carnaval', Billy Wilder)
  • Follow me on Twitter

    • RT @iescolar: Hola Luis. No nos conocemos personalmente. Pero te agradecería que no mintieras sobre @eldiarioes de forma tan flagrante. Abr… 17 hours ago
    • RT @EFEnoticias: Casi siete de cada diez consultas de pacientes crónicos programadas fueron canceladas como consecuencia de la pandemia de… 17 hours ago
    • RT @EFEnoticias: Diccionario inclusivo para el #Orgullo 2020. No solo para erradicar el uso de términos peyorativos como "maricón", "nen… 17 hours ago
    • RT @descifraguerra: 🇨🇵 La dimisión del gobierno francés estaba planificada de antemano. Un posible motivo de esta decisión es poder reorgan… 17 hours ago
    • RT @latule: Al listado de personas procedentes de terceros países (no UE, no Schengen) a las sí que se permite entrar: -residentes en la UE… 17 hours ago
  • Mi Del.icio.us

  • Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

    Únete a 29 seguidores más

  • Páginas

Un año sin Kapu, recuerdo para lectores verticales

kapuscinsky1.jpgUna buena pista para los que, quizá por falta de tiempo, están cambiando sus hábitos de lectura y abandonan el habitual ojeo vertical por un hojeo horizontal -o diagónal- más apresurado.

Este post no busca que se retracten, qué más quisiera. Sólo intenta que se lo piensen y, por unos momentos, vuelvan a las viejas costumbres (si no hay mucha prisa, claro):

‘La Cuarta’ de El País  publica ‘Kapuscinski contra la manipulación’, con lo que nos recuerda que hoy hace un año que Kapu ya no está entre nosotros.

Lectura vertical:

Entradilla: “El gran periodista polaco Ryszard Kapuscinski, de cuya muerte se cumple hoy un año, se planteó preguntas como ésta: ‘¿Sabemos a quién definirá la historia como terrorista y a quién como combatiente?”

Sumarios: “El rebelde es alguien que puede tener y esgrimir razones. El terrorista es un asesino sin más”
“Estaba horrorizado ante el washingtoniano “partido de la guerra”, como lo estaba ante Al Qaeda”
Lectura horizontal (aperitivo para una):

“Para muchos periodistas del mundo, Ryszard Kapuscinski era un maestro, una brújula, incluso un ídolo. Hoy, después de hacer muchos viajes y mantener muchas conversaciones, ya no estoy tan seguro de hasta qué punto se le conocía, hasta qué punto había calado su mensaje (o sus mensajes). Uno de mis interlocutores, que había colaborado con Kapu y que decía ‘idolatrarlo’, se indignó cuando lo califiqué como hombre de izquierdas. ‘¡Cómo, si era un demócrata!’, estalló.”

“Para muchos periodistas del mundo, Ryszard Kapuscinski era un maestro, una brújula, incluso un ídolo. Hoy, después de hacer muchos viajes y mantener muchas conversaciones, ya no estoy tan seguro de hasta qué punto se le conocía, hasta qué punto había calado su mensaje (o sus mensajes). Uno de mis interlocutores, que había colaborado con Kapu y que decía ‘idolatrarlo’, se indignó cuando lo califiqué como hombre de izquierdas. “¡Cómo, si era un demócrata!”, estalló.”

“Como testigo de la descolonización, Kapuscinski observó el ascenso al poder de no pocos líderes “terroristas”: Ahmed Ben Bella, Menájem Beguin, Anuar el Sadat, Jomo Kenyatta… Hoy nadie se atrevería a llamar ‘terroristas’ a estos líderes, que, ungidos por la historia, son héroes de sus respectivos países, culturas y épocas.”

“Es fácil mostrarse contrario a la violencia ‘en abstracto’. Sin embargo, cuando el poder extermina a grupos enteros de la población, las cosas se complican. Aquel que cree que nunca sería capaz de meterse en la piel de un ‘terrorista’ debería leer La muerte de un embajador, sobre la Guatemala de la época de la guerra fría. Aún con mayor contundencia que en otros reportajes, Kapuscinski se muestra en él como portavoz de un rincón olvidado del mundo donde se perpetró un crimen por encargo del ‘buen’ Occidente.”

“He escrito sobre Guatemala, que ha sido uno de los países más desgraciados de América Central, de toda América Latina (…). He explicado en qué contexto se produjo el asesinato del embajador, que en ese momento mantenía excelentes relaciones con el régimen. Un régimen atroz y dictatorial. Al tiempo que condenaba el asesinato en sí, expliqué en qué situación se había producido. Éste es un libro contra la manipulación de la opinión pública mundial por parte de nosotros, los periodistas”.

¿Cuáles son las diferencias entre el Cristo con un fusil de los años 60 y 70 y el Mahoma con un fusil de hoy? ¿Dónde buscar criterios delimitadores entre una lucha armada legítima -aunque nunca buena- y la atrocidad del terrorismo, el cual no es, ni mucho menos, tan sólo un arma de los débiles?

Pasen. Pasen y lean (en vertical, por favor).

También , “¿Reflejan los media la realidad del mundo? Nuevas censuras, sutiles manipulaciones”, un artículo suyo publicado en Le Monde Diplomatique en 1999. 

Una respuesta

  1. […] Ryszard Kapuscinski publicó un libro con el elocuente título de: “Los cínicos no valen para este oficio”. Naturalmente se refería a los periodistas pero ¿a cuántos profesionales correspondería un título tan expresivo? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: