La noticia asociada, no clasificada

Hoy mismo el Financial Times ofrece a sus trabajadores reducir la jornada semanal a tres días (en inglés). Es una solución empresarial más de las muchas que se están ensayando por doquier y de las que voy dando cuenta en la medida de mis posibilidades. Me interesa mucho lo que ocurre con el papel y su negocio, pero me interesa aún más lo que está ocurriendo con la información en general, especialmente con la información gestionada por profesionales. Por eso suelo focalizar mi atención en noticias como la de que El País crea su propia aplicación par iPhone o los esfuerzos como los que hace el Washington Post con TimesSpace (en inglés). Los periodistas nos enfrentamos a nuevas rutinas y hay que estar atento.

Internet es, por ahora y con permiso de Youtube, sobre todo textual. No obstante, la dinámica de la tecnología propugna un inminente cambio. La lectura en pantalla se está haciendo paulatinamente más compleja. Ya tenemos experiencia en cambios comunicacionales en los medios: durante el pasado siglo, la aparición de la radio y el posterior desarrollo de la televisión no frenaron el crecimiento de un periodismo escrito brillante. La radio ha significado la llegada del sonido instantáneo a los lugares más remotos, incluso en condiciones extremas. La televisión ha llevado la imagen en movimiento a su culmen. Cada medio ha elaborado su propio lenguaje y ha buscado que el mensaje se adapte a su audiencia. La Red está en ello.

Es cierto que se suele aceptar que la segunda mitad del XIX marcó el desarrolló de la prensa y que la preponderancia mediática durante el siglo XX se lo reparten por mitades, primero la radio y después la televisión. Es de esperar ahora el desarrollo de un Internet multimediático.

Estoy pensando en Vanevar Bush cuando allá por 1945 escribió en el Atlantic Monthly su profético “Cómo podríamos pensar”.

 El ingeniero, como director de la Oficina para la Investigación y el Desarrollo científico del Gobierno de los Estados Unidos que era, dedica su pensamiento a unos científicos a los que intenta estimular para que hagan accesibles sus conocimientos. Pero su planteamiento es genial y, como suele ocurrir con todo lo genial, trasciende de su mensaje literal. El planteamiento de un pensamiento humano que funciona por asociación y no por clasificación nos abre multitud de posibilidades de trabajo para mejorar la oferta informativa en la Red.

Hasta ahora, como es lógico, estamos trasladando nuestros conocimientos de la profesión tal cual. Apenas se incorpora un hipertexto mínimamente razonado. Se ponen algunos enlaces simples en el artículo y, si se tiene, se embebe un vídeo y ya está. ¿Hemos comprendido la inmensidad de las posibilidades de la Red con ello? ¿Estamos haciendo ciberperiodismo?

Hasta los grandes medios con páginas exitosas y muy seguidas se dan cuenta de que lo que hacen no deja de ser algo así como los primeros ‘bustos parlantes’ que nos leían el telediario. El periodismo en internet tiene que desligarse de los lastres de la prensa, dejar que el papel encuentre su negocio y delimite tanto sus fuciones como sus lectores en una nueva era, que por supuesto los tiene. El buen periodismo escrito no va a desaparecer. No puede. Es una necesidad social.

Otra cosa es el periodismo en la Red, que debe desligarse de los lastres de las empresas editoriales. Su futuro, como el de cualquier adolescente, pasa por desligarse de la los lazos familiares. Sin renunciar a ellos; no es necesario.

Hemos vivido sin sobresaltos el proceso de irrupción de la imagen en los diarios, que se han aligerado y ‘arrevistado’ en todo el mundo. Los áridos bloques de texto se iluminan con la fotografía. Además de incorporar una función estética y de descanso visual al diseño del periódico, la imagen filtrada por el ojo del reportero gráfico ha incluido un importantísimo mensaje no verbal. Llega a los lectores y a sus emociones y refuerza lo escrito.

Esto ocurre porque en una era tan visual como la nuestra no hay que explicar los códigos para asegurar que el significado se comprenda. Ahora vamos a ver la llegada de nuevas propuestas informativas que se adapten a la propuesta de Vannevar Bush, es decir que ofrezcan la noticia asociada y no clasificada. Probablemente habrá que investigar nuevos códigos comprensibles tanto por los profesionales como por sus potenciales usuarios.

Los pioneros empiezan a trazar los nuevos senderos de informaciones útiles que, como anunciaba Bush, transcurren a través de la inmensa masa del archivo común de la humanidad. Y son muy activos.

TimeSpace el novedoso proyecto de investigación del Washington Post es un ejemplo de su labor. Trata de presentar las noticias en un marco de mapas en el que se puede ver  un contenido combinado de múltiples fuentes informativas. En esta experiencia de mash-up se muestra por un lado la información en el espacio, mediante el propio mapa, y en el tiempo, gracias a una línea de tiempo. La información más novedosa se une en una pantalla con la base de datos, la cartografía y el material multimedia disponible.

La historia de TimeSpace se generó en septiembre de 2005, hace ya tres años y medio, cuando WP ficha a Adrian Holovaty, un periodista-programador del que se ha hablado mucho por ser creador de Chicagocrime.org, un experimento de mush-up hiperlocar que informa sobre la criminalidad que se produce en distintos sitios de la ciudad. Utiliza una base de datos de la policía cruzada sobre una mapa de Google Maps. Así, de forma automática, ambas aplicaciones interactúan. El New York Times lo declaro una de las mejores ideas del año 2005 (inglés) y una gran aportación al Periodismo. Ahora se presenta TimeSpace como uno de esos nuevos senderos del periodismo.

Hay un problema: aunque se presuponga que los redactores están preparados para añadir nuevos géneros al periodismo digital -cuestión aún por demostrar y que será una guerra aparte-, a pesar de que jefes estén por la labor de renovación, el tiempo juega en contra. Los equipos son cada vez menores y la jornada laboral les apremia. Se precisa un esfuerzo empresarial importante para llevarlos a cabo, al menos de momento. Quizá en unos años la tecnología reduzca esta necesidad y facilite el desarrollo de estas nuevas formas de contar.

Muy interesante es observar que, al igual que al periodista se le exigen conocimientos tecnológicos adecuados a los tiempos, el proceso será parejo en todo el staff redaccional. Habrá que mirar con atención a los diseñadores. En la actualidad muchos de ellos ya atienden el fenómeno de la infografía como género adulto en la Red. Esto les exige conocimientos comunicacionales y redaccionales que el periodismo tradicional, muchas veces, les había perdonado.

Es uno de los puntos más interesantes de la verdadera convergencia redaccional, la que favorece que todos los miembros de un equipo conozcan los resortes de la comunicación, las herramientas multimediáticas y los usos periodísticos.

Pero el periodismo de mash-up también pone sobre de manifiesto que el proceso eternamente cambiante a que nos somete la tecnología va a transformar no sólo la narrativa periodística, sino también la concepción de los géneros.

Las razones para pedir que las redacciones digitales se desarrollen por sí mismas y sin interferencias del papel, que ya tiene sus propios problemas, son cada vez más consistentes.

 

Como complemento, aconsejo leer lo que Manuel Gago ha escrito sobe “Flash 2.0. Tecnología y cibermedios en la nueva web social” (PDF)

Entrevista con Adrian Hollovaty

About these ads

4 comentarios

  1. [...] cierra en El VW Motorola ZN300, sus primeras imágenes « ITS InfoComunicación – Tecn.. La noticia asociada, no clasificada « Cuarto y mitad Exámenes “con la calor y las moscas” « Alicante Alacant .. T10, un minicoche [...]

  2. [...] llegará verdaderamente una medida tan esencial para el funcionamiento democrático. Muchos de los experimentos periódisticos más interesantes que se están haciendo son posibles sólo en un escenario de Administración [...]

  3. HOLAZ

    SFRKJ EWIUS 9I7BRDCTXYGHHFYGFJEF

  4. I won’t infantilize you with all the necessary knowledge regarding cardiff jobs and fire drills equip employees with both theoretical knowledge and practical skills on emergency procedures and first aid methods. Moreover, your actions under such situations will have a letter on it to quickly catch fire. Maintain a habit of checking all of your structures. You can even set person cameras to detect motion while the other which uses gases.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27 seguidores

%d personas les gusta esto: