David Weinberger sigue sorprendiendo

Dice el profesor David Weinberger, muy conocido en internet por ser coautor del Cluetrain Manifesto, en una entrevista que le hacen en Infonomía.com con motivo de su último libro:

“Con el tiempo, me he dado cuenta de que la solución al problema de la sobrecarga de información del que nos habían advertido a principios de los noventa es, curiosamente, generar más información con más metadatos.”

Epistemología de la economía de empresa al servicio de comunicadores atentos. Con ideas sorprendentes sobre el desorden digital y como los usuarios enriquecen la web 2.0, metadatos prácticos para el periodismo científico, las fuentes envenenadas de la red o el futuro del papel. Vídeo 5:20 m

Vía: Digitalismo.com

Anuncios

3 comentarios

  1. A ver, yo no soy periodistoide ni profesional de estos temas, pero me gustaría comentar tres cosillas.
    Una: este señor me parece muy inteligente y muy despierto, bastante sensato y especialmente diría que da en el clavo cuando habla de cómo debería ser la enseñanza en las escuelas, y la educación en general. (De todas formas me parece que los adolescentes ellos solitos -y los demás- ya nos estamos autoenseñando a funcionar de manera distinta a la hora de buscar información, que no es lo mismo que “aprender”, que poco a poco se están convirtiendo en conceptos sinónimos, y casi diría que son opuestos.)
    Dos: en lo único que no estoy de acuerdo es en que nos vamos a olvidar así: “¡zas!” del papel impreso, este experto quizá olvida algún DATO fundamental: una vez impresa la información en el papel (libro, folio, post-it) ésta, A) puede ser trasladable a cualquier sitio que el ser humano desee, independientemente de los medios que en ese lugar tenga a su alcance, B) una vez impreso, no hay medio para modificar o alterar lo escrito, de tal manera que si hay un texto que debe ser guardado y preservado en su “íntegra antigüedad” (imaginemos si el único medio para transmitir la Biblia o la Bhagavadgita en los últimos miles de años hubiera sido el digital…), y C) lo más importante: el medio impreso no requiere ningún tipo de fuente de energía para ser leído, ni aparato electrónico intermediario (por mini-lo-más que sea) para interpretarlo, descodificarlo o almacenarlo. Soy de los que miden el supuesto “progreso y desarrollo” en función de la desaparición de los intermediarios de cualquier tipo, color o condición, y no en el dow-jones o los “logros tecnológicos”. Por lo tanto, en un mundo hipotético de facultades paranormales, el verdadero avance “tecnológico” sería la telepatía (es un ejemplo metafórico… o no tanto). A más intermediarios, humanos o electrónicos, más dependencia (a pesar de que se nos oculte esto con la oferta diaria de miles de elecciones y decisiones que recrean un supuesto “libre albedrío” a nuestro alcance), y a menos independencia, menos libertad REAL, por tanto. Pero en fin: ni desapareció la radio al nacer la TV, ni el teatro al nacer el cine, ni las guitarras acústicas al nacer las eléctricas. Diría más, tengo muy comprobado que no se lee (ni mucho menos se corrige) un texto digital -en pantalla- de la misma manera que se hace sobre papel físico. A los expertos les tocará intelectualizar por qué.
    Y tres: me toca simplemente añadir que recomendaría a cualquiera dejar la puerta abierta a “más tipos de conocimiento”. Me explico: todas estas cosas del vídeo están muy bien, son mejoras, avances, “espabilaciones” dentro de una línea horizontal: la empírica, pero es posible que en el Universo (que no significa el visible, sino Todo) haya -y hay- más tipos de conocimiento, aparte del conocimiento empírico fenoménico (registrable). Según la tradicional filosofía Hindú hay tres grados de conocimiento, de los cuales, el empírico sería sólo el más bajo, para el cual sí es útil la ciencia como método. Hay vida más allá de los datos o metadatos… Pero eso es otra historia, y será contada en otra ocasión, que diría Michael Ende. Besines Félix.

  2. Encantado de encontrarte por aquí, Fito. Tu comentario merece una entrada por sí mismo. Sólo una cosa, Weinberger me parece muy sugerente. Despierta mi imaginación y me hace reflexionar sobre rincones de la (ciber)realidad que nunca había visitado. Sin más.
    Eliot hizo un famoso poema a los grados de conocimiento sin tener que irse hasta la India. Y también establecía pasos previos: información (adquisición de datos) y conocimiento (sistematización de estos datos para poder utilizarlos). Justo esa dicen que es la sociedad que estamos viviendo, de la información y el conocimiento. Como sabes, el tercer paso es el más difícil de dar. Sólo unos pocos privilegiados llegan a ser sabios.
    Como periodistas, nos dedicamos a transmitir información; como profesores, conocimiento. ¿Quién transmite la sabiduría? ¿Los filósofos?

  3. […] Me explico: ”la muerte de las distancias” me trae a la mente un planeta, además de plano, empequeñecido. Y los bloggers actúan en este escenario como modernos juglares que repiten el eco de noticias que han oído. Es el nuevo mester de las bitácoras. Pero ahora la tradición no se transmite en octosílabos, sino por bits, como me recordaba Fito Esteban el otro día en un comentario. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: