Las palabras las carga el enemigo

El lenguaje, como principal instrumento de trabajo, se convierte en una responsabilidad para el periodista. Y no vale la excusa de que “lo conozco desde pequeño y me comunico con él a cada momento”, como he oído más de una vez. O la de “a mí se me entiende perfectamente”, porque en ocasiones -muchas más de las que pensamos- la intención comunicativa no se corresponde con la percepción.

palabras.jpgNo es extraño que, ante un párrafo dudoso, el redactor le diga al corrector (cuando existe) o al redactor jefe: “Lo que quise decir es…” 

Si intentamos decir algo y no lo conseguimos, hemos fallado en la intención. Se ha desmoronado uno de los cimientos de la precisión.

Ocurren estas cosas por la dejación de un instrumento tan familiar como es el lenguaje. Y eso nos trae tantos problemas como el desconocimiento tecnológico, por mucho que esté en el aire esa preocupación como ‘mayor’. Y si no, véase el post anterior por dónde van las preocupaciones de las asociaciones de periodistas. Claro que, esto queda/debería quedar en manos de las facultades y de los planes de estudio, incluso de enseñanza básica. Las asociaciones tienen un punto de razón, pues pueden ayudar más en el campo de la alfabetización digital que en el de la alfabetización propiamente dicha.

No obstante, lo mismo que no creo que el periodista necesite conocimientos informáticos de geek, tampoco pienso que deba ser un filólogo profesional, pero casi. La lengua es una de las asignaturas primordiales y atraviesa en diagonal todos los planes de estudio de Comunicación. La obligación de cualquier profesional, sea del medio que sea, es conocer el funcionamiento interno de las palabras en profundidad; por lo menos con tanta habilidad como un buen carpintero conoce su martillo y todas sus posibilidades. 

Todo esto me ha venido porque la otra noche, un amigo me dio la cena con múltiples preguntas y observaciones-no-inocentes sobre entradas de este blog. Yo, en ese momento, sólo quería oxigenarme por lo que le invité a que dejara comentarios aquí; que prometía contestarlos con calma. Es evidente que no sirvió de nada. La conversación, con la complicidad de los demás comensales, siguió hacia donde él quería llevarla: a cómo utilizamos el lenguaje los periodistas cuando hablamos terrorismo en España y cómo lo hacemos cuando se trata de otros países. Conclusiones momentáneas:

  • Primera: hay vida más allá de internet. Se puede hablar sin una pantalla de por medio.
  • Segunda: me leen más de lo que creía, aunque sean amigos y para pincharme después.
  • Tercera: empieza a ser urgente que motive de algún modo los comentarios de este blog.

Sea como sea, esta mañana tenía en mi correo electrónico un pequeño ejercicio de parte de mi amigo. El juego consistía en reescribir un texto según las distintas opciones que me daba (en verde):

“Hoy en Judea y Samaria / en los territorios palestinos / en los territorios ocupados/en los territorios en disputa / en los territorios liberados, tres palestinos / inocentes / terroristas musulmanes fueron / eliminados preventivamente / brutalmente asesinados / muertos por el enemigo sionista / por las tropas de ocupación israelíes / por las fuerzas de defensa israelíes“.

A continuación una gran pregunta sin descanso:

 “¿No se puede definir al periodista y a su medio cuando utiliza ‘territorios cuestionados’ en lugar de ‘ocupados’ y si estos deben ser ‘devueltos’ o ‘cedidos’; si habla de ‘Israel’, de ‘entidad sionista’ o de ‘Palestina ocupada’; si para él los judios son ‘ultraortodoxos’ mientras que los palestinos son ‘fundamentalistas’…?”

El mesaje acababa con otras preguntas, las mismas que me hizo la otra noche durante la cena:

“¿Por qué en algunos medios Castro es un ‘dictador’ y lo expresan pero no lo son -o no lo dicen- Musharraf o el emir de Kuwait? ¿Por qué no hablas en tu blog de cómo manipulan los periodistas las palabras en la sección de internacional?”

Pues nada. Ya lo he hecho. Lo peor es que ocurra por desconocimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: